31 de diciembre de 2016

LOS SEIS PRINCIPIOS DEL LIDERAZGO MODERNO

Existen seis principios del liderazgo que deben aplicarse, independientes de que los líderes nazcan o se hagan:

1. Tener creencias firmes: “para ser un líder tienes que ser una persona de convicciones y saber qué representas. Debes entender cuál es tu misión y desarrollarla. Además, esas creencias fuertes debes comunicarlas a tus colaboradores”.

2. Optimismo: “para ser un líder tienes que ser un optimista, sin ser un tonto. Es importante recordar que se divierten más los optimistas que los pesimistas y eso redunda en que te vuelvas un imán para atraer a la gente”.

3. Valor: según Giuliani, el coraje en momentos difíciles es un aspecto que caracteriza a los buenos líderes. “Es necesario tener valor, pero no entendido como la ausencia de temor. No existe el ser humano que no tenga temor. Puedes manejar los temores y superarlos. Si tienes miedo a algo, identifícalo y prepárate para superarlo”.

4. Práctica constante: según el político, la práctica lleva al perfeccionamiento de las ideas y facilita los procesos. “Por ejemplo, vas a contestar mejor si ensayas las respuestas. Si anticipas todas las respuestas sólo será cuestión de decir lo que ya has ensayado”.

5. Trabajo en equipo: “entiende el valor del trabajo en equipo. El 11 de septiembre yo no hice nada, otras personas lo hicieron todo. Un líder tiene que entender eso. Además, debe rodearse de gente buena. ¿Cuáles son mis debilidades? ¿Qué es lo que no hago bien y quién puede mejorar esto? Si puedes entender e identificar esto, ya tienes una gran ganancia. No importa el tipo de negocio, necesitamos personas con diferentes talentos. Hay cosas en las que eres bueno y otras en las que no lo eres tanto”.

6. Comunicación: “para ser líder tienes que comunicar, ser capaz de transmitir tus ideas desde tu mente y tu corazón a las mentes y corazones de los otros. No puedes quedarte las cosas. Para eso hay que saber de lo estás hablando”.


Adicionalmente, se resalta la importancia de amar a las personas e interesarse por ellas. “¿Para qué quieres dirigirlas si no las quieres? Es necesario tener sentido del humor y disfrutar la compañía de tus colaboradores”.

29 de diciembre de 2016

FACEBOOK Y LOS HACKERS

Cientos de publicaciones engañosas circulan en redes sociales como Facebook a la espera de que algún usuario le dé clic para así dar inicio a una larga pesadilla, según advirtieron distintos expertos en el tercer Foro ESET de Seguridad Informática.

Este tipo de contenidos abundan en las redes sociales y se camuflan para confundir a las personas, quienes les dan clic a los enlaces y son redireccionados a nuevos portales en donde empiezan a perder dinero e información valiosa.

“Si bien se usan como medio de propagación (las redes sociales), los códigos maliciosos no están en Facebook o Twitter sino que llevan a enlaces externos. Y allí una vez que se infecta a la víctima, los ataques van hasta donde llegue la imaginación del atacante".

Así lo explicó en una entrevista en el marco del Tercer Foro ESET de Seguridad Informática el experto argentino, Matías Porolli, quien alertó sobre la masificación de este tipo de ataques en el mundo debido, en parte, al descuido de los usuarios.

Vale la pena aclarar que la mayoría de estas publicaciones, que redireccionan a las personas a nuevos portales o los inducen a descargar contenidos maliciosos, en la mayoría de los casos están ‘camufladas‘.

Es preciso señalar que hace solo unos días se difundió por WhastApp una cadena en la que se prometían pasajes de avión gratis a los usuarios supuestamente por la celebración del aniversario de una compañía, así como un mensaje malicioso con el cual los ciberdelincuentes invitaban a las personas a activar la funcionalidad de videollamadas de la misma aplicación a través de un enlace.

Todas estas eran campañas maliciosas enfocadas en el robo masivo de información, según se pudo establecer en el Laboratorio de seguridad informática de ESET, en Buenos Aires (Argentina).

Es así que un supuesto video viral o una llamativa promoción de una marca reconocida, puede ser en realidad un contenido malicioso con el cual se quiera afectar a los dispositivos de las personas.

Una de las metodologías más comunes, de acuerdo al especialista en seguridad informática Lucas Paus, es conducir a las víctimas desde su Facebook a portales externos de SMS Premium (mensajes pagos por servicios) con falsas promesas.

Los usuarios, motivados por el deseo de ganar un premio determinado, en la mayoría de los casos terminan ingresando su número telefónico sin leer y de esta forma empiezan a perder dinero.

De hecho, durante el foro los expertos explicaron que por cada  mensaje que se envía a los teléfonos celulares, las personas pierden al menos US$1 en promedio, de los cuales el 50% le pertenece a los hackers.

A primera vista podría considerarse que este no es un porcentaje importante, sin embargo, hay que tener en cuenta que centenares de personas son víctimas de este delito a diario, aumentando así las ganancias de los atacantes.

Además de esta metodología, los hackers camuflan los contenidos maliciosos para conducir a los usuarios a plataformas que se lucran por cada clic recibido en sus videos, imágenes, entre otros.

Este resulta ser un negocio redondo si se tiene en cuenta que por solo 1.000 visitas los delincuentes obtienen hasta US$8. Lo que ocurre es que en cada una de estas campañas maliciosas ha caído entre 5 y 10 millones de personas.

Precisamente uno de los factores de éxito de estas campañas es que se promueven por medio de las redes sociales y se valen del desconocimiento de los usuarios, quienes indirectamente contribuyen con la masificación de la amenaza al compartirlos.

En este sentido, Matías Porolli recomendó a los usuarios que han caído en una de estas trampas y se percatan que están publicando mensajes de forma involuntaria en redes sociales con contenidos maliciosos, cambiar la contraseña automáticamente por una muy segura.

Además de ello, sugirió activar el sistema de protección del computador inmediatamente y realizar un escaneo general para evitar otro tipo de propagaciones maliciosas como el ransomware.

Mientras que Lucas Paus invitó a las víctimas a alertar inmediatamente a sus contactos para que no sigan propagando este tipo de contenidos al darles clic, por lo cual será indispensable analizar las fuentes de los contenidos que publica en sus redes.


Este aspecto es fundamental ya que los usuarios no solo están en riesgo de perder dinero o contribuir al enriquecimiento de los delincuentes informáticos, también pueden ser víctimas de espionaje y extorsión de manera remota según se ha demostrado.

27 de diciembre de 2016

TRABAJADORES MAS FELICES HACEN EMPRESAS MÁS RENTABLES Y MAS EXITOSAS

No existen fórmulas para alcanzar la felicidad, sin embargo las empresas que no invierten en esta cultura pierden billones de dólares al año, revela Sunny Grosso, la Coach de la felicidad en el trabajo que visitó Colombia.

Cerca de dos décadas de estudios científicos señalan que la cultura de la felicidad en el trabajo se está convirtiendo en una de las mayores ventajas competitivas de las economías. Cada vez es más creciente la presión que la globalización ejerce en el sector empresarial para que se adopten nuevos paradigmas que favorezcan el bienestar de los trabajadores como una manera de incrementar la productividad y la rentabilidad.     

Más cuando en el trabajo la gente está reclamando por poder ser quien es, sin guardar apariencias, en otras palabras ser más auténticos y esto exige que el mundo laboral se ponga a tono con las nuevas tendencias que implican propiciar una cultura de felicidad  “Los empleados felices que trabajan con pasión y propósito se desempeñan en niveles consistentemente altos, multiplicando su efectividad  e incrementando los resultados del negocio”, así lo revela, la Coach de la felicidad en el trabajo, Sunny Grosso, quien estuvo de visita en Colombia invitada por la International Coach Federation Colombia para el X Encuentro Nacional de Coaching.

