27 de mayo de 2017

LAS TIENDAS DE DESCUENTO GENERAN REVOLCÓN EN EL COMERCIO

La llegada de Ara, D1 y Justo & Bueno ha cambiado los hábitos de los consumidores y la estructura de proveedores industriales. Quiénes ganan y quiénes pierden en este nuevo escenario

Las cifras en materia de consumo no levantan cabeza en este comienzo de año. Un reporte de la compañía Kantar Worldpanel asegura que el gasto de los colombianos se redujo 7% entre diciembre y enero pasados, mientras que la frecuencia de compra de los hogares colombianos cayó, al pasar de 5% en diciembre del año pasado a 1% en este enero.

La nueva reforma tributaria, la evidente desaceleración de la economía, la incertidumbre por lo que ocurra en materia de empleo, las controversias en la política interna y hasta los escándalos de corrupción están haciendo mella en la confianza del consumidor, que lleva más de un año en terreno negativo y, según el ICC de Fedesarrollo, en febrero se ubicó en -24,9%.

A estos factores se suman el comportamiento de los precios que durante buena parte de 2016 estuvieron afectado por la devaluación, el paro camionero y hasta el Fenómeno de El Niño, provocando presiones inflacionarias e impactando el consumo.

Hace unos días el propio ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, cantó victoria al dar a conocer la inflación de marzo, que bajó de 5,15% el año pasado a 4,69% este. Al dirigirse “a los hogares colombianos” explicó que marzo “mostró que siguen bajando los precios, especialmente de los alimentos, productos como la carne de cerdo, pollo, hortalizas, legumbres y el arroz. Productos muy importantes para la canasta familiar bajaron de precio”.

En medio de este panorama marcado por la incertidumbre, un canal reporta un boom y muestra crecimientos exorbitantes en ventas y aumento en visitas: las tiendas de descuento duro o hard discount, que aparecieron en el país en 2010, cuando se creó D1 –hoy de propiedad mayoritaria del Grupo Santo Domingo– y se consolidó en 2013 con la apertura de las tiendas Ara, del grupo portugués Jerónimo Martins, y a partir de marzo de 2016 con Justo & Bueno –cadena creada por los antiguos fundadores de D1–.

De acuerdo con Kantar Worldpanel, este canal reportó una variación en compras de 9,5% entre agosto del año pasado y enero de 2017, que algunos analistas atribuyen al aumento de puntos de venta –unos 1.080 hasta la primera semana de abril–, pero también a la gran aceptación que ha tenido el formato.

Las tres cadenas que hacen parte de este modelo respondieron al cierre de 2016 por 7% de las ventas totales del comercio, cuando en 2013 apenas representaban 1%, según datos de la analista de mercados Nielsen.

Sus balances dan cuenta del crecimiento astronómico en 2016; vendieron más de $3,3 billones, lideradas por D1, con un aumento de 100%, tras alcanzar $2,2 billones; Ara, con $830.367 millones y un crecimiento de 111%, mientras Justo & Bueno, en nueve meses de operaciones llegó a $229.942 millones.

En términos de puntos de venta, D1 comenzó el mes de abril/17 con 600 tiendas, mientras que Justo & Bueno alcanzó 255 puntos y Ara se acerca a 230.

La aparición de este nuevo canal rompe todo paradigma al eliminar la intermediación, exhibir los productos de una manera menos sofisticada, recibir solo efectivo y cumplir con la promesa de transferir estos ahorros al precio final, manteniendo la buena calidad, lo que lleva al consumidor a tener la sensación de estar haciendo compras inteligentes, dicen en Kantar Worldpanel.

Para Camilo Herrera, presidente de la consultora Raddar, “el ecosistema de comercio en Colombia está cambiando; hay un nuevo comprador que busca el menor precio posible en categorías de consumo masivo, aprovechando que la calidad de las marcas de bajo precio es muy cercana a las de las marcas reconocidas”. A esto se suma el efecto de conveniencia que ofrece este nuevo canal, que se ha ubicado cerca de los consumidores que ahora pueden destinar menor tiempo para las compras, dice Herrera.

Con un modelo disruptivo que está transformando las reglas tradicionales del comercio que insistían en tener una exhibición llamativa, fuerte inversión en mercadeo, empaques vistosos y parqueaderos para asegurar las visitas de los clientes; ahora las tiendas de descuento están generando un remezón en materia empresarial.