Esta mujer aprendió temprano en la vida que la felicidad no se trata de una fórmula, así que puso en marcha un plan de carrera colorido de entrenamientos de sake en California para capacitar equipos de trabajo de todo el mundo sobre la felicidad. Fue una de las primeras integrantes del equipo de trabajo de ‘Delivering Happiness’ y ahora es la directora de Coaching and Culture Chief.

En diálogo exclusivo con Dinero, la madrina de la cultura de la felicidad en el trabajo – como algunos la denominan -, sostiene que ¨las empresas con gente más feliz son innovadoras, trabajan más e incrementan sus ventas.  De hecho ser feliz es la llave maestra para que las personas sean más productivas en la sociedad”.

¿Qué la inspiro a ser la entrenadora de felicidad en el trabajo?
Me gradué de una universidad. Conseguí un trabajo, y sentía que había obtenido el éxito pero estaba rodeada de paredes grises y de rostros inexpresivos.  Mis compañeros de trabajo solo estaban contentos cuando llegaba el fin de semana. Sabía que esto no era para mí y me fui. Luego estuve trabajando en una revista y bueno hice otras cosas.  Luego empecé a correr sentía que estaba huyendo de algo, hasta que al fin un día un amigo me regalo un libro titulado “entregando la felicidad y entonces me di cuenta de que podía cambiar la experiencia en el trabajo, así comenzó todo.

¿La gente es feliz en el trabajo?

Se hizo una investigación y se encontró que el  87% de la fuerza laboral en el mundo se sienten miserables o infelices en el trabajoEn el trabajo no se habla de felicidad. No hay contacto o relación con las personas en cargos altos. El tema de vivir los valores no solamente tiene que ver con colgar un papel en la pared, sino con realmente apropiarlos y actuar en consonancia con los mismos. La cultura representa los cimientos de una empresa, determina las pautas para conseguir la homogenización, esto es imprescindible en la era de la globalización, así que mientras sea más homogénea en sus procesos, más  cerca estará de alcanzar el éxito.

¿Las empresas deben adaptarse a la cultura de la felicidad en el trabajo?
Diría que la felicidad va a importar más en el trabajo.  Así que las compañías tendrán que adaptarse al cambio, que es lo único presente en nuestras vidas.  Los millennials quieren pasión y propósito.  La gente cada día está saliendo del closet como meditadores profundos con deseos de encontrar aquello que los haga felices y esto tiene que ver con el propósito interno y los valores. Entonces cuando no existe una cultura de felicidad, la gente no adquiere un compromiso mayor con lo que hace. Va al trabajo, pero nada más.     

¿Por qué las empresas no invierten en una cultura de felicidad?
Las cosas están cambiando. Aunque todavía hay un camino por recorrer. Los empleados felices que trabajan con pasión y propósito se desempeñan en niveles consistentemente altos, multiplicando su efectividad  e incrementando los resultados del negocio. Por lo que es importante y es el llamado para que las empresas a nivel mundial, inviertan mucho más dinero a favor de crear una cultura de felicidad en el trabajo, ya que sus ganancias se multiplicarían.     

¿Usted habla de una cultura por defecto a que se refiere?
Es aquella cultura que se desarrolla por sí sola, en donde no se está pensando en comportamientos o en actitudes que sean la norma.  La mayoría de las empresas tienen una cultura por defectoEntonces de lo que hablamos es de transformar esos paradigmas.  El objetivo es inspirar a los empleados a estar intrínsecamente motivados. Las emociones determinan nuestra motivación en el trabajo. La felicidad determina cuán motivados estamos en el trabajo.  Si estás  inspirado haces tu mejor trabajo. Si nos sentimos bien, valorados y confiados entonces daremos lo mejor. 

¿Hay empresas felices?
Se ha identificado que cuando la gente trabaja en una organización donde se siente alineada con su propósito de vida es mucho más feliz y más productiva. Entonces empleados felices, crean consumidores felices y empresas felices.

¿Por qué la felicidad se ha convertido en un indicador de crecimiento económico a nivel global?
Ha cambiado la relación del trabajo con la vida: Hoy en día debido a la tecnología, el trabajo está en nuestras vidas todo el tiempo.  Antiguamente, una persona llegaba a un trabajo, cumplía un contrato, trabajaba y se iba a su casa.  Era  una persona en el trabajo y otra en el hogar. Era como hablar de dos personalidades, cuyo comportamiento humano se regía de acuerdo al lugar. Pero hoy, ya no existe esa separación.  El trabajo es la vida.  La gente está reclamando por poder ser quien es en el trabajo, en expresarse tal y como es, sin guardar apariencias y esto exige esa consonancia con los valores internos todo el tiempo.

En compañías donde se le da un papel preponderante a la cultura de la felicidad, la productividad es bastante dinámica. Entonces la diferencia se da en billones de dólares. En la medida en que existan empleados súper comprometidos con su trabajo el retorno de la inversión será considerablemente alto. Esto es proporcional a trabajadores  felices. La rotación de personal será más baja.  Cuando existe esta cultura, la gente quiere estar en la compañía.

¿Cómo se define la cultura de la felicidad en el trabajo?
Desde hace 18 años, la ciencia se ha volcado a estudiar la felicidad como un indicador de bienestar en el ser humano. Desde ese tiempo, se han identificado cinco elementos para medir una respuesta a un término de felicidad que sea sostenible en el tiempo y no inmediata.  Estos elementos tienen que ver con: el propósito,  la conexión, es decir  la  profundidad y cantidad de relaciones que hay alrededor de nuestra vida, el progreso, que está relacionado con las metas que tenemos, el camino que recorremos y el grado de satisfacción de que estamos llegando al lugar donde queremos llegar, también tiene que ver con quienes nos hemos convertido, el control y autonomía, entendido como la capacidad que tenemos para tomar nuestras propias decisiones y la autoconfianza en sí mismos.

En todo aquello juega un papel fundamental los valores que tenemos y si somos realmente un reflejo de esos valores y vivimos en consonancia con ellos.  Los valores y la alineación o coherencia con estos en la vida, es lo que realmente determina el grado de felicidad de los seres humanos. No obstante, en la medida que no se viva en consonancia con los valores es más difícil avanzar hacia la plenitud laboral y personal.  Cuando no se percibe ese sentido de progreso, hay desmotivación.    

¿Qué explica que a la gente le resulte difícil ser fiel a sus principios y valores internos?
Esto tiene que ver con tres categorías del comportamiento humano: la de corto plazo, relacionada con el placer, la del mediano plazo, con la  pasión y la del largo plazo y es en donde se necesita de un mayor compromiso y  dedicación, y es la conexión de las personas con su propósito interior. Desde pequeños nos están diciendo que tenemos que hacer, como lo tenemos que hacer y cómo tenemos que vivir nuestras vidas.  

Nos han entrenado desde que nacemos a que tenemos que hacer dinero, una carrera y todas esas otras cosas. Pero quizás la única manera de encontrar los propios valores, es desaprendiendo todos esos paradigmas que nos enseñaron para encontrar nuestro verdadero propósito. Esto se vuelve difícil en la medida en que seguirán apareciendo situaciones en la que no digan que debemos hacer.  La felicidad no es igual para todos, cada persona vive unos valores diferentes.   

¿Existe una fórmula para ser feliz?
No. Hay personas que tienen un carro bonito, una casa linda y muchos otros objetos materiales. Pero no son felices, ya que estas personas no están en consonancia con sus valores internos. Entonces todo tiene que ver con ser fieles a sí mismos y seguir nuestro propósito interno.  

¿Por qué la felicidad se ha convertido en un indicador de crecimiento económico en los países?
Ha cambiado la relación del trabajo con la vida: Hoy en día debido a la tecnología, el trabajo está en nuestras vidas todo el tiempo.  Antiguamente, una persona llegaba a un trabajo, cumplía un contrato, trabajaba y se iba a su casa.  Era  una persona en el trabajo y otra en el hogar. Era como hablar de dos personalidades, cuyo comportamiento humano se regía de acuerdo al lugar. Pero hoy, ya no existe esa separación. El trabajo es la vida. La gente está reclamando por poder ser quien es en el trabajo, en expresarse tal y como es, sin guardar apariencias y esto exige esa consonancia con los valores internos todo el tiempo.

En compañías donde se le da un papel preponderante a la cultura de la felicidad, la productividad es bastante dinámica. Entonces la diferencia se da en billones de dólares. En la medida en que existan empleados súper comprometidos con su trabajo el retorno de la inversión será considerablemente alto. Esto es proporcional a trabajadores felices. La rotación de personal será más baja. Cuando existe esta cultura, la gente quiere estar en la compañía.

¿Qué explica que la productividad en Colombia sea baja, pese a ser catalogado como una de las Naciones más felices?
El tema es cultural.  Hay gente que puede ser feliz por fuera del trabajo. Pero la idea es llevar esa felicidad al trabajo.  En algunos países y sectores empresariales todavía se mantiene una estructura jerárquica inflexible. Hay lugares donde se han transformado esos paradigmas y  la gente tiene más autonomía para expresarse y para aportar ideas al crecimiento corporativo.  

Es verdad, que se vive en Naciones democráticas, pero cuando se llega a las empresas nadie puede ser quien es. Así que cuando existan organizaciones más humanas, la productividad se elevará.

¿Qué es la felicidad?
Es vivir la vida con nuestro propósito interno y disfrutar de lo que hacemos. Nadie te puede hacer feliz.  Hay pequeños pasos y hábitos como la gratitud y la humildad que te llevan hacia ese camino. No se trata de ser felices todo el tiempo, eso sería raro ya que siempre habrá circunstancias complejas,  pero sí podemos escoger la manera como actuaremos frente a ellas.

¿Hay cifras que miden la  cultura de la felicidad laboral?

Algunas estudios realizados por Delivering Hapiness revelan que cuando las compañías adoptan una cultura de felicidad en el trabajo, hay un incremento  de un 300% más en innovación, un 44% más de alta retención de empleados, un 37% más de incremento en las ventas y en un 31% más se incrementa la productividad, entre otros aspectos a destacar.  

25 de diciembre de 2016

SUBWAY PODRÍA CERRAR 200 RESTAURANTES POR LA TRIBUTARIA

El traslado de las franquicias de régimen de IVA a impoconsumo que contempla la reforma tributaria propuesta por el Gobierno, causaría que cerca de 200 restaurantes perdieran su punto de equilibrio pues incrementaría sus gastos.

El agente de desarrollo de Subway en Colombia, Mateo Lisocki, advirtió que la propuesta de la reforma tributaria de pasar a las franquicias del régimen de IVA al de impoconsumo generaría pérdidas para los restaurantes, llevando a 200 puntos por debajo de su punto de equilibrio y por lo tanto los obligaría a cerrar.

Lisocki explicó que, por el momento, el régimen de IVA les permite a los restaurantes en franquicia cruzar cada mes el IVA que recaudan con los pagos que realizan por el mismo impuesto y por lo tanto se reduce el pago que deben realizar bajo dicho concepto. Con el impoconsumo, el IVA que pagan no se podría descontar de los impuestos que paguen a la Dian y tendrían que asumirse como gastos.

De acuerdo con los cálculos de Subway, el impoconsumo aumentaría los costos de operación de cada restaurante en 13% y el Ebitda de los mismos caería en cerca de cinco puntos. Esto generaría que cerca de 200 de los 383 puntos que tiene la franquicia en el país perdieran su punto de equilibrio y se vieran obligados a cerrar.

Además, se suspendería la apertura de cerca de 60 puntos Subway anuales, que representan la creación de 700 empleos directos en el mismo periodo.

Lisocki agregó que aunque les preocupa que el aumento de tres puntos en el IVA disminuya su demanda y traslade un gran número de sus consumidores al sector informal de la venta de alimentos, no pedirán que se disminuya o elimine dicha propuesta pues saben que el Gobierno requiere aumentar su recaudo.

Otro punto que les preocupa a las franquicias es el impuesto a las bebidas azucaradas, que podría tener un efecto similar al del IVA. En este punto, los ponentes de la reforma tributaria llegaron a un consenso con el Gobierno para eliminar dicha propuesta pero el acuerdo podría no incluirse en la ponencia que se radique en el Congreso para iniciar los debates.


Juan Carlos Trujillo, presidente de la Junta Directiva de Acodrés, había pedido al Gobierno con anterioridad que analice una gradualidad del IVA en especial del arriendo de los predios para los bares y restaurantes.

24 de diciembre de 2016

COLOMBIA FUE ELEGIDO COMO EL PAÍS POR EL DIARIO THE ECONOMIST



La prestigiosa revista británica se decidió por la paloma de la paz a la hora de escoger a la nación que más avances logró durante 2016.

Por el "logro colosal" de alcanzar la paz en 2016, Colombia es el país del año para el prestigioso semanario británico The Economist.

La publicación exalta que el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC se sentaron de nuevo para resolver algunas objeciones al acuerdo original después de que los votantes lo rechazaron por un estrecho margen en el plebiscito del 2 de octubre, debido a que "los líderes de las FARC no fueron castigados con bastante severidad", y que el nuevo acuerdo ya avanza en el Congreso.

"Hubiera sido preferible celebrar otro referendo", valora The Economist. "Pero si los votantes quieren arriesgarse a volver a la guerra, pueden votar en 2018 por un candidato presidencial que prometa penas más severas para los jefes de las FARC. Mientras tanto, los rebeldes están listos para entregar sus armas".

Añade que, como ocurre con la mayoría de las negociaciones para acabar con un conflicto armado, el acuerdo de paz colombiano es incompleto e implica ceder en temas espinosos, pero "la alternativa es peor. Colombia es un digno ganador".

"En un momento dado, el país estaba a punto de convertirse en un estado fallido, algo que ahora es inconcebible", sentencia The Economist en el breve editorial en que explica su decisión. El texto hace un rápido recuento de los crímenes de las FARC, como el secuestro, el narcotráfico y la extorsión, así como de los excesos de las fuerzas gubernamentales, incluidos los llamados ‘falsos positivos’. "La pesadilla terminó en 2016 (toquemos madera)".

Mientras la mayoría de las publicaciones dedican ediciones especiales al personaje del año, The Economist optó desde 2013 por elegir a un país. En ese año escogió al pequeño Uruguay por sus reformas innovadoras, como la legalización del matrimonio gay y la marihuana. Túnez fue el elegido en 2014 gracias a su nueva constitución, y Myanmar en 2015 tras superar años de aislamiento y dictadura militar.


Por encima de ser un país próspero o pacífico, el reconocimiento privilegia a una nación que haya mostrado avances significativos en el año. Los contendientes de 2016, explica el semanario británico, incluyeron a Islandia, que lideró el crecimiento económico, o Canadá, que se ha mantenido como una democracia liberal y abierta a la inmigración a pesar de los embates del populismo en otros países desarrollados, como su vecino norteamericano. Gracias a que la paloma de la paz alzó vuelo, Colombia los superó.

23 de diciembre de 2016

TRUMP ES UN TERREMOTO PARA LA ECONOMÍA MEXICANA


Las propuestas de campaña de Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos, comenzaron a tener efectos apenas se declaró su victoria. En el plano económico, entre sus propuestas principales, Trump prometió renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), incautar las remesas derivadas de sueldos ilegales, deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados y construir un muro fronterizo, todas medidas que afectan directamente a México.