El resultado de este revolcón es notorio. Por un lado, ha generado un boom del que son protagonistas las pequeñas y medianas compañías industriales que maquilan o producen marcas para este canal. Y, por el otro, está induciendo a bancos y grandes superficies a ajustar sus estrategias. El sector financiero, por ejemplo, planea ajustar sus condiciones para no desaprovechar esta oportunidad y ya algunas entidades financieras diseñan estrategias para no quedar por fuera de este canal –que solo recibe pagos en efectivo–. Esto podría implicar un cambio sustancial en la negociación de las comisiones.

Los otros canales de comercio tampoco se quedan quietos y buscan mantener su participación innovando con nuevos formatos físicos–incluso franquicias–, y con una fuerte apuesta en comercio digital, cuyos resultados comienzan a sorprender.

¿Cómo se está dando un desplazamiento de proveedores tradicionales? ¿Qué tanto está cambiando la manera en que compran los colombianos? Según la presidente de Acopi, Rosmery Quintero, desde que comenzó a hablarse de globalización se inició un proceso de recomposición de la estructura empresarial “y cada quien está buscando adaptarse al nuevo entorno global”. Eso sí, reconoce que la transformación ha ido mucho más rápida en los últimos años y en estos cambios las Pymes colombianas han sido protagonistas.

Andrés Simon, country manager de Kantar Worldpanel, asegura que “los canales de descuento han ganado espacio como opción de compra de los colombianos, en tanto que han contenido la caída de la canasta familiar. Si no fuera por este tipo de puntos de venta, la caída de la canasta sería de 2%”.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, coincide en que “es un hecho y una realidad que los hard discount han tenido unos crecimientos interesantes porque se han enfocado en ciertos productos en los que hoy tienen una presencia muy fuerte, con una altísima penetración de marcas propias, que permiten entregar productos a mejor precio porque no tienen inversión publicitaria”.

En este nuevo escenario surge un grupo de ganadores netos en el que se destacan las empresas industriales –de todo tamaño– que apostaron por aprovechar las oportunidades que ofrece este nuevo canal. Pero también se vislumbran perdedores, pues en un mercado con crecimientos conservadores, el espacio que ocupa un canal de comercio responde en buena medida al que ha perdido otro.

Quintero, de Acopi, asegura que las tiendas de descuento gozan hoy de la preferencia de las pequeñas y medianas empresas del país y en esto tres temas han sido fundamentales: por un lado, la menor intermediación, que abarata costos de transacción; una logística más sencilla y, finalmente, unas condiciones de pago que resultan en muchos casos más competitivas que las de las grandes superficies.

“La mayoría de Mipymes prefiere ahora hacer negocios con este tipo de clientes –de hard discount– porque reciben el pago de sus facturas entre 30 y 90 días, cuando en otros relacionamientos el plazo se extiende mucho más, lo que les afecta el flujo de caja”, asegura Quintero.

A esto se suma una logística bastante sencilla: los pedidos son enviados a través de correos electrónicos, cuando en otros canales implican costosos software; los despachos se realizan a centros de acopio en los que los proveedores no tienen que pagar por el proceso de cargue y descargue; y la exhibición es espartana, lo que implica que no incurren en costos adicionales de mercadeo o empaques. A esto se agrega que no tienen problemas por devolución de productos y que los pedidos “crecen y crecen cada mes”.

El director de la Cámara de Proveedores y Canales de Distribución de la Andi, Luis Fernando Aguirre, asegura que el nuevo canal ha aumentado también las oportunidades para todos los proveedores. “Si hablamos de 2015 y 2016, los proveedores de consumo masivo crecieron en Colombia, así mismo, todos los canales –unos más notoriamente que otros–”.

Además, el directivo cree que “los proveedores están enfocados en eficiencia e innovación. Está claro que el mercado nacional e internacional están exigiendo esto y hay total conciencia de que el protagonista es el shopper, muy informado y actualizado en tiempo real. Así que los movimientos de los proveedores están viniendo en este sentido”.

Por eso, aunque las Pymes han sido las primeras en aprovechar las nuevas oportunidades, otras empresas de gran tamaño participan en este nuevo canal porque han entendido la importancia de estar atentos a los cambios que exige el consumidor.

El presidente de una poderosa compañía de alimentos, que prefirió mantener su nombre en reserva, le dijo a Dinero “si bien en un inicio el mercado observó con duda la aparición de estos formatos, porque no era clara su efectividad y sostenibilidad, hoy es una realidad y creo que llegó para quedarse y aumentar su participación en el mercado”.

Sin embargo, el desafío de cambio en el modelo que han planteado estas cadenas nuevas “han puesto a prueba las estrategias en el mercado y nos han invitado a revisar de manera constante las nuestras, particularmente en temas de precios, presentación, competitividad y garantía de suministro a tiempo”.