No en vano la noche de la elección el dólar llegó a cotizarse en 20,74 pesos mexicanos, con una pérdida del 13,21 por ciento frente al precio de 18,32 registrado por Reuters antes de que Trump ganara la presidencia. Estados Unidos es el principal mercado de las exportaciones mexicanas con un intercambio aproximado de 350 mil millones de dólares anuales. Según los expertos, las propuestas de Trump aislarían la economía estadounidense y afectarían los tratados comerciales a un nivel que recuerda los peores momentos de las crisis económicas mexicanas como pasó con el Efecto Tequila en 1994, bajo la presidencia de Ernesto Zedillo, y en 2008 bajo el gobierno de Felipe Calderón.

Consultoras, como Capital Economics, han pronosticado que el cambio podría llegar hasta los 25 pesos mexicanos por dólar. Juan Carlos Moreno-Brid, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirma que sería un “choque muy fuerte” para una economía abierta como la de México, al punto de que podría bloquear las inversiones de otros países y afectar las exportaciones.

“Sería un terremoto porque el 80 por ciento de las exportaciones de México se dirigen a Estados Unidos”, explica Moreno-Brid. “Además, Trump ha jurado bloquear los proyectos de inversión en México y gravar con impuestos exportaciones como los automóviles. Eso va a afectar el cambio y muchas variables macroeconómicas”.

Isaac Katz, profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), dice que cualquier intento de derogar el TLCAN afectaría a más de 7 millones de empleos que dependen del tratado, así como la fabricación de muchos productos estadounidenses que cuentan con insumos manufacturados en México.

Según Katz, la incautación o la aplicación de impuestos a las remesas es una medida que no solo afectaría a México, sino a muchas economías centroamericanas y a los mexicanos más pobres.

Sin embargo, el economista no prevé una crisis tan aguda como las que ya se han vivido en México: “Las circunstancias son muy distintas a las de 1994 porque el tipo de cambio era fijo y el Banco de México había vendido todas sus reservas. Eso provocó que el dólar pasara de 4 a 8 pesos en tres días pero ahora el cambio es flexible y el gobierno no interviene”.

En todo caso el gobierno mexicano podría, en primera instancia, solicitar la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) para implementar planes de contingencia con el fin de ganar tiempo mientras se conocen las primeras decisiones económicas de Trump. Moreno-Brid no prevé el inicio de una espiral inflacionaria, pero asegura que la crisis podría empeorar los viejos problemas económicos que México no ha resuelto.

“Esto contribuye a agravar el lento crecimiento del país y provocará más ajustes en las finanzas públicas”, asegura el experto. “El gobierno debe implementar una estrategia que fortalezca su mercado interno y redistribuya el ingreso para no depender tanto de las exportaciones porque actualmente el comercio mundial está prácticamente estancado”.

El peso mexicano ha experimentado muchos altibajos relacionados con la campaña de Trump. De hecho el peso perdió el 10 por ciento de su valor frente al dólar durante el último año, por lo que las fluctuaciones del cambio han sido drásticas.

La victoria de Trump también sacudió los mercados financieros globales como pudo verse en la venta frenética de acciones en los mercados asiáticos.

Los inversores reaccionaron en tiempo real a los primeros resultados y eso se evidenció en el índice Dow Jones que registró una baja en los contratos de acciones a futuro de más del 3 por ciento.

“Los mercados de acciones de la región asiática se han vendido fuertemente porque los inversionistas se preocupan de que las políticas proteccionistas inicien una guerra comercial y aminoren el crecimiento”, dijo Shane Oliver, economista de la firma australiana AMP Capital.


Los precios del petróleo también cayeron en los mercados mundiales a niveles que recuerdan las cotizaciones luego del brexit, en junio. Los contratos de acciones a futuro del West Texas Intermediate (WTI) cayeron a un mínimo de 43,07 dólares por barril, un descenso de más del 4 por ciento desde su último cierre y su nivel más bajo desde septiembre. El crudo Brent bajó un 2,5 por ciento ubicándose a 44,87 dólares el barril.

21 de diciembre de 2016

LOS BLANCOS NACIONALISTAS CELEBRAN LA VICTORIA DE DONALD TRUMP



Durante años han vivido en los oscuros rincones de la web, ocultos tras imágenes de caricaturas, con tediosos discursos sobre la decadencia de la cultura blanca y seudónimos repulsivos. Pero tras la sorpresiva victoria electoral de Donald Trump cientos de sus partidarios extremistas se reunieron en la capital para proclamar su momento de dominio político, algo que muchos consideraban imposible.

En las entrañas del edificio Ronald Reagan y el Centro de Comercio Internacional, a tres cuadras de la Casa Blanca, miembros del movimiento de derecha alternativa que esperaban reunirse para realizar una autopsia y maquinar cómo lidiar con su lúgubre futuro en la administración de Clinton, celebraron el inesperado avance de las ideas del nacionalismo blanco y presentaron la victoria de Trump como una validación de su lucha por preservar la cultura blanca.

“Fue un despertar”, declaró Richard B. Spencer, quien dice haber acuñado el término “derecha alternativa” (extrema derecha), que en inglés se conoce como alt-right), en una reunión reciente. “Así luce un movimiento exitoso”.

El movimiento ha criticado a políticos de todas las facciones por promover la diversidad, la inmigración y lo que se percibe como políticamente correcto. Sus críticos afirman que es una versión rebautizada del Ku Klux Klan que promueve el antisemitismo, la violencia y la represión de las minorías.

Sus líderes intelectuales argumentan que solo pretenden cumplir su deseo de tener un “etnoestado” blanco donde nadie los moleste. Trump, con su discurso de promoción a la división en contra de inmigrantes y musulmanes, les dio la esperanza de que esos sueños se vuelvan realidad.

“Nunca pensé que llegaríamos a este punto, a nada parecido a la aceptación de la corriente principal o a tener influencia política”, comentó Matt Forney, de 28 años, originario de Chicago. “La cultura se está moviendo en mi dirección”.

Inspirado por el control de Trump en el Partido Republicano, Forney manifestó que espera ver a personas asociadas al movimiento nacionalista blanco postuladas como candidatos en las elecciones de 2018. Explicó que el aumento del populismo y el declive de lo que es políticamente correcto presentan una oportunidad excepcional.

Robert Taylor, de 29 años, describió la conferencia como una “fiesta de victoria”. Taylor era un libertario comprometido, según afirmó, e incluso trabajó en las campañas presidenciales de Ron Paul y se mudó a New Hampshire debido a un proyecto que organizaron personas con ideas similares. Si Hillary Clinton hubiera ganado las elecciones, aseveró, habría abogado por la secesión.

“Pensé que tenía las respuestas correctas y había leído los libros correctos”, agregó. “Escuché hablar del movimiento de extrema derecha y se encendió una chispa en mi interior”. Taylor opinó que con Trump, “tenemos espacio para recobrar el aliento; tenemos un poco de tiempo”.

Trump ha desmentido las insinuaciones de que tiene conexiones con el movimiento de extrema derecha. Pero sus opiniones en el tema de inmigración y su política exterior con el lema “Estados Unidos primero” han cautivado a los miembros del movimiento. Cuando designó como director de estrategia a Stephen K. Bannon, quien ha dicho que Breitbart News, el sitio web que dirigió por mucho tiempo, es una plataforma para el movimiento de extrema derecha, se reforzó la idea de que el futuro presidente está de su parte.

La aceptación de Trump entre los blancos nacionalistas se hizo patente en la conferencia anual de un grupo llamado el Instituto de Política Nacional. Los invitados compartieron bocadillos de piccata de pollo y evaluaron opciones para reorientar la demografía de Estados Unidos. Muchos de los asistentes, que en su mayoría eran hombres blancos, llevaban gorras rojas con el lema “Hagamos a Estados Unidos grandioso de nuevo”. Las camisetas con el rostro de Trump se vendieron rápidamente.

Aunque el entusiasmo dentro de la conferencia era evidente, la resistencia al movimiento se mantiene firme. El alza reciente en delitos raciales y reportes de abuso verbal y agresión física a minorías ha incrementado la presión sobre los grupos que promueven el racismo.

Muchos sitios no aceptan celebrar sus eventos y las cuentas de algunos de sus miembros en las redes sociales fueron suspendidas debido a los ataques crueles a periodistas judíos y críticos de Trump. Un gran grupo de manifestantes marchó alrededor del Edificio Ronald Reagan, que al ser un inmueble federal, no podía negarse a realizar la conferencia.

“Estas personas tienen derecho a la libertad de expresión, pero los valores que defienden no representan a Estados Unidos”, enfatizó Jon Pattee, de 48 años. “Yo los defino como el brazo elegante del movimiento supremacista-nacionalista blanco”.

Tampoco es probable que los republicanos que apoyan la corriente principal acepten las ideas más radicales del movimiento. “Deben crecer y empezar a desechar algunos de los elementos que causan más controversia”, expresó Erick Erickson, bloguero y comentarista conservador que ha criticado a Trump. “No creo que el Partido Republicano llegue a aceptarlos por completo”.

No obstante, los líderes de la extrema derecha anunciaron que planean aprovechar su reciente influencia y ejercer presión sobre Trump para que tome posiciones políticas más radicales, como una moratoria a la inmigración neta durante los siguientes 50 años. Spencer afirmó que se daría preferencia a los europeos blancos.

“A largo plazo, las personas como Bannon y Trump tendrán una actitud abierta ante la claridad de nuestras ideas”, señaló Jared Taylor, fundador de American Renaissance, una publicación nacionalista blanca.

Al igual que Trump, Spencer, quien se ha convertido en el rostro de la extrema derecha, se ha burlado de la OTAN calificándola como “burda e ineficaz”. Convocó a crear relaciones más amistosas con el presidente ruso Vladimir Putin y a deportar a los inmigrantes no autorizados, invitando a corear la consigna “Construye el muro”.

“Creo que colocar a la extrema derecha como vanguardia intelectual puede ser un buen complemento para Trump”, subrayó Spencer. “Podemos ser quienes estén al frente, para pensar en lo que él todavía no comprende”.

A pesar de que estas personas dicen que su intención es ser más activos en la política, no está claro cuál sería su reacción si se les alinea con los grupos de poder o qué harían si Trump comienza a moderar sus puntos de vista. Sus actividades dirigidas a los estadounidenses de raza negra durante los últimos meses de la campaña causaron enojo entre algunos de sus seguidores nacionalistas blancos, quienes se preguntaron si Trump no sería tan diferente después de todo.

“Es un momento fugaz de optimismo”, indicó Al Stankard, de 29 años, originario de Baltimore, quien usa el seudónimo “Haarlen Venison” en internet y estaba repartiendo su novela, Death to the World.

Stankard predijo que Trump podría decepcionar a los nacionalistas blancos tanto como el presidente Obama decepcionó a algunos de sus partidarios cuando no logró establecer una unidad racial en el país.


“Se trata de fantasías un tanto ilusas”, puntualizó Stankard.

19 de diciembre de 2016

LA ONU PREOCUPADA PORQUE TRUMP PUEDA SOCAVAR EL PACTO CLIMÁTICO


Marruecos — Los diplomáticos que asistieron a la conferencia anual de las Naciones Unidas sobre el calentamiento global expresaron el desasosiego que les provocó la elección de Donald Trump, quien afirmó que el cambio climático es un fraude y prometió retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París. Les preocupa que la presidencia de Trump pueda socavar toda una década de diplomacia en cambio climático.

Algunos piden represalias para forzar el cumplimiento por parte de Estados Unidos. Nicolás Sarkozy, expresidente de Francia, quien está de nuevo compitiendo para volver al poder en su país, sugirió imponer aranceles de carbono a las importaciones estadounidenses, con base en la cantidad de contaminación por dióxido de carbono emitida al producir distintos productos.

Salaheddine Mezouar, ministro de Asuntos Exteriores marroquí, quien preside la reunión de Marrakech, declaró: “De verdad queremos que Estados Unidos participe, naturalmente. Tiene un papel importantísimo, un gran peso”.

Los funcionarios de la administración de Barack Obama trataron de asegurar al mundo que, incluso si Trump se retracta en cuanto a las políticas federales de cambio climático en Estados Unidos, muchos estados así como el servicio eléctrico público ya comenzaron a invertir en el creciente mercado de energía limpia.

Desde la elección de Trump, el gobierno de Obama introdujo varias normativas de último minuto y se planea que haya más en las siguientes semanas.

“No puedes evitar que las olas lleguen a la playa”, afirmó Ernest J. Moniz, secretario de Energía, en una entrevista y dirigió un mensaje a sus contrapartes. “Vamos rumbo a una economía limpia. Este barco ya zarpó”.

Por su lado, ningún otro gobierno ha declarado que vaya a seguir a Estados Unidos en su salida del Acuerdo de París, en el cual más de 190 países se comprometen a diseñar planes para combatir el cambio climático. Algunos diplomáticos destacados afirmaron que esperaban que el pacto continuara con o sin Estados Unidos.

“El acuerdo no depende de Estados Unidos”, aseguró Laurence Tubiana, enviada francesa para los asuntos de cambio climático, quien jugó un papel crucial en la negociación de este acuerdo. “Muchos países tienen motivos internos para querer reducir sus emisiones”.

Sin embargo, añadió: “Espero que el presidente Trump tenga en cuenta las leyes de física. El cambio climático no se detendrá, aunque él deje de implementar las normas”.

Hace un año en París, cientos de diplomáticos celebraron este nuevo acuerdo. El presidente Obama esperaba convertir a Estados Unidos en un líder en la lucha contra el cambio climático; por ello redactó la primera normativa estadounidense al respecto y fungió como intermediario central del Acuerdo de París.

La reunión cumbre tenía la intención de ser un seguimiento discreto para ajustar detalles sobre el cumplimiento del acuerdo. En cambio, la elección presidencial estadounidense fue el tema central y China, el agente que emite más gases de efecto invernadero en el mundo, está dispuesto a tomar el lugar de nuevo líder mundial de diplomacia en cambio climático.

“Es un nuevo orden mundial”, aseveró Erik Solheim, director del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. “El liderazgo en la política de cambio climático ahora se ha transferido a los países en desarrollo, entre ellos China”.

Un análisis reciente de las tendencias de emisiones de dióxido de carbono publicadas el lunes concluyó que las emisiones que calientan el planeta se han estabilizado durante los últimos tres años, sobre todo debido a una gran reducción en las emisiones de China.

“La gran historia es China durante los últimos diez años”, explicó Glen Peters, investigador principal en el Centro para la Investigación Internacional sobre Clima y Medio Ambiente en Oslo y coautor de este estudio, un análisis anual publicado en la revista Earth System Science Data. “Nadie esperaba que las emisiones de China crecieran tan rápido y nadie esperaba que las nivelaran y le pusieran un alto tan pronto.

Durante mucho tiempo, China resistió las presiones para que implementara planes que redujeran sus emisiones. Sin embargo, esto cambió después de 2014, cuando el presidente Xi Jinping presentó un plan que buscaba disminuir las emisiones del país para el 2030. El próximo año, Xi planea iniciar un programa nacional dirigido a obligar a los emisores industriales de gases de efecto invernadero a pagar un impuesto a la contaminación.