El nuevo pulso
En este nuevo escenario de consumo, las Pymes son ganadoras, pues cada vez tienen más espacio en los puntos de exhibición de las cadenas de descuento, que privilegian el precio y la calidad del producto por encima del mercadeo, empaques o marca comercial. Muchas Pymes han tenido sus mayores crecimientos y desarrollos en los últimos cinco años de la mano de D1, Justo & Bueno y Ara.

Una de ellas es Lonchiseda, una compañía creada en 2003 por tres hermanas cuyos padres y abuelos tuvieron negocios de panadería que tenían en los palitos de queso uno de sus productos más demandados. La idea inicial era darle un enfoque más industrial al producto, asegura Paula Alejandra Gil, gerente de Lonchiseda, quien recuerda que sus primeros productos se vendían en panaderías, minimercados, supermercados regionales y tiendas de barrio.

Hace cerca de siete años ingresaron como proveedores de D1, cuando su operación era eminentemente manual y en una planta de 250 metros. Hoy tienen una planta totalmente tecnificada, que emplea a 115 personas y opera desde uno de los parques empresariales de Guarne (Antioquia), con crecimientos anuales en ventas que superan 150% en los últimos años; este año prevé crecer cerca de 200%.

Su portafolio de productos se ha ampliado a otros que incluyen pizzas refrigeradas, panzerotis, lasañas y empanadas. En clientes han diversificado, al punto que hoy están presentes además de D1 en Justo & Bueno, Almacenes Éxito, Olímpica; en cadenas regionales como Euro, Colanta y Las Vaquitas y avanza en negociaciones con Ara.

Otra compañía de alimentos que ha tenido un desarrollo acelerado es La Reina. Sebastián Escobar, su gerente, explica que esta es una empresa familiar con 60 años en el mercado y especializada en la producción de snacks, como papas fritas, rosquitas y platanitos, que tradicionalmente se han vendido en cadenas como Éxito y Jumbo.

Hace cuatro años comenzó a fabricar algunos de sus productos bajo la marca Kythos, de D1, luego se convirtió en proveedor de PriceSmart y desde el año pasado está en Justo & Bueno. Para Escobar, la participación en cadenas de descuento ha sido clave para ampliar producción y ventas, pero la meta de su compañía es posicionar también sus marcas. Este empresario cree que mantener una buena calidad del producto manejando buenas materias primas ha sido clave en el éxito de su negocio.

El crecimiento de la demanda generado por el nuevo canal tiene a su compañía acelerando los planes para iniciar la producción a tres turnos –actualmente están en un turno y medio– y a mediano plazo la meta es ampliar la planta de producción.

Las otras batallas
Además de librar una dura pelea en las góndolas por los consumidores colombianos, D1 y Justo & Bueno se enfrentan en escenarios judiciales por sus proveedores. El primer round se libró en el primer semestre de 2016, cuando la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se pronunció sobre las denuncias de Justo & Bueno contra algunas prácticas de su competidor, que al parecer estaría constriñendo a sus proveedores para evitar que le vendieran.


Aunque la SIC aprobó en agosto medidas cautelares a favor del denunciante , el proceso administrativo continúa. A finales de febrero pasado se conoció una demanda penal de Justo & Bueno contra un grupo de proveedores que al parecer estarían incurriendo en falsedad testimonial dentro del mismo proceso, cuya resolución podría tomar unos meses más. Mientras algunos prevén que esta batalla terminará en algún tipo de arreglo amistoso, los clientes esperan que las dos cadenas mantengan sus procesos de expansión de manera que puedan seguir manteniendo a raya los precios.

26 de mayo de 2017

POLITICAS DE TRUMP Y EL COMPORTAMIENTO DE LOS MERCADOS

Los temas del mercado nos llevan hacia el mundo político y específicamente a la esfera de influencia de Donald Trump, que ahora está viviendo el efecto de su cabo su iniciativa, el Congreso. Es que la efectividad de un presidente no se mide solo por sus discursos sino por su habilidad de lograr trabajar con el ente legislativo ya que de este depende en gran medida la implementación de las nuevas leyes e iniciativas. A este respecto, el presidente Donald Trump, debe tener todavía pesadillas con su intento de desmontar el Obama-care que fracasó el viernes 24 de marzo/17 y el impacto que esto está teniendo en su credibilidad en los mercados.

Primero que todo, mientras los inversionistas de renta fija veían con pánico la elección de Trump y vendían sus posiciones en bonos del tesoro haciendo aumentar el Yield hasta niveles de 2.6% para la referencia de 10 años, los de acciones estaban encantados con la promesa de desregulación y de reducción de impuestos corporativos, lo que llevó al Dow Jones a niveles nunca antes vistos por encima de 20.000.