Zou Ji, subdirector general del Centro Nacional para la Estrategia contra el Cambio Climático de China y la Cooperación Internacional, el cual asesora al gobierno, afirmó que el Acuerdo de París podría sobrevivir a pesar de la elección de Trump.

El vacío en el liderazgo ofrece a Pekín “una manera de crecer su estatus, poder y liderazgo en el orden mundial”, observó Zou.

La delegación china decoró las paredes de su oficina con estandartes rojos, fotografías de la naturaleza e impresiones de citas en inglés sobre la protección del planeta.

En una de estas se lee: “Oleadas de sangre nueva a bordo, nos consagramos a los asuntos de la familia, la nación y el planeta, y escribimos capítulos de compromisos”.

Moniz intentó mantener cierta postura para Estados Unidos en el escenario diplomático.

“Hemos generado un gran impacto al desempeñar un papel importante en la innovación y hacer que el resto del mundo lo haga”, aseguró.

Después de las elecciones de Estados Unidos, algunos analistas de la política climática temían, en un inicio, que se repitiera el destino del primer tratado sobre cambio climático, el Protocolo de Kioto de 1997. En Kioto, Al Gore (en ese entonces vicepresidente) prometió que Estados Unidos, el mayor emisor de carbono en el mundo en esa época, implementaría una política ambiciosa para contrarrestar el cambio climático. Sin embargo, el presidente George W. Bush retiró al país del acuerdo, así que este no tuvo mucho impacto.

A diferencia del Protocolo de Kioto, el Acuerdo de París ya está legalmente en vigor, pues más de la mitad de los países del mundo lo han ratificado formalmente.

“No hay comparación con Kioto”, aclaró Mezouar. “Los países ya están legalmente vinculados con París. Se van a quedar”.

Sin embargo, aceptó que el dinero es una de las interrogantes centrales a futuro. Como secretaria de Estado, Hillary Clinton prometió al resto del mundo que los países ricos movilizarían 100 mil millones de dólares anuales para el 2020 para ayudar a los países pobres a adaptarse a la devastación del cambio climático. Sin la participación de Estados Unidos, “gran parte de la contribución financiera podría desvanecerse”, explicó Mezouar.

Otros afirman que el impacto del calentamiento global podría hacer que Trump cambie de opinión. Un estudio publicado esta semana de la Organización Meteorológica Mundial encontró que el 2016 está en camino de ser el año más caliente en la historia, incluso por arriba de los registros de 2014 y 2015.

“La elección de Trump, en un momento en que la acción climática finalmente ha adquirido un sitio crucial en la economía, ofrece a los republicanos la oportunidad de reconciliarse con la vida real”, opinó André Ferretti, coordinador del Observatorio Climático de Brasil. “En la vida real, seguimos batiendo récords de temperatura, y los desastres naturales afectan a demócratas y republicanos por igual”.

17 de diciembre de 2016

MÉXICO ESPERA LAS DECISIONES DE TRUMP



Estados Unidos eligió a un presidente que prometió construir un muro fronterizo y hacer que México lo pague, deportar a millones de migrantes y redactar de nuevo o acabar unilateralmente un tratado de comercio del que depende casi un tercio de los ingresos de México. En unas cuantas horas, también parecía estarse formando una tormenta económica, conforme el peso perdía valor con la mayor rapidez desde “el efecto tequila” que provocó la crisis de 1994.

El ascenso de Donald Trump a la presidencia podría convertirse en el mayor desafío de política exterior que ha enfrentado México en generaciones. Las acciones que Trump ha dicho que tomará, como imponer aranceles en un 35 por ciento más altos a los autos hechos en México, podrían empujar a este país de 120 millones de habitantes a la recesión. Deportar a millones más podría aumentar el desempleo y el crimen. Lo que es más: Trump podría cambiar la naturaleza de una relación que desde la Segunda Guerra Mundial ha sido pacífica y comercial, y la convertiría en una de abuso y conflicto.

Las palabras “quizá” y “podría” son claves. Desde las elecciones, los analistas han estado tratando de predecir lo que hará la presidencia de Trump en realidad y si de verdad será como dijo o no… lo que sea que eso signifique. De hecho, mucho de lo que ha dicho con respecto a México es sumamente ambiguo.

Trump ha ido de anunciar una “fuerza de deportación” en contra de todos los migrantes indocumentados, a hablar sobre un programa que devuelva a los criminales, lo que de hecho constituye la política actual. Ha insistido en un muro a lo largo de toda la frontera, pero recientemente habló de solo extender las bardas existentes y no ha ofrecido un plan realista para que México pague. Además, eso de reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte se presta a muchas interpretaciones.

Por supuesto, hay límites a lo que Trump puede hacer solo. El Congreso de Estados Unidos, los tribunales y las empresas tendrán mucho que decir acerca de estos asuntos, y bien podrían forzarlo a adoptar una postura más moderada.

Incluso si nada de esto sucede, queda la pregunta subyacente de si Trump continuará usando a México como saco de boxeo. Tal vez la postura de Trump solo llevará a una falsa guerra de palabras en lugar de a un verdadero conflicto diplomático o comercial. Quizá, sin embargo, sí cause un gran desastre. Mientras que molestar y castigar a México puede darle puntos a Trump, no solo causaría dolor al sur del río Bravo, sino que también resultaría en más problemas para Estados Unidos.

La idea de hacer que México pague el muro es una cuestión particularmente notable. No solo porque Estados Unidos maneja una economía diez veces más grande que la de México, sino porque hay un absurdo flagrante en forzar a otro país a que pague una construcción propia. Esta exigencia, que gritó en su campaña, parece que busca más humillar a México que realmente conseguir financiamiento. Esa bravuconería ayudó a que Trump ganara las elecciones, pero como meta real de política exterior podría no lograr nada y sí causar un profundo antagonismo.

México y Estados Unidos no siempre han estado en paz. Se enfrentaron reiteradamente durante el siglo XIX y principios del XX, y casi siempre perdió México. Las tropas estadounidenses ondearon su bandera en la Ciudad de México en la guerra entre ambos países, antes de firmar el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, con el que Estados Unidos se hizo de casi la mitad del territorio mexicano. En 1914, las tropas estadounidenses regresaron: bombardearon y ocuparon el puerto de Veracruz. El general Francisco Villa traspasó la frontera y llegó hasta Columbus, Nuevo México, en 1916, y en 1938 México expropió las empresas petroleras estadounidenses.

En 1969, el presidente Richard Nixon lanzó el Operativo Intercepción, mediante el cual cualquier vehículo que cruzara la frontera se perseguía, como una manera de presionar a México para que rociara veneno sobre los cultivos de mariguana y amapola. En 1985, unos policías mexicanos corruptos trabajaron junto con miembros de un cartel para secuestrar y matar al agente estadounidense de la Administración para el Control de Drogas Enrique Camarena.

Sin embargo, estas desavenencias nunca cambiaron la naturaleza esencial de la relación bilateral ni impidieron que el comercio entre las dos naciones creciera de manera constante hasta llegar a más de 500.000 millones de dólares el año pasado. Durante este tiempo, los dos países han coordinado muchas acciones, desde apoyo ante desastres (la Marina de México prestó su ayuda después del huracán Katrina) hasta compartir el agua del río.

En 2014, una cifra récord de niños sin compañía de El Salvador, Guatemala y Honduras llegó a la frontera sur de Estados Unidos, provocando lo que la Casa Blanca llamó una “situación humanitaria de emergencia”. El flujo solo menguó después de que México elevó sus propias detenciones de centroamericanos. Tras las fuertes críticas por parte de grupos de derechos humanos a estos arrestos masivos, México ha prometido que facilitará que los centroamericanos, muchos de los cuales vienen huyendo de la brutal violencia de las pandillas, obtengan asilo.

No obstante, tratar de forzar a México a pagar un muro en la frontera, o imponer aranceles que violentarían su economía, podría fracturar esta cooperación. México puede ser más pequeño que los Estados Unidos, pero aun así es una potencia económica y política. Si Trump presiona demasiado, México podría responder con aranceles que también dañarían a los exportadores estadounidenses. No encontraría ningún incentivo para reducir el flujo de migrantes y refugiados de otros países hacia Estados Unidos. Empujar a México hacia la recesión podría hacer que más gente busque ir al norte.


Por mucho que le guste abusar de México y de su gente, el presidente Trump haría bien en seguir otro rumbo.

15 de diciembre de 2016

CHINA TRATA DE OCUPAR EL PUESTO QUE DEJA LOS ESTADOS UNIDOS EN EL TPP


La segunda economía mundial liderará la construcción del Área Libre Comercio Asia-Pacífico, ante el anuncio de Donald Trump de abandonar el TTP.
China

China anunció que profundizará su TLC con Chile e impulsará la creación de una zona de libre comercio del Asia Pacífico, en momentos en que agoniza el acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) tras la decisión del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, de desahuciar el acuerdo.

En una visita a Santiago, al final de una gira que lo llevó también a Ecuador y Perú, el presidente de China, Xi Jinping, anunció que acordó con su par chilena Michelle Bachelet profundizar el Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente hace una década entre los dos países y llevar la relación bilateral a “una asociación estratégica integral”.

China es el primer socio comercial de Chile, mientras que la nación sudamericana es el tercer destino de las exportaciones chinas en América Latina.

“En aras de impulsar el desarrollo a largo plazo de los lazos bilaterales hemos decidido juntos elevar nuestras relaciones bilaterales a asociación estratégica y abrir una nueva página en los vínculos entre China y Chile”, dijo Xi en una declaración a la prensa tras sostener una reunión por cerca de una hora con Bachelet en el palacio presidencial de La Moneda.

“Tenemos una relación madura, estable, que crece y se fortalece día a día y esto es así en gran medida porque nuestro país es visto como un socio confiable en el contexto latinoamericano”, afirmó de su lado la presidente chilena al final del encuentro, tras el cual se firmaron 12 acuerdos de cooperación.

En el camino del libre comercio, Xi abogó también por “impulsar la construcción de la zona de libre comercio Asia Pacífico y construir una economía mundial abierta”, un día después de la promesa de Donald Trump de retirar a su país del TPP, un ambicioso acuerdo ya firmado que abarca el 40% de la economía mundial.

Pekín impulsa la creación de una Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por su sigla en inglés), que incluye a los 10 miembros de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) -Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Birmania, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam- y sus socios regionales: Japón, Corea del sur, Australia, Nueva Zelanda e India, además de la propia China.

Notoriamente excluye a Estados Unidos. En comparación con el TPP, el RCEP plantea derribar barreras tarifarias y no tarifarias pero exige menos reglamentaciones. Más temprano, el canciller chileno Heraldo Muñoz afirmó que el TPP avanzará con o sin Estados Unidos.

“Ya sea con Estados Unidos o sin Estados Unidos hay una voluntad de los países que conforman el TPP de avanzar. Si eso se da en el mismo marco del TPP está por verse”, comentó Muñoz en rueda de prensa.

En Chile, "vamos a continuar con nuestra apertura al mundo, con la integración con quienes estén dispuestos (...) y a desechar el proteccionismo, y en eso creemos que vamos a estar muy bien acompañados por muchos países", agregó el diplomático.


En su declaración en La Moneda, Xi afirmó que su país "está dispuesto a fortalecer el diálogo y cooperación con la Alianza del Pacífico", una zona de libre comercio que integran Chile, México, Perú y Colombia. 

13 de diciembre de 2016

EL CRECIMIENTO ECONÓMICO DE LOS ESTADOS UNIDOS AÚN NO ES AUTOSOSTENIBLE



Wilson Tovar, gerente de Investigaciones Económicas de Acciones y Valores, cree, de forma contraria a muchos analistas, que algunas variables son la ‘piedra en el zapato’ para una posible subida de tasas

“La economía de Estados Unidos ha demostrado que su mercado laboral está saludable, con una tasa de desempleo cerca de su nivel natural de 5 % y la generación de nuevos puestos de trabajo registra un promedio mensual de 200.000 vacantes. Además, la inflación está lejos de su objetivo de 2 por ciento. No obstante, la devaluación del yuan chino y los temores por una desaceleración económica mundial harían repensar la decisión de la Fed”.

Adicionalmente, Tovar y su equipo de analistas afirman que el crecimiento autosostenido por factores internos de la primera economía mundial no está demostrado.

“Todavía falta que la producción industrial registre mayores tasas de crecimiento y que la colocación del crédito siga repuntando. Muchos empresarios en Estados Unidos aún no mantienen buenas expectativas sobre la demanda de los hogares para el cierre del año. En todo caso, la Reserva Federal aún debe esperar la evolución de otros indicadores económicos”.

Recientemente, el banco inversor Goldman Sachs introdujo al mercado unas expectativas de precios de petróleo a 20 dólares. Y este escenario ‘apocalíptico’ no está lejos: algunas referencias de crudo, como el Western Canadian, se cotizan en 15 dólares.

En este caso hipotético, subir el costo del dinero global para Tovar “sería un error para la economía estadounidense causando un posible crecimiento negativo”.

NO ESTÁN PREPARADOS
Los recuerdos del alboroto que siguió a otros ciclos de ajustes de la FED siguen ahí: colapsos de fondos de cobertura, crisis de deuda emergente y cesaciones de pagos.

Algunas empresas han anticipado una era de mayores tasas de interés con medidas como una baja de sus gastos de capital.

Sin embargo, esto será de poca ayuda para reducir la carga financiera colectiva que se ha inflado durante años pese a que, según las leyes de la economía, la FED debía revertir su política tarde o temprano.

La deuda para financiar inversiones, crecimiento o solo consumo se ha disparado en casi todos lados, según una advertencia del Banco Internacional de Pagos.

El crédito en dólares de deudores no estadounidenses ha subido en un 50 por ciento desde 2008 a un récord de 9,6 billones de dólares.

Las economías en desarrollo suponen 3 billones de dólares, el doble que en 2008.

Otro informe de la consultara McKinsey de comienzos de este año calculó en 57 billones el aumento de la deuda total en el mundo desde 2007, con un alza de 17 puntos porcentuales en la relación entre deuda y producción económica anual.

En realidad es una verdadera 'papa caliente' la tarea que enfrenta la FED hoy y mañana.


De manera directa, su mensaje delineará el rumbo de la economía global.

11 de diciembre de 2016

LA FED TIENE QUE DEFINIRSE



La autoridad monetaria de EE. UU. decide si subir o no su tasa de intervención, en 0,25 % desde el 2008. Analistas dicen que emergentes como Colombia deben prepararse pues será inminente, ahora, o antes de finalizar el año, y eso significará la salida masiva de dólares y más riesgos devaluacionistas. Mercados mundiales 'tiemblan' por la reunión de la FED que ya dio inicio.

La FED tiene una 'papa hirviendo' entre sus manos. ¿Por qué?

Al parecer, el momento de pagar la factura se acerca para los mercados emergentes pues en algún momento de este año, incluso puede ser hoy o mañana, la Reserva Federal de Estados Unidos aumentará en miles de millones de dólares los costos financieros y muchas economías y empresas, al parecer, no están preparadas para lo inevitable.

Sin importar que el alza de tasas por parte de la máxima autoridad monetaria sea o no en el noveno mes del año, el impacto se sentirá en compañías y hogares que mantuvieron deudas baratas durante los casi siete años en que los tipos de interés se mantuvieron en niveles muy bajos y cercanos a cero.