Este comportamiento se ha mantenido en el mercado accionario casi de forma constante desde noviembre de 2016. Pero en términos del dólar el caso ha sido otro, viéndolo a través del comportamiento del índice de Bloomberg, que compara a la divisa americana contra 10 principales monedas del mundo. Este indicie ha caído a niveles de la fecha de elección de Trump corrigiendo durante 2017 la tendencia creciente de final del año anterior.

Algo interesante es que las divisas son activos muy líquidos y volátiles, además muy sensibles a los datos económicos y políticos de los países, es por eso que ya que hablan de la percepción de gobernabilidad de Trump. Se podría decir que son dos de sus grandes derrotas en términos de sus promesas de campaña, la primera a cargo de las cortes cuando el 16 de marzo se canceló la orden ejecutiva 13679 que vetaba la entrada a viajeros de 7 países del Medio Oriente y África, la cual duró en vigencia menos de dos meses. La segunda, estuvo a cargo de Congreso y es el fracaso a la hora desmontar el Obama-care, lo que deja en entredicho la efectividad que podrá tener en el cumplimiento de su agenda legislativa para este año.

Es importante tener en cuenta que el grafico nos muestra dos reacciones diferentes, y para aclarar ese punto es claro tener en cuenta que las compañías han experimentado buenas ganancias y los inversionistas todavía creen mucho en la capacidad del gobierno para realizar su anunciada reducción a los impuestos de las empresas. Mientras el resto del mundo parece haber reducido su expectativa en el presidente Trump, ya que no se puede legislar usando Twitter.

En resumidas cuentas, todo parece llevar a que el punto de inflexión en esta discusión será la propuesta de cambio en los impuestos, si Trump logra hacer que el Congreso la apruebe, es probable que el mercado solo se quede preguntando ¿Obama-que? y le perdone el incumplimiento de una de sus promesas de campaña, pero de no darse ese resultado, el principal castigo será de los inversionistas en acciones y veremos al Dow desplomarse.

¿Piensan que Trump podrá convencer al congreso?

¿Serán suficientes los datos de las compañías para mantener el Dow por encima de 20.000? 

25 de mayo de 2017

LA ESCASEZ DE AGUA AMENAZA A MEDIO MUNDO

Colombia es uno de los países que sufre de escasez económica de agua, pues aunque cuenta con este recurso tiene problemas para utilizarlo por costos de extracción o por contaminación. 36% de la población mundial vive en zonas de estrés hídrico.

Aunque existe la idea de que Colombia es una de las naciones con más recursos hídricos del planeta, lo cierto es que, según una publicación del Foro Económico Mundial, en realidad este país sufre de escasez económica de agua.

El documento La economía del agua cada vez será más importante divide las regiones del mundo en tres grupos: el primero es el de aquellas zonas con escasez física de agua; es decir, donde la demanda es mayor que el suministro del líquido vital. En el segundo grupo están los que tienen suficiente agua o muy poca escasez y en el tercer grupo los que sufren de escasez económica de agua –allí está Colombialo que supone que, aunque tienen disponibilidad, por alguna razón económica no les es posible utilizar plenamente las fuentes de agua (costos de extracción o agua contaminada, etc.) Además, no tienen suficiente infraestructura para potabilizar el agua.

Marc Fortuño, autor del documento y quien escribe para el Foro desde el Blog Salmón, señala que muchas regiones del mundo hoy están en lo que se denomina “estrés hídrico”, debido al crecimiento demográfico y económico, que implican un mayor consumo de agua potable y a su vez más contaminación de las fuentes de agua. Estima que actualmente 36% de la población mundial vive en zonas bajo “estrés hídrico”.

Aunque se podría pensar que el consumo doméstico es el principal factor de demanda y de contaminación del líquido vital, es en realidad el industrial el que utiliza más agua y el que más la ensucia. El escrito de Fortuño indica que la extracción de agua para riego representa 66% del total que se usa, el otro 34% lo utilizan hogares (10%), industria (20%) y evaporado de depósitos (4%).

En Colombia, el Estudio Nacional de Agua del Ideam, que es de 2015, evidencia que la demanda total asciende a 35.987 milímetros cúbicos, que equivale a llenar 28 veces el volumen del embalse de Betania, al tiempo que el sector de mayor demanda es el agrícola, con 46,6%, seguido del energético (21,5%), el pecuario (8,5%) y el doméstico con (8,2%).

En América Latina el problema es que menos de 20% de la población tiene acceso a sistemas de saneamiento adecuados, mientras que en Colombia, de acuerdo con el estudio del Ideam, la distribución del agua es desigual, pues en las áreas hidrográficas Magdalena-Cauca y Caribe, donde se encuentra 80% de la población y se produce 80% del PIB, está solo el 21% de la oferta total de agua superficial. Es decir, donde hay más agua disponible vive menos gente y viceversa. Un alerta ambiental cada día más preocupante.



24 de mayo de 2017

LA OPEP DETENIENDO LO QUE ES INEVITABLE

El petróleo es un mercado que se enfrenta este año con rigideces desde el punto de vista del acuerdo de la OPEP logrado el año anterior, pero la pregunta es si simplemente el acuerdo lo único que está logrando es aplazar lo inevitable. El precio al que se mantiene en este momento el petróleo es sostenido artificialmente por dos condiciones, la primera es que el acuerdo de la OPEP sea cumplido y la segunda que a este nuevo nivel de precios las empresas de Shale Oil se hagan rentables de nuevo y aumenten la oferta mundial bajando el precio.

El gráfico de oferta y demanda ilustra la idea básica y permite orientarnos un poco más de lo que la OPEP ha tratado de lograr a escala mundial.  El efecto en este caso inicia vía producción a partir de enero con la entrada en vigencia del acuerdo de la OPEP, lo cual reduce la cantidad en este ejemplo se ve como un desplazamiento de la curva de oferta (azul) a la derecha (verde). esta reducción en la oferta hace que el petróleo sea más escaso y por tanto más valioso por lo que se hace más costos y aumenta su precio.

¿Es la OPEP capaz de detener la fuerza de la oferta de petróleo en el mundo para mantener estables los precios? Si vemos la siguiente gráfica, que compara el comportamiento del precio del barril de petróleo de la referencia WTI con las variaciones en la producción en Estados Unidos, publicadas por el departamento de energía cada semana, se puede ver como una relación directa. Es decir, a medida que aumenta el precio aumenta la producción en Estados Unidos y esta tendencia es particularmente marcada desde diciembre de 2016 momento en el cual se firmaron los acuerdos de recorte de producción entre la OPEP y sus aliados.

¿Por qué es importante revisar esa relación? Porque Estados Unidos no hace parte de los mencionados acuerdos y un aumento en su producción podría dañar los planes de la OPEP para mantener altos los precios del petróleo. Otro factor que refuerza esta relación en precios y producción es que la técnica utilizada para la explotación en Estados Unidos, llamada fracking es mucho más costosa que la forma tradicional por lo que ha medida que aumentan los precios, estas compañías se hacen financieramente más viables que en escenarios de 30 usd/barril.

La OPEP está intentando lo imposible al tratar de detener las fuerzas de mercado, principalmente por dos razones, la primera, es que al aumentar los precios está incentivando a los demás países productores a aumentar sus niveles de producción y la segunda es que ha sido muy difícil para el bloque tomar una posición unificada en términos de producción, les tomó todo un año llegar a este acuerdo, por lo que no es tan seguro que llegado junio lo renueven. Así que el panorama no es muy alentador y todo apunta a un segundo semestre de 2017 ajustando petróleo a la baja.

¿Podrá la OPEP y sus aliados controlar la producción?

¿Estamos a la espera de una nueva caída en los precios? 

23 de mayo de 2017

POR QUE LAS EMPRESAS COLOMBIANAS NO MANEJAN BIEN EL TALENTO HUMANO?

Se tolera el mal desempeño, la antigüedad cuenta demasiado y la alta gerencia no se responsabiliza por los errores en el manejo de los recursos humanos.

Una buena gestión del talento implica promover y remunerar a los empleados según su desempeño y contribución al éxito de la empresa, ser muy selectivo en las contrataciones de nuevo personal y muy empeñado en retener a los mejores empleados. Muy pocas empresas colombianas sacan buenas notas en estas materias.

Para calificar la calidad de la gerencia, el World Management Survey ha diseñado un sistema de calificaciones basadas en entrevistas en profundidad que son hechas a los gerentes de planta de las empresas seleccionadas por estudiantes de los mejores programas internacionales de maestría en administración de empresas. Los estudiantes que hacen las entrevistas son nacionales del país donde operan las empresas.

En Colombia se han analizado 170 empresas de tamaño mediano para estándares internacionales (entre 50 y 5.000 empleados), representativas del sector manufacturero. Los resultados no son buenos. Estos son los principales pecados que cometen las empresas colombianas en el manejo de su personal:

Los empleados que no se desempeñan bien rara vez son reentrenados, asignados a otras posiciones en la compañía o despedidos si las acciones remediales no funcionan. En lugar de tomar medidas, estas decisiones se aplazan una y otra vez. Apenas 7% de las empresas colombianas obtienen calificación de 4 sobre 5 en este punto, ninguna saca 5. En cambio, en Estados Unidos la mitad de las empresas obtienen calificaciones de 4 o 5, pues toman las acciones necesarias para corregir en vez de tolerar el mal desempeño del personal.

Los ajustes salariales, bonificaciones y demás reconocimientos prácticamente no tienen en cuenta el desempeño individual. Apenas en 14 de las 170 empresas colombianas analizadas hay una clara relación entre el desempeño individual y los aumentos de salario y otras formas de remuneración.

Las promociones dependen ante todo de la antigüedad. Tan solo 11% de las empresas colombianas identifican, desarrollan y promueven en forma proactiva a sus mejores trabajadores. En cambio, en Estados Unidos casi una tercera parte de las empresas obtiene calificación de 4 o 5 en esta materia.

Los gerentes no cuentan con un buen menú de razones y contraofertas para retener a su personal más talentoso. Los mejores trabajadores se van cuando reciben una oferta de la competencia. Solo 3% de las empresas colombianas hacen lo que sea necesario para impedir la pérdida de sus grandes talentos. En cambio, en Estados Unidos tres de cada 10 empresas tienen una estrategia clara para enfrentar estas situaciones y dos de cada 10 hacen lo que sea preciso en el forcejeo con los competidores.

La alta gerencia no es evaluada ni responsabilizada por su habilidad para atraer, retener y desarrollar el talento humano de la empresa. En Colombia solo dos empresas de las 170 estudiadas logran buena nota en esta materia, mientras que en Estados Unidos 19% de las empresas consiguen esa distinción.
Vea también: Las “tercerizadoras” de empleo

Colombia ocupa el puesto 29 en calidad de la gestión de personal entre 34 países de todas las regiones del mundo, superando solamente a algunos países africanos pobres, y por debajo de los otros cinco países latinoamericanos analizados. Por supuesto, el manejo del personal es apenas una de las dimensiones de calidad de la gerencia que determinan los resultados en productividad, ventas y ganancias. Sin embargo, cuando una empresa no sabe manejar su personal es muy probable que tenga serios problemas en otras áreas de la gerencia.

La baja calidad de la gerencia colombiana se refleja en la enorme brecha de
productividad entre Colombia y Estados Unidos, país que ocupa el mejor puesto. El análisis estadístico que han hecho Nicholas Bloom, John van Reneen y sus coautores del World Management Survey indica que la calidad de la gerencia explica entre una cuarta y una tercera parte de las brechas de productividad entre países y entre las empresas dentro de cada país.

En Colombia algunas normas laborales dificultan severamente el manejo de los recursos humanos: la ley exige la misma remuneración para una misma tarea y considera cualquier bonificación por desempeño individual como factor salarial, y por lo tanto sujeto a prestaciones y sobrecostos. Los tribunales laborales toman decisiones basadas en consideraciones tales como el derecho al trabajo o la protección del sustento familiar.

Pero no hay que engañarse: las empresas de propiedad extranjera tienen calificaciones sustancialmente mejores que las nacionales en todos los países analizados, lo que implica que las malas prácticas a menudo son resultado de la cultura y la tradición local, más que de las normas legales vigentes en cada país. El deficiente manejo del talento en las empresas colombianas es especialmente preocupante, dado el enorme déficit de personal con la formación que demandan las empresas.


21 de mayo de 2017

¿POR QUÉ CHINA CRECIÓ MÁS DE LO ESPERADO?

China creció un 6,9% en el primer trimestre del año, superando las expectativas, anunció este lunes la oficina de estadística, un signo más de la progresiva estabilización de la segunda economía mundial.

Las autoridades de Pekín tienen como objetivo pasar de un modelo económico dependiente de la inversión a otro basado en el consumo pero la transición está siendo más compleja de lo esperado.

En el conjunto de 2016, el Producto Interior Bruto chino (PIB) creció un 6,7%, su ritmo más lento de los últimos 25 años.

"Por primera vez en los últimos años, China empieza el año con un PIB fuerte", dijo Raymond Yeung, del Australia & New Zealand Banking Group, en declaraciones a la agencia Bloomberg. "Gracias a la inversión fuerte y a la propiedad, la economía está teniendo buenos resultados", aseguró.

El dato de 6,9% publicado por la Oficina Nacional de Estadística representa la segunda mejora semestral del PIB desde los últimos tres meses de 2014.

La cifra también supera la media de 6,8% de crecimiento que auguraban los expertos consultados por la AFP.

"La economía nacional en el primer trimestre ha mantenido su impulso de desarrollo constante y robusto", dijo la oficina en un comunicado.

"Siguen emergiendo datos positivos y los grandes indicadores tuvieron mejores resultados de lo esperado", añadió.

Los datos publicados también muestran que la producción industrial creció un 7,6% interanual en marzo, superando las expectativas de 6,3% de la agencia Bloomberg.

Las ventas minoristas también mejoraron expectativas y alcanzaron un 10,9% interanual en marzo mientras la inversión en activos fijos en el primer trimestre aumentó un 9,2%.

Los datos también muestran buenos resultados en comercio exterior y en la actividad manufacturera, impulsada por un aumento de la producción y de la demanda.

Sin cambio de modelo
Según Brian Jackson, de IHS Global Insight, la mejora del crecimiento en el primer trimestre estuvo impulsada por los sectores de industria y la construcción. "El crecimiento de la minería, las manufacturas y las infraestructuras se aceleró" mientras se frenaron los servicios, apunta.

Sin embargo, Raymond Yeung y David Qu, de ANZ Research, advierten que el gasto en infraestructuras para acelerar el crecimiento demuestra que Pekín sigue aferrado a su "viejo" modelo económico.

Las autoridades "tienen tendencia a apoyarse en el desarrollo de infraestructuras para sostener el crecimiento", aseguran, y ponen como ejemplo el anuncio el mes pasado de la creación de una gran zona económica en la región relativamente remota de Xiong‘an.

La noticia de la creación de esta zona, que podría alcanzar hasta 2.000 kilómetros cuadrados, desató una ola de especulación inmobiliaria.

Desde el año pasado el crédito barato está impulsando el sector inmobiliario chino, atrayendo a ahorradores y especuladores. La consecuencia ha sido la subida de precios en grandes ciudades y la aceleración de la actividad manufacturera.

Sin embargo el crecimiento de la economía china podría no mantenerse en los próximos meses.

"Nuestros propios datos de la actividad económica apuntan a un arranque fuerte en 2017 aunque no esperamos que el crecimiento se mantenga", afirma Julian Evans-Pritchard, de Capital Economics.

"Con el fin de la aceleración del crecimiento del crédito, que ayudó a impulsar la reciente recuperación, creemos que la recuperación empezará a frenarse en breve", añade en una nota.


El propio gobierno chino redujo sus previsiones de crecimiento del PIB en 2017 a una cifra "entorno al 6,5%". Por su parte la media de los expertos consultados por la AFP augura un 6,6%.

19 de mayo de 2017

¿CÓMO FUE EL REFERÉNDUM DE TURQUÍA?

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, consiguió una victoria popular que le permitirá concentrar más poder que ningún otro político en la historia moderna del país.

Erdogan obtuvo la mayoría de los votos en un referendo celebrado en el que se sometieron a consulta los planes del mandatario para reformar la Constitución.

La votación planteaba a los turcos la opción de elegir entre un sistema de gobierno presidencialista y uno parlamentario, como es en la actualidad.

La mayoría escogió la primera alternativa, con cerca del 51,3% de los votos, frente al 48,7% que consiguió la campaña del "No", con el 99% de los sufragios contados.

La consulta popular se realizó nueve meses después del fallido intento de golpe de Estado contra Erdogan, en julio del año pasado.

Mientras los partidarios del oficialismo celebraban, los dos principales partidos de oposición denunciaron que hubo irregularidades masivas, mientras centenares de turcos protestaron en Estambul, uno de los focos del "No".

El Partido Republicano Popular (CHP), el principal de oposición, anunció que impugnará la elección.

El CHP exigió un recuento del 60% de los votos y denunció que los funcionarios electorales en todo el país aceptaron papeletas no selladas como válidas.

Quienes votaron a favor de las reformas constitucionales señalan que reemplazar el sistema parlamentario con uno presidencialista ayudará a modernizar el país.

Erdogan, por su parte, argumenta que los cambios harán de Turquía una nación más fuerte y contribuirán en la lucha contra militantes kurdos y el autodenominado Estado Islámico.

Pero sus críticos objetan que Turquía ha tomado un camino que conduce al totalitarismo.

En última instancia, el presidente gozará de facultades gubernamentales sin precedentes, que son vistas como un giro histórico en la época moderna de Turquía.

Desde su fundación en 1923, el país ha tenido un sistema de gobierno fundamentalmente parlamentario.

Poder casi absoluto
" Turquía ha tomado una decisión histórica", dijo tras la elección el presidente Erdogan en una conferencia de prensa en su residencia oficial de Estambul, el Palacio Huber.

"Con el pueblo, hemos realizado la reforma más importante de nuestra historia", añadió.

El sistema propuesto por el mandatario elimina el cargo de primer ministro, que él ejerció de 2003 a 2014, y concentra la jefatura de Estado y la de gobierno en el puesto que ostenta desde hace casi tres años: el de presidente.

Esto significa que el mandatario que podrá nombrar ministros del gabinete, uno o varios vicepresidentes, emitir decretos, elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento.

La reforma votada también fija fecha para las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias (el 3 de noviembre de 2019) y establece que el mandato del presidente será de cinco años por un máximo de dos periodos.

Lo que significa que Erdogan podría mantenerse en el poder hasta el 2029.

Además, el mandatario tendrá facultades para intervenir en el Poder Judicial, al que ha acusado de estar influido por Fethullah Gülen, el clérigo con sede en Pensilvania (EE.UU.) al que responsabiliza del fallido golpe de Estado en julio.

Erdogan dijo que los cambios eran necesarios para abordar los desafíos de seguridad de Turquía nueve meses después del levantamiento que intentó, sin éxito, derrocarlo.

El objetivo, afirmó, es evitar los frágiles gobiernos de coalición del pasado.

Pero sus detractores argumentan que se convertirá en un gobierno de un solo hombre, sin el sistema de contrapeso necesario para una verdadera democracia.

País polarizado
A pesar de la ventaja que consiguió el "Sí" el corto margen de diferencia en los resultados habla de un país polarizado.

Y en las tres ciudades más importantes, Ankara, Estambul y Esmirna, triunfó el "No". Lo mismo ocurrió en las zonas costeras de Turquía.

"Esta no ha sido la victoria rotunda que Erdogan quería, lo que pone dudas sobre su legitimidad", señaló Ankara, Mark Lowen.

"Se esperaba que esta votación pudiera aportar estabilidad a Turquía, pero eso todavía parece estar lejos", añadió.

Muchos turcos ya temen el aumento del autoritarismo en su país, donde decenas de miles de personas han sido arrestadas y al menos 100.000 removidas o suspendidas de sus empleos, desde la intentona de golpe de Estado.

Pero para Erdogan, las reformas constitucionales ayudarán a brindar mayor seguridad en el territorio, que en los últimos dos años ha sufrido 30 atentados que dejaron unos 500 muertos.

Sus seguidores resaltan, además, el progreso económico que ha visto el país durante su mandato, y los turcos más religiosos, tradicionalmente excluidos por la élite secular, se han sentido empoderados por el mandatario.

De hecho, una de las transformaciones más significativas de la época Erdogan tal vez sea que el lado más conservador y religioso de Turquía, que se sintió olvidado durante décadas, encontró a su paladín en al actual mandatario.

Y eso preocupa a los guardianes del secularismo turco, que vieron como Erdogan abolió en 2013 la prohibición de vestir velo islámico en las instituciones públicas y más recientemente impuso mayores restricciones para la venta de alcohol y la práctica de abortos.

Turquía es ahora una de las 20 mayores economías del mundo. Nuevas escuelas, hospitales, carreteras y otros gigantescos proyectos de infraestructura han transformado positivamente la vida de millones de turcos.

Sin embargo, el aumento en la inseguridad ha golpeado al sector turístico y la economía se está contrayendo por primera vez desde 2009.

Tensión con la Unión Europea
Durante su discurso de agradecimiento Erdogan sugirió convocar un nuevo referendo para restablecer la pena de muerte en el país.

De volver a instalarse, esto pondría fin a las negociaciones de Turquía para entrar en la Unión Europea.

La creciente inestabilidad del país es fuente de preocupación en la UE, con quien Turquía tiene fronteras marítimas y terrestres.

Erdogan discutió amargamente con los gobiernos europeos que prohibieron las manifestaciones de sus ministros en sus países durante la campaña del referéndum. Llamó a las prohibiciones "actos nazis".

La Unión Europea pidió a Erdogan que reconozca lo cerrado del resultado, así como las implicaciones de largo alcance de las enmiendas constitucionales.

¿Y qué pasará si se confirma el resultado oficial del referendo?

Muchos creen que la victoria permitirá a Erdogan ahondar en las transformaciones ya iniciadas bajo su mandato, lo que alejaría cada vez más a Turquía de la Europa secular para acercarla al religioso Medio Oriente.


Pero tampoco faltan quienes consideran que, una vez alcanzado su propósito, el mandatario podría recuperar el tono más conciliador de sus primeros años y buscar alianzas para salir de la crisis.