La Reserva Federal (FED), liderada por Janet Yellen, se reune para tomar decisiones de cuándo empezará a endurecer su política monetaria.

Desde el colapso financiero y económico del primer mercado mundial en 2008, la FED llevó a cabo un programa de ‘sanación’ borrando la tasa de los fondos federales, que actúa como el interés básico para determinar el costo de crédito en el mundo.

Ahora esos años de ‘embriaguez’ con tasas de interés en niveles mínimos empiezan a encontrar su fin.

Los mercados mundiales esperan que ese ‘tsunami’ no solo afecte a Wall Street, sino a todo el mundo pues se cambiarán las reglas del juego económico a nivel mundial.

OPINIONES DIVIDIDAS

Las expectativas de los economistas sugieren que las subidas de tasas se darán pronto, mientras que los inversores piden una prórroga.

Los primeros saben, y reconocen que las metas impuestas por Yellen se cumplieron en el papel, pero los segundos no sabrían cómo reaccionar.

Sin embargo, ambos bandos saben que si no es en noviembre o en diciembre: no se puede seguir postergando lo impostergable.

El diario Wall Street Journal señala que el 46 % de los inversores cree que la Reserva Federal subirá los tipos esta semana, mientras que hace un mes el porcentaje que optaba por el alza era de 82 %.

Felipe Campos, gerente de estrategias de inversión de Alianza Valores, asegura que este es un ‘dilema’ que divide a ambos grupos: “Los economistas no están de acuerdo con los inversionistas y visceversa. Al revisar el mercado de futuros de tasa FED, las cifras revelan que el 70 % de los inversores no cree que haya subida de tasas este mes”.

El mismo ejercicio para el décimo mes del año muestra que las expectativas de los inversores funcionan como la probabilidad de sacar cara o sello con una moneda, mientras que para diciembre, un grueso de inversionistas, casi 65 %, esperaría con optimismo esa subida.

Por el contrario, en el mundo de los economistas la división de lo que debe hacer la Reserva Federal es por mitades.

“Los analistas de los mercados están ligados a los discursos que han dado recientemente los miembros de la Reserva Federal y a las condiciones impuestas al mercado laboral y al nivel de precios, que ya se cumplieron, mientras que los inversionistas argumentan que la debilidad en los mercados financieros persiste y que una decisión equivocada podría generar mayor volatilidad”, explicó el gerente de Alianza Valores.

TODO DEPENDE DEL TONO
Para Jalil Munir, economista jefe de Citibank y profesor universitario, la decisión que tome la FED tiene dos componentes importantes. El primero es la decisión de subir o no la tasa.

El segundo tiene en cuenta el mensaje que se transmita en el comunicado.

“No se puede pensar que existen únicamente dos escenarios: subir o mantener tasas. Tenemos cuatro mundos posibles y los mercados estarán atentos para interpretar y tomar decisiones. Pero todo se centra en el tono que lleve el comunicado”, analizó Munir.

Para el economista de Citibank, los escenarios posibles son:

1. Se mantienen las tasas y aún no es claro cuándo será la ‘movida’.

2. Se mantienen las tasas, pero se da un aviso para preparar el futuro.

3. Se suben las tasas pero será de modo ‘tranquilo’ y progresivo.

4. Se suben las tasas pero con un ajuste rápido y ‘agresivo’.

Particularmente, el equipo de especialistas económicos de Citibank espera una subida de tasas moderada acompañada de palabras ‘amigables’ hacia los mercados.

“Nuestro escenario no descarta una sobrerreacción ante un anuncio que contemple un incrementos. De cumplirse nuestro pronóstico, se verá una fuerte depreciación del peso y desvalorización de los títulos del tesoro”, puntualizó Jalil Munir.

Teniendo en cuenta que los 17 miembros de la Reserva Federal empiezan a coincidir en que el desempeño del mercado laboral es relativamente alentador, pues los indicadores ‘favoritos’ como los costos laborales y la creación de puestos han mostrado repuntes significativos, el proceso de normalización de la política monetaria estadounidense está más cerca que lejos.

“La finalización de los estímulos monetarios que se mantienen desde la crisis de 2008 debe verse con buenos ojos. En medio de la volatilidad que sentiremos en las jornadas posteriores, este suceso indica que la salud económica de nuestro principal socio comercial es buena, lo que se traduce en beneficios para nuestro sector industrial y exportador”, agregó.

El término ‘short-term pain, long-term gain’, que en ‘cristiano’ sería algo así como ‘dolor en el corto plazo, ganancia en el largo plazo’, ilustra lo que muchos expertos intentan transmitir en sus análisis.

Por su parte, Juana Téllez, economista jefe de BBVA Research Colombia, estima que el incremento será de 0,25 puntos porcentuales.

“Lo importante es el mensaje que nos transmitirá la Reserva Federal. Será un aviso de que es el momento de cambiar el rumbo de la política monetaria expansiva desde la crisis”, indicó Téllez.

Aunque la crisis bursátil de China y la posterior devaluación del yuan han mermado la posibilidad de una subida de tasas, las estimaciones de BBVA señalan que en el mundo existe un exceso monetario y por tal motivo un ajuste es necesario.


“Las consecuencias empezaremos a verlas gradualmente a nivel local. Posiblemente se presentará una salida de capitales del país que migrarán hacia los Estados Unidos buscando mejores niveles de rentabilidad. En 2016, el impacto sería más fuerte en nuestro escenario hipotético que contempla una subida adicional de 100 puntos básicos”, manifestó la economista jefe de BBVA.

9 de diciembre de 2016

CEMARGOS AUMENTÓ SU PARTICIPACIÓN EN EE. UU



Adquirió acciones de HeidelbergCement

La compañía adquiere activos en Estados Unidos por 660 millones de dólares. Su estrategia de internacionalización le generó buenos resultados.

Horas después de presentar sus resultados financieros del primer semestre y segundo trimestre del año, Cementos Argos anunció la firma de un acuerdo con la cementera estadounidense HeidelbergCement, a través de sus subsidiarias norteamericanas Lehigh Hanson Inc. y Essroc Corp., para adquirir una planta de producción de cemento en Martinsburg, West Virginia (Estados Unidos) y ocho terminales de cemento que atienden la operación en los estados cercanos por un valor total de 660 millones de dólares.

Esta adquisición, que aún está sujeta a la aprobación de las autoridades regulatorias correspondientes, va en línea con los buenos resultados financieros, en los que precisamente se destaca su internacionalización, estrategia con la cual la compañía alcanzó positivos rendimientos en utilidades, ebdita e ingresos.

La planta en la que adquirieron su participación cuenta con capacidad de producción de cemento de 2,2 millones de toneladas por año y utiliza tecnología moderna con base en un proceso de producción seco.

Con esta operación Argos incrementa en un 29% su capacidad de producción de cemento en Estados Unidos, llegando a 9,9 millones de toneladas.

Los recursos necesarios para llevar a cabo esta transacción provienen mayoritariamente de un crédito puente asegurado con J.P. Morgan, que a su vez, actuó como asesor financiero en esta transacción.

Argos estará desplegando en el corto plazo una estrategia de desinversiones con el fin de fondear esta adquisición y hacer la cancelación de este crédito.

“Esta adquisición es estratégica para Cementos Argos, representando un nuevo hito en nuestra historia de internacionalización y diversificación de mercados. La Planta Martinsburg, cuya operación es ya rentable, nos asegura el ingreso a nuevos mercados maduros y nos permite seguir mejorando la eficiencia en nuestras operaciones al potenciar sinergias administrativas, comerciales y logísticas” puntualizó Juan Esteban Calle, presidente de Cementos Argos.


Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios