27 de febrero de 2015

¿POR QUÉ ESTADOS UNIDOS SE HA CONVERTIDO EN UNA SUPERPOTENCIA PETROLERA?


En Dakota del Norte, un operario acciona el joystick de la torre de sondeo y hunde en la tierra la cabeza de acero de su perforadora. Alcanza la marca de 600 metros. Los motores rugen. Faltan otros 2500 para llegar a la formación Bakken. Una estructura rocosa que esconde 24.000 millones de barriles de petróleo.

La formación Bakken es una capa de solo 40 metros de grosor, pero que ocupa una superficie de más de 520.000 kilómetros cuadrados. Dentro de ella, yace la nueva fuente de riqueza estadounidense. «Para nosotros, el yacimiento Bakken es como un banco», dice la gente de Dakota. «El dinero está ahí abajo, solo hay que ir a sacarlo». Este banco ha enriquecido a muchos granjeros, que se han convertido en millonarios de un día para otro. Pero no solo se perfora en Dakota, también en Texas y Montana. Estados Unidos se ha convertido en una superpotencia petrolera en tan solo seis años. Está ya al nivel de la mismísima Arabia Saudí. Como primera consecuencia, el poder de los jeques y de su cártel particular, la OPEP, se tambalea. «Hay gobiernos al borde del shock», afirma Daniel Yergin, experto en temas petroleros. «Estamos en el comienzo de una nueva era en la historia del petróleo y de su precio».

Dan Sandaker, el operario de la perforadora de Dakota, lleva 15 años en este negocio. Su tarea consiste en abrir un agujero tras otro y dejar paso a los frackers. Ellos inyectan agua y sustancias químicas en los orificios para extraer así el petróleo atrapado en las rocas de las profundidades. Se desconoce el efecto que estas sustancias tienen sobre el medioambiente. Lo que importa ahora es que el fracking produce petróleo. Hace diez años, Estados Unidos solo extraía un par de miles de barriles diarios (un barril tiene 159 litros). Hoy son 1,1 millones de barriles. Y en un solo día. El petróleo americano ha provocado un exceso de oferta: hay más petróleo circulando del que se consume. La teoría del peak oil, que sostenía que ya se había alcanzado un máximo de producción y que a partir de ahí las cantidades extraídas irían siempre en retroceso, ha dejado de ser cierta.


LAS CONSECUENCIAS. Ese exceso de oferta está haciendo que países como Venezuela, Rusia o Irán estén perdiendo cantidades ingentes de dinero. En Europa, por el contrario, el bajo precio del petróleo lo que hace es estimular la economía. Evidentemente, en Dakota del Norte también están apareciendo damnificados. En verano, con el precio a 115 dólares el barril, todos los pozos del campo Bakken eran rentables. Pero ya no. «El precio no puede caer mucho más», dice Sandaker, el operario. «Si lo hace, muchos tendremos que cerrar». Pero es positivo: él cree que una crisis de pequeñas dimensiones no vendría mal. «Eliminaría a esa competencia que ha entrado en el sector con una financiación poco sólida». Los fuertes sobrevivirán y la economía de libre mercado también. Sandaker quiere creer que el precio del petróleo volverá a subir en un par de meses. De una forma o de otra, su país sale ganando. Los bajos precios de la energía están revitalizando la economía. El presidente Obama habla de una «reindustrialización» de Estados Unidos. El petróleo está haciendo que América sea más poderosa que nunca, también desde un punto de vista político. Un antiguo asesor del Pentágono, Edward Luttwark, lo resume así: «El bajo precio del petróleo está hundiendo a nuestros rivales sin que nosotros tengamos que hacer nada».

¿CUÁNTO DURARÁ EL PETRÓLEO BARATO?


Predecir el precio del petróleo es un ejercicio un poco fútil. Existen simplemente demasiadas variables en juego para hacer una estimación significativa.

Lo que sí sabemos es que, a pesar de un reciente incremento, el precio del crudo se desplomó casi en un 50% en los últimos seis meses tras el declive más prolongado en 20 años.

Y sabemos cuáles son las causas. El petróleo de esquisto de Estados Unidos y en menor medida la reanudación de las exportaciones libias aumentaron la oferta, mientras que las economías de China y Europa redujeron la demanda.

Si agregamos a esto que un dólar fuerte encarece el crudo, afectando aún más la demanda, tenemos todos los ingredientes para un colapso de los precios.

Pero lo que suceda de ahora en adelante es más difícil de desentrañar.

El actual auge del esquisto en EE.UU. no da señales de disminuir y existen dudas sobre la fortaleza de la economía global. Estos factores son dos buenos motivos para creer que los bajos precios del crudo continuarán por algún tiempo.

Las condiciones actuales son precisamente aquellas en las que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) solía intervenir reduciendo la producción para apuntalar los precios.

Pero en esta ocasión la OPEP no actuó. En una decisión histórica, la organización dijo a fines del año pasado que no sólo no intervendría para reducir su actual producción de 30 millones de barriles al día, sino que no tenía intenciones de hacerlo ni siquiera si el precio caía a US$20 por barril.

Y no se trató de palabras al viento. A pesar de una furiosa oposición por parte de Venezuela, Irán y Argelia, el "zar" de la OPEP, Arabia Saudita, simplemente se negó a rescatar a sus socios más vulnerables.

Muchos miembros de OPEP necesitan un precio de US$100 o más por barril para mantener el equilibrio fiscal en sus economías.

En USA los precios del crudo caen por los temores acerca de un exceso de oferta en Norteamérica.
Analistas dicen que los mercados siguen saturados, especialmente en Estados Unidos, donde los inventarios están en máximos récord. Se espera que los inventarios de crudo de Estados Unidos se incrementen hasta mayo.

Las principales refinerías de la costa este de Estados Unidos han sido afectadas por el tiempo frío, lo que hace subir los futuros del combustible para calefacción, por temor a una escasez de suministros.

Arabia Saudita, en cambio, tiene reservas estimadas de crudo de US$900.000 millones y puede darse el lujo de esperar y observar las condiciones del mercado.

Poco más del 30% del crudo mundial viene de los países de la OPEP. El porcentaje era de casi 50% en la década del 70, pero los productores de petróleo de esquisto de EE.UU. han inundado el mercado con una producción cercana a los cuatro millones de barriles diarios.

En estas condiciones, "¿cómo puede esperarse que alguien deliberadamente reduzca la producción para apuntalar los precios?", argumentó recientemente la OPEP.

Arabia Saudita tampoco está dispuesta a reducir su dominio en el mercado mientras sus competidores, especialmente los productores de esquisto en EE.UU., prosperan.

Las implicaciones de la decisión de la OPEP de no intervenir van mucho más allá del impacto en los precios.

"Hemos entrado a un nuevo capítulo en la historia de los mercados de crudo, que está comenzando a operar más como un mercado de commodities y no como un cartel".

El cambio se ha hecho sentir en muchas partes de la industria y podría tener consecuencias importantes durante años.

"Serios riesgos"
Es probable que el precio del petróleo se mantenga por debajo de US$100 durante varios años, debido tanto a la negativa de la OPEP a intervenir como a reducción en la demanda por la ralentización de la economía global.

El mercado de futuros indica que el precio podría recuperarse levemente y llegar a US$70 en 2019. Pero la mayoría de los expertos coincide en un precio probable de entre US$40 y US$80 en los próximos años. Intentar hacer una predicción más exacta es una pérdida de tiempo.

Con estos precios, muchas explotaciones dejan de ser rentables. Las operaciones más afectadas son aquellas de reservas de acceso difícil y costoso, como los pozos de gran profundidad en el mar.

La explotación de crudo en el Ártico, por ejemplo, no es rentable a menos de US$100 el barril, por lo que los planes de perforaciones en zonas polares podrían ser postergados.

La producción del Mar del Norte también corre riesgo. Nuevas perforaciones requieren un precio de al menos US$70 a US$89 para ser rentables.

En una entrevista reciente con Platts, el jefe de Oil & Gas UK, la asociación que reúne varias empresas de explotación de gas y crudo, dijo que a un precio de US$50 el barril la producción del Mar del Norte podría caer un 20%. Esto afectará no sólo a las petroleras sino también a la economía escocesa.

La exploración en sitios de reservas no confirmadas en el sur y oeste de África también se verá paralizada.

¿Y qué sucederá con las operaciones de fracking, la controvertida técnica utilizada para obtener gas y petróleo de esquisto?
Los costos varían, pero según Scotiabank los productores de EE.UU. requieren un precio de cerca de US$60 para que sus explotaciones sean rentables.

Las grandes empresas ya están sufriendo el impacto de la caída en los precios. Las acciones de BP, Total y Chevron cayeron un 15% en los últimos seis meses.

Y hay cientos de compañías más pequeñas con un futuro incierto, incluso en EE.UU, donde las empresas de esquisto obtuvieron préstamos por US$160.000 millones en los últimos cinco años, esperando precios más altos que los existentes hoy en día.

Las compañías de servicios en el sector petrolero también están sintiendo las consecuencias. El mes pasado, Schlumberger, la mayor empresa del mundo de servicios a yacimientos petroleros, anunció el despido de 9.000 trabajadores de un total de más 120.000 en unos ochenta países.

El sector de renovables también se ha visto afectado. En Medio Oriente y partes de América del Sur y América Central, el petróleo compite directamente con energías renovables para la generación de electricidad. Si el crudo es barato, habrá menos inversion especialmente en paneles solares.

La caída en el precio del petróleo ha llevado a una reducción en el precio del gas, un competidor directo del sector de renovables que podrían requerir nuevos subsidios.

La disminución en el precio del crudo y el gas hace mella en uno de los principales argumentos para invertir en renovables: que el precio de los combustibles fosiles seguirá en aumento.

El impacto ya es palpable. Las acciones de Vestas, la principal productora de turbinas eólicas, cayeron un 15% en los últimos seis meses. Y las acciones del gigante chino de producción de paneles solares JA Solar se desplomaron un 20%.

Los bajos precios del petróleo también son un dolor de cabeza para los fabricantes de autos eléctricos. En Estados Unidos, la venta de automóviles híbridos está cayendo mientras que se ha disparado la de vehículos todoterreno.

"Impacto profundo"
Los efectos dominó de una caída sostenida en los precios del petróleo son extensos y profundos.

Pero mientras que la decisión de Arabia Saudita de no intervenir puede ser histórica, los mecanismos autoregulatorios del mercado siguen intactos: si los precios bajan la producción cae, si la demanda baja los precios suben.

Como una consecuencia directa de la caída en los precios la exploración y producción disminuirán y aunque sea un proceso que lleve años, eventualmente esta reducción en la oferta hará que los precios suban.

Después de todo, a pesar de la entrada de cientos de pequeñas empresas al mercado, las grandes compañías que pueden controlar la oferta aún son muy pocas como para hablar de un mercado libre.

Pero soplan verdaderos vientos de cambio. Existe un consenso creciente de que los combustibles fósiles deben permanecer en la tierra y no ser explotados si el mundo espera cumplir sus metas en torno al cambio climático y evitar niveles peligrosos de calentamiento global.

Es solo cuestión de tiempo hasta que se introduzca precios del carbono, sancionando económicamente a las empresas que más contaminen. Y estas medidas tendrán un impacto profundo en el mercado global de petróleo.

Por otra parte, por primera vez el crudo enfrenta a un verdadero competidor en el sector de transporte, que representa más de la mitad del consumo global de petróleo.

Los autos eléctricos son por ahora un sector reducido, pero a medida que avance la tecnología y haya baterías más eficaces y duraderas, estos vehículos serán mucho más comunes, lo que reducirá significativamente la demanda de crudo.


El mercado de petróleo está sufriendo grandes transformaciones, pero se avecinan cambios aún más profundos.

COMO AFECTA A VENEZUELA LA BAJA EN LOS PRECIOS DEL PETROLEO


En Caracas la crisis ya está fuera de control. No hay leche en las tiendas. Edgar Avellano reza en voz baja: por favor, que el precio del petróleo siga hundiéndose... y que con él se hundan la economía y este Gobierno disparatado.

Si el pueblo no puede derribar al régimen, quizá lo consiga el petróleo. El presidente Maduro aparece en televisión. Primero culpa a la América capitalista de estar librando una «guerra del petróleo» contra su pueblo, luego anuncia reformas.

Pero lo importante no lo dice: la inflación supera el 60 por ciento, la deuda está disparada, la producción de petróleo cae año tras año. Y con cada dólar por barril que baja el precio del petróleo, el país deja de ingresar 700 millones de dólares anuales.

Los expertos financieros prevén la bancarrota del Estado para este 2015. La probabilidad de que ocurra la sitúan en el 93 por ciento.


Los antiguos beneficiarios por el petróleo han visto su posición amenazada de un día para otro. El 2015 no solo podría ser el año del hundimiento para Venezuela. También hay mucho en juego para el hombre sentado en la torre de perforación en Dakota del Norte. Y para el soberano del Kremlin, para los jeques saudíes, para los mulás de Irán. Antoine Halff, de la Agencia Internacional de la Energía, afirma: «El poder se está desplazando desde los productores hacia los consumidores, desde los vendedores hacia los compradores». Una nueva era del petróleo ha comenzado.

INVERSIONES EN MERCADOS INTERNACIONALES EN EL 2015


Las acciones son el activo de mejor desempeño en lo corrido del 2015 destacándose la valorización de las acciones europeas


SITUACION ACTUAL

  • Las acciones en Europa van muy bien
  • USA va muy bien, está en máximos históricos y puede subir aún mas
  • El petróleo ha bajado mucho y esto puede reactivar el consumo.
  • El tema de Grecia ha quedado solucionado por 4 meses más mientras presenta sus planes de reestructuración y no va a salir de la zona Euro.
  • El Banco Central Europeo arranco un programa de ayuda con 1,3 trillones en compra de activos y esto ha generado reactivación económica y confianza en los inversionistas
  • El conflicto entre Ucrania y Rusia está lejos de acabarse pero se ha controlado y no genera desconfianza
  • La FED no piensa por ahora a subir las tasas
  • El 75% de las empresas de USA han tenido resultados por encima de lo esperado.
  • Japón va muy bien.
  • En el momento es mejor la renta variable que la renta fija
  • Las acciones son el activo más recomendado
  • Los bajos precios del petróleo se mantendrán por un tiempo, porque la demanda no crece.
  • Hay una política monetaria expansiva en Europa, Japón y China que le da liquidez al mercado
  • La economía global se ha estado desacelerando, pero para compensarla los grandes bancos centrales del mundo le están inyectando liquidez al mercado y este dinero esta buscando oportunidades en el mercado.
  • El mayor riesgo es que se produzca una deflación: La gente en Europa no esta consumiendo, el desempleo aumenta, no hay crecimiento del consumo.
  • Las tasas de interés están demasiado bajas en USA y Europa (cercanas a cero o rentabilidad negativa) y esto motiva la inversión en renta variable.


ACCIONES EUROPEAS
  • Se adelantan reformas estructurales en Francia, Belgica e Itelia
  • Se han tomado medidas de alivio por el BCE
  • Las Compañías europeas están orientadas a la exportación y a la diversificación
  • Se presenta un fortalecimiento del sector financiero
  • La devaluacion del Euro que se compensa porque los activos se valorizan (Entre un 11 y 12%). En términos reales (En dólares) la valorización de las acciones ha sido del 6%. Además las compañías pagan buenos dividendos y son sólidos. (Cerca del 4%).
  • Hay más potencial de inversión en acciones en Europa que en USA.
  • Alemania y Francia son los mejores paises


ACCIONES EN USA
  • USA se encuentra en máximos históricos, va muy bien, y puede subir aún más, porque hay un potencial adicional.
  • El desempleo ha bajado y la confianza del consumidor se ha incrementado. Se está incrementando el consumo.
  • Se esta consolidando la recuperación económica y se esperan crecimientos sostenidos.
  • Las utilidades de las empresas han mejorado
  • El riesgo es el fortalecimiento adicional del dólar. Se puede incrementar aún más el consumo y sus exportaciones pueden valer menos.
  • Se pueden presentar cambios en la segunda mitad del año
  • Esta postergada la subida de las tasas de interés y se podrán dar en el cuarto trimestre.


JAPON
Al igual que el Euro hay una devaluación del Yen con tendencia a sostenerse.
Hay oportunidades porque sus empresas son en su mayoría exportadoras.

MERCADOS EMERGENTES
Hay que ser selectivos: Los mejores son China, India, Turquía y Corea del Sur
En America Latina: Lo mejor es invertir en Mexico por su cercanía a USA, y las reformas estructurales. Mexico abrió su mercado de exploración de petróleo.

RENTA FIJA
Lo mejor son las inversiones en dólares con retornos del 5% o 6% en dólares.
La duración es con vencimientos hasta 5 años.


OTROS

Se debe diversificar en el portafolio y tener acciones locales y acciones internacionales

El porcentaje debe depender del perfil de riesgo del inversionista.

El petróleo se quedará entre 50 y 55 dolares durante el 2015, sujeto a que la opep pueda recortar la producción y estos valores suban.


El crecimiento del mercado en Europa va a ser más sostenido que el de USA.

POR QUÉ EL PETROLEO BAJO Y AHORA SE ENCUENTRA AL ALZA?


El número de plataformas petroleras en uso sigue cayendo. Y esta puede ser una de las principales razones por las cuales el precio del petróleo se haya recuperado desde el pasado viernes. (Olvidándonos de los temas geopolíticos).

Los últimos datos sobre las plataformas petroleras estadounidenses de Baker Hughes (Una de las compañías de servicios petroleros más grandes del mundo. Que opera en más de 90 países) mostraron que el número de equipos en uso disminuyó en un 83, llegando a 1.140.

Esto es por debajo de un máximo de 1.609 alcanzado en octubre de 2014. Este es el total más bajo desde diciembre de 2011.

Combinando las plataformas de petróleo y gas, el número de equipos en uso se redujo en 87, llegando a 1.456.

A medida que el precio del petróleo ha caído , también lo han hecho el número de plataformas petroleras en uso. Pero en su más reciente anuncio de resultados, Baker Hughes - que también dijo que recortaría 7.000 empleos - dijo que en recesiones anteriores de los precios del petróleo, el número de equipos en uso han caído en un 40 % -60 %. La caída actual es cerca de 30% desde el pico.

¿CUALES SON LOS RIESGOS DE TENER UN PETROLEO BARATO?



Pero los bajos precios del petróleo también albergan riesgos. En Europa podrían contribuir a una deflación. Y causar turbulencias en los mercados financieros.

Muchas empresas petroleras de Estados Unidos operan gracias a una financiación cuestionable, el boom del fracking ha atraído a muchos inversores codiciosos. Hay unos 200.000 millones de dólares en créditos de alto riesgo moviendo la maquinaria del sector petrolero. Si esta financiación precaria se traduce en impagos, si la burbuja explota, la onda expansiva podría alcanzar a la Bolsa.

En Wall Street todo el mundo está nervioso. Y a esto hay que sumar los riesgos políticos. Las incógnitas son muchas.

¿Seguirán los saudíes fieles a su estrategia?

¿Cómo se comportará Irán?

Y, sobre todo, ¿qué pasará con Rusia, el país que representa el principal factor de riesgo político en la nueva era?

GERENCIA Y FELICIDAD


La felicidad está cada vez más en el foco de las empresas.

La felicidad va más allá de tener un buen salario o un buen ambiente laboral. Conozca cómo cultivar la alegría desde su empresa.

Vale la pena hablar de felicidad, ya que nos encontramos en un mundo con personas que creen o perciben vivir infelices, o al menos que se cuestionan de manera permanente que en sus hogares se sienten aburridos y que laboralmente están frustrados.

Ver a diario este tipo de comportamientos nos lleva a analizar a cerca de la felicidad y de las personas que la estudian y explican los motivos por los cuales una persona es o no feliz.

Cuando se habla de gerencia y felicidad no solo se debe pensar en los momentos en los cuales una persona está alegre, se siente bien o se le ve una cara de satisfacción. Detrás de estas afirmaciones se encuentran una serie de estudios, investigaciones y hasta experiencias de vida que ayudan a entender mucho mejor el amplio concepto de la felicidad y de los resultados que esta conlleva; vale anotar que la miramos como un proceso y no como un resultado.

En la cátedra de ‘Gerencia y Felicidad’ que dicto, uno de los puntos centrales es el resultado de un estudio de un importante catedrático de la Universidad de Harvard Shawn Achor, el cual indica que la felicidad efectivamente hace más productivas a las personas, hecho que se ve reflejado en una frase muy cierta: “ser felices para trabajar, no trabajar para ser felices”.

Para hablar de felicidad es necesario no solo aplicarla y vivirla, sino también aprenderla y ejercitarla.

Es la construcción cotidiana de hábitos y es por esto que a continuación comparto cinco consejos dados por un estudio de la Universidad de Harvard que nos ayudan a ser mucho más felices:

1)      Hacer ejercicio,
2)      Escribir cinco motivos de felicidad al día,
3)      Realizar actos de bondad aleatorios,
4)      Meditar
5)      Y anotar una experiencia diaria positiva.

Cabe anotar que no necesariamente la felicidad radica en tener un buen salario o un buen ambiente laboral, de hecho está comprobado que solo el 10 por ciento de la felicidad está dada por factores externos como la pobreza, la riqueza, la salud o la enfermedad; de modo que las empresas deben hacer un mayor esfuerzo en motivar a sus empleados y por supuesto ser consientes que la familia es un factor esencial para la felicidad de cada uno.

Las personas deberían pensar en que el tiempo que dedican a trabajar se debería compensar con el tiempo que dedican a su familia, convirtiéndose en un complemento para lograr la felicidad personal y asimismo una mayor productividad laboral.

Las empresas de hoy deben pensar en que sus funcionarios deben ser integrales, además está comprobado que las empresas con empleados más felices son organizaciones más competitivas, éticas y responsables. Y todo esto va ligado a la productividad de la misma empresa, tanto así que la felicidad se convierte en una ética de trabajo.

A nivel laboral el 90 por ciento está en la actitud que le ponemos a lo que hacemos y tan solo el 10 por ciento radica en el trabajo. Según lo anterior es muy fácil darse cuenta si una persona está contenta o no en su trabajo, y esto se evidencia demostrando mayor productividad, adaptabilidad, creatividad, calidad, innovación e incluso una mejor comunicación.

Muchas empresas hasta ahora están dando el paso para entrar en el foco de la felicidad, creando una atmosfera apropiada para que sus empleados se sientan motivados y logren un mejor rendimiento.

Actualmente las personas más felices del mundo según ‘The World Happiness Report 2013’ se encuentran en Dinamarca, seguido de Suiza, Países Bajos y Suecia. Este informe mundial revela que el bienestar de las personas es un factor importante para medir el desarrollo social y económico del mundo.

El estudio fue realizado en 156 países, basado en 6 factores claves que arrojan el indicador de felicidad nacional los cuales son: esperanza de vida, libertad frente a la corrupción, PIB per cápita, libertad para tomar decisiones en la vida y la generosidad.

A nivel de América Latina, Costa Rica lidera el grupo estando en la posición número 12, mientras que Colombia está en el lugar 35 de la lista.

En conclusión entre más feliz es un país, sus ciudadanos son cada vez más productivos, tienen mejores salarios y en general son mejores personas.

Vivir la vida de esta manera tiene que ver con cuatro factores en la vida de un ser humano.

* Conectividad: Este factor tiene que ver con la habilidad de generar relaciones estables y duraderas. Para esto es indispensable reconocer a los seres humanos como multiversos, pasar del juicio a la comprensión y validar al otro como un legítimo que es explicado desde su historia personal y única.

* Autonomía: Este factor indica la capacidad que tiene un individuo de hacer y vivir como él quiera haciéndose cargo de las consecuencias de toda su existencia. Para esto se necesita estar en constante reflexión, como un darse cuenta de cómo se toman las decisiones que se toman.

* Maestría: Este componente tiene que ver con hacer consciente un aprendizaje en el gusto y el querer hacerlo. En este factor es indispensable la curiosidad como la emoción que permite el aprendizaje.


* Propósito: Sin lugar a duda reflexionar sobre el propósito que tiene cada ser humano en su vida es fundamental para la felicidad. En este factor, el ser humano reflexiona para actuar de acuerdo al propósito que rige su forma de vivir la vida.

¿UNA ELECCIÓN CONSCIENTE DE RUSIA?


Rusia no tiene aliados y las decisiones que está adoptando la aíslan cada día más.

Es necesario que Moscú adopte una estrategia pacífica en el conflicto con Ucrania y se una a Occidente contra la amenaza yihadista

El primer ministro Dmitri Medvédev ha admitido que las decisiones de Rusia y la reacción de Occidente habían sido una de las causas de la crisis actual, pero que la elección había sido “consciente”. Veamos en qué consiste esa “elección” y sus consecuencias.

Rusia se adentra en una situación cualitativamente nueva y muy peligrosa para el país. Su esencia es que en los últimos tres años Rusia cambió bruscamente su rumbo estratégico, emprendió la vía del autoaislamiento y el autoalejamiento de la política y la economía global.

Este autoalejamiento es resultado de los pasos dados para abandonar el sistema vigente de reglas globales. Rusia ha intentado dictar al mundo nuevas reglas internacionales (en su opinión, más justas), que parten de sus ideas sobre su papel como “civilización única” y polo alternativo del “mundo multipolar”. Es cada vez más obvio que fracasó en el intento.

Al decidir excluir las posiciones occidentales del conjunto de factores a considerar seriamente en el espacio percibido como “esfera de sus intereses vitales”, la élite dirigente rusa se equivocó al valorar sus posibilidades y las debilidades de los “socios”. Hoy el conflicto entre Rusia y Occidente se convierte en un enfrentamiento antagónico, avanza hacia el “punto de no retorno” y amenaza con pasar a un nuevo nivel que pone en juego el destino histórico del país.

La ambición agresiva, la apuesta por el chantaje encubierto y directo, el carácter imprevisible, el afán de enfrentamiento estratégico con el grupo de fuerzas políticas y económicas más influyentes del mundo moderno han posibilitado el consenso en Occidente para resolver el problema que Rusia significa mediante una rebaja radical de su estatus geopolítico, su exclusión de la “gran” política y su descenso a país de tercera división.

No se trata de escenarios militares que Occidente evitará por todos los medios, sino de una presión económica lenta pero persistente sobre la economía de Rusia para restringir de forma radical las posibilidades de dirigirla. Teniendo en cuenta sus particularidades, hay grandes probabilidades de que esto provoque la desintegración del país.

Palabras y hechos indican que “el Occidente Colectivo” ya no cree en un cambio político positivo en Rusia, ni en el cambio de líder ni en el “cisma de la élite”. El “Occidente Colectivo” buscará la solución a largo plazo del “problema de Rusia” en tanto que país que ha quebrantado el espacio post-soviético y europeo y que es percibido como el principal peligro para la paz en Europa. Tal estrategia es peligrosa y no tan simple como parece, pero la política occidental va en esa dirección.

Eso significa que el fin de la presión no son las estructuras de poder personificadas en los líderes ni el sistema de toma de decisiones, sino el lugar y el papel en el mundo del Estado ruso como sujeto actual y potencial en la política global.

Se cree que el país, sin posibilidad de influir seriamente en su entorno —por su debilidad económica y los problemas que lo absorben—, dejará de ser peligroso y será estéril en el plano global y regional, cualquiera que sea su régimen político.

Hoy Rusia ha alcanzado un nivel extremo de desconfianza en el mundo y nadie la cree
Rusia ya está siendo apartada del “gran mundo” y continuará siéndolo sin guerra. Basta con que los líderes de la economía mundial mantengan el rumbo para aislarla, utilizando los instrumentos a su alcance, entre los cuales las sanciones legalizadas no son la parte más peligrosa. Hay cuestiones de más envergadura, como la exclusión de facto de Rusia del sistema financiero mundial. Esta política no causa daños físicos visibles, pero actúa sobre los órganos vitales del organismo, destruyéndolo.

La busca de una alternativa a Occidente, la apuesta por “el giro hacia el este”, o a otra parte carecen de sentido. Cuando la crisis se agrave, nadie ayudará o se compadecerá de Rusia, su destino y su economía. India y China tienen sus intereses y ven sus relaciones con las principales economías del mundo como instrumento de crecimiento, bienestar y poder. Ni siquiera Bielorrusia o Kazajistán apoyan políticamente a Rusia.

Rusia no tiene aliados. Para luchar contra las amenazas de nuevo tipo hoy, el Ejército, la Flota y las Fuerzas Nucleares Estratégicas son insuficientes, tanto para Occidente como para Rusia.

Es falso creer que nuestros problemas actuales reflejan la máxima intensidad de una presión que se rebajará al evidenciarse la ineficacia de las sanciones. No hay que hacerse ilusiones. Se utilizarán otros métodos, pero la presión no cejará y no habrá nada que oponerle en el futuro. Hoy Rusia ha alcanzado un nivel extremo de desconfianza en el mundo y nadie la cree. Para devolverle un mínimo de confianza se requieren muchos años, y esta es la particularidad clave de la situación. Prepararse para una “confrontación” o “movilización de recursos” es perder el tiempo. Esta política errónea de los dirigentes rusos ha planteado el problema de la futura existencia del país como tal, no solo como parte importante y activa del mundo. La sociedad y los medios de comunicación de Rusia no comprenden lo que sucede y abordan las nuevas amenazas con la vieja terminología, que las disfraza con conceptos conocidos y no demasiado inquietantes. La “contestación” retórica al oponente se convierte en el fin en sí mismo.

Las sanciones y su posible levantamiento no reflejan la seriedad de la situación. La palabra “sanción” se asocia con la política occidental en relación a Irán, Libia y otros “países parias”, pero lo que vemos en las relaciones entre Rusia y Occidente es radicalmente diferente. Si todo sigue así, Rusia será desplazada de forma irreversible a la categoría de países retrasados de tercera división. Dentro de un tiempo será imposible frenar este deslizamiento acelerado y el relevo de los dirigentes no resolverá nada, dada la enorme inercia.

Para salir de la grave caída en espiral hay que poner en práctica en primer lugar las iniciativas para regular la situación en Ucrania y normalizar la relación ruso-ucraniana. Se necesita una iniciativa rusa para celebrar una conferencia internacional sobre Crimea con participación de los pueblos de la península, Ucrania, Rusia, la UE. Esto, en el mejor de los casos, demostrará la disposición al debate que se necesita para restablecer el diálogo con Rusia.

Si todo sigue así, el país será desplazado de forma irreversible a la categoría de tercera división
La conferencia debería considerar que lo más importante para resolver el estatus de la península es la opinión, intereses y posiciones de sus habitantes. La solución óptima sería un referéndum internacional reconocido de acuerdo con las leyes ucranianas y bajo un control objetivo. Eso permitiría abriría perspectivas reales de salida de la crisis.

En segundo lugar, simultáneamente hay que cambiar radicalmente la situación en el este de Ucrania. Los dirigentes de nuestro país tienen posibilidades y competencias para resolver este problema y hacer que el enfrentamiento armado se interrumpa. Lo más importante es la retirada de las “formaciones militares ilegales, la técnica militar y también los combatientes y mercenarios del territorio de Ucrania” (Protocolo de Minsk), así como el facilitar garantías de seguridad a la población de Donbás con ayuda de un nutrido contingente de observadores de la OSCE y pacificadores neutrales.

En tercer lugar, hay que volver al problema general, en cuya resolución la colaboración de Rusia con Occidente puede tener una importancia tal vez decisiva: el Estado Islámico, un peligro real y nuevo, que amenaza a nuestro país desde un enorme espacio geográfico. La retirada de Afganistán prueba que ni EE UU ni Occidente tienen una solución adecuada, precisamente cuando la lucha contra el extremismo armado es el campo en el que utilizar de forma eficaz el potencial militar, intelectual y de efectivos de Rusia.

Estos son los pasos mínimos para apartar del país la amenaza de sofoco y degradación y para pasar a reformas reales a largo plazo. Las medidas propuestas son la única salida real del peligroso atolladero en el que hoy está nuestro país. Estamos dispuestos a colaborar con cualquiera que comience a buscar la salida.

QUE LE PASA A CHINA CON UN PETRÓLEO BARATO


En el barrio de Schwabing tiene su oficina Michael Heise, economista jefe de Allianz, una de las mayores aseguradoras del mundo. Los análisis que realiza este hombre influyen en las operaciones de su empresa, uno de los cinco mayores inversores del planeta, con 1,8 billones de euros a su disposición.

Heise lleva semanas ocupado con el precio del petróleo. «El precio dice seguirá bajo, incluso es posible que baje un poco más. No volverá a subir hasta la segunda mitad de 2015.

Y los efectos serán considerables. Europa crecerá un 0,5 por ciento adicional gracias solo al precio del petróleo». Todos los países industriales, que dependen de las importaciones de petróleo, se beneficiarán. «Y también supone un importante beneficio para muchos países en vías de desarrollo», asegura Heise.


Los chinos están llenando sus depósitos con petróleo barato mientras prometen inyectar ayuda financiera a Rusia y Venezuela. La influencia política de China en el mundo crecerá.

INCERTIDUMBRES DEL 2015


Lo que suceda este año no depende solo de los precios del petróleo sino de lo que el Gobierno haga. Algunas certezas:

1) El petrolero seguirá barato y la tasa de cambio alta;

2) La reforma tributaria castigará la inversión, el crecimiento y a las empresas, pero favorecerá el consumo de sus dueños.
Entre junio y diciembre de 2014 el precio del petróleo (WTI) se redujo 43%, al bajar de US$ 105,24 a 59,10 por barril. El 27 de enero del 2015 se cotizaba a US$ 45,57.

Tal caída no debería sorprender: La demanda petrolera mundial se redujo, en gran medida, porque la economía estadounidense aún no se dinamiza plenamente y sus importaciones petroleras se contrajeron 4,3% entre 2013 y 2014, de 2.821 millones de barriles anuales a 2699 millones, y 19.7% entre 2010 y 2014. Esto último, en gran parte, porque su producción petrolera aumentó notoriamente: 13,6% entre 2013 y 2014, de 2720 millones de barriles anuales a 3089, y 54,4% entre 2010 y 2014.

La demanda petrolera cayó también porque Europa está en recesión y la economía china se habría desacelerado en 2014 a un inusual 7,3% y en 2015 se desaceleraría a 7%: si sus principales socios comerciales no compran más, no tiene para qué producir más.

El precio petrolero es importante para las empresas petroleras y el fisco colombiano: su disminución reduce las utilidades de las primeras, y para el fisco la recaudación del impuesto a la renta, las regalías petroleras y los dividendos pagados por Ecopetrol.

Los menores ingresos fiscales significan un aumento del déficit fiscal, y si no logran reemplazarse obligarán a reducir el gasto dado el mandato legal de equilibrio fiscal. Lo cual quiere decir menor demanda interna; a menos que el Gobierno cambie de política y asuma mayor endeudamiento.

Pero el déficit venía de atrás. Para reducirlo, el Gobierno logró aprobar la reforma tributaria del 2014 que elevó el impuesto a la renta para las empresas a niveles muy superiores a los internacionales y dejó a sus dueños libres de pagar impuestos sobre sus dividendos y una tasa reducida sobre sus herencias y ganancias de capital; como señala la Ocde.

Las exportaciones petroleras son la principal fuente comercial de divisas en Colombia. Su reducción induce devaluación cambiaria que, a su vez, induce a las empresas endeudadas externamente a adelantar el pago de sus deudas y a evitar esa fuente de financiamiento; lo que aumenta la demanda de divisas, reduce su oferta y, consecuentemente, induce mayor devaluación.

Entre junio y diciembre del 2014 la tasa de cambio se devaluó 24,16%: pasó de 1.888.1 pesos por dólar a 2.344.2.

La devaluación aumenta el valor en pesos de la deuda pública externa, su servicio, el déficit fiscal y… la preocupación gubernamental. La devaluación hace también más atractivo invertir en dólares, lo que contrae la demanda de papeles financieros y, en, consecuencia, la bolsa: Entre el 3 de septiembre del 2014, cuando logró su valor más elevado, y el 27 de enero 2015, el índice de la bolsa colombiana se desvalorizó 20%.

Pero, la devaluación se traduce también en mayores precios domésticos de los bienes importables y exportables que no experimentan reducciones en sus precios internacionales. Por lo tanto, beneficia a los productores de bienes y servicios que exportan y compiten con importaciones; es decir a la mayor parte de la economía.

La devaluación podría generar mayor inflación si no se compensa, por ejemplo, con una reducción de las tasas de interés; difícil, porque la competencia imperfecta es la norma en los mercados de crédito colombianos, en particular en el de consumo que, según el Banco de la República funciona casi como un cartel.

Por cierto, si los menores precios petroleros se trasladan a los consumidores, las presiones inflacionarias se reducirán, particularmente en transportes y energía. Si se trasladan a los productores, sus costos energéticos, parte importante de sus costos, se reducirán, consecuentemente, aumentarán su competitividad. Sin embargo, el Gobierno no lo ha hecho, aduciendo una norma que podría y debería cambiar, aunque le signifique elevar su déficit.

Mejor dicho, lo que suceda en 2015 no depende solo de los precios internacionales sino de lo que haga el Gobierno. Algunas certezas hay:

1) El precio petrolero se mantendrá reducido, la tasa de cambio elevada y el índice de la bolsa reducido;

2) La reforma tributaria castigará la inversión, el crecimiento y el futuro de las empresas, a cambio de favorecer el consumo de sus dueños.

Otras son las incertidumbres:

1) Si el Banco de la República decide que la devaluación produce inflación excesiva, aumentará su tasa de interés que se trasladará a las tasas comerciales, reducirá el crédito y la demanda doméstica, aumentará los costos de las empresas y desacelerará a la economía;

2) Si el Gobierno financia su déficit externamente, las divisas que importe revaluarán la tasa de cambio, revertirán la competitividad lograda y la economía se desacelerará, como en 2009;


3) Si los menores precios petroleros no se trasladan a consumidores y empresas, no se traducirán en menores costos ni incrementarán la competitividad de las empresas, y la economía se desacelerará.

¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES PUNTOS DE CONFLICTO ENTRE PALESTINOS E ISRAELÍES?


 Una barrera de seguridad construida por Israel separa su territorio de Cisjordania.

La demora para el establecimiento de un Estado palestino independiente, la construcción de asentamientos de colonos judíos en Cisjordania y la barrera de seguridad en torno a ese territorio -condenada por la Corte Internacional de Justicia de La Haya- han complicado el avance de un proceso de paz.

Pero éstos no son los únicos obstáculos, tal como quedó claro en el fracaso de las últimas conversaciones de paz serias entre ambos grupos que tuvieron lugar en Camp David, Estados Unidos, en el año 2000, cuando un saliente Bill Clinton no logró un acuerdo entre Arafat y el entonces primer ministro israelí, Ehud Barak.

Las diferencias que parecen irreconciliables son las siguientes:

Jerusalén: Israel reclama soberanía sobre la ciudad (sagrada para judíos, musulmanes y cristianos) y asegura que es su capital tras tomar Jerusalén Oriental en 1967. Eso no es reconocido internacionalmente. Los palestinos quieren que Jerusalén Oriental sea su capital.

Fronteras y terreno: Los palestinos demandan que su futuro Estado se conforme de acuerdo a los límites previos al 4 de junio de 1967, antes del comienzo de la Guerra de los Seis Días, algo que Israel rechaza.

Asentamientos: Son viviendas, ilegales de acuerdo al derecho internacional, construidas por el gobierno israelí en los territorios ocupados por Israel tras la guerra de 1967. En Cisjordania y Jerusalén Oriental hay más de medio millón de colonos judíos.


Refugiados palestinos: Los palestinos sostienen que los refugiados (10,6 millones según la OLP, de los cuales casi la mitad están registrados en la ONU) tienen el derecho de regreso a lo que hoy es Israel, pero para Israel abrir la puerta destruiría su identidad como Estado judío.

EL PRECIO DEL PETRÓLEO PODRÍA BAJAR A US$20



Citibank redujo sus pronósticos para los precios del crudo y dijo que el mercado petrolero tocaría fondo entre fines del primer trimestre y comienzos del segundo trimestre de este año.

"Es imposible determinar un fondo, que podría, como resultado del sobreabastecimiento y la dinámica del almacenamiento, caer a menos de 40 dólares por barril para el West Texas Intermediate (WTI), quizás tan bajo como el rango de los 20 dólares por un tiempo", afirmó el banco de inversiones en una nota a sus clientes.

Citibank redujo su pronóstico promedio para el precio del barril de crudo Brent en 2015 a 54 dólares por barril desde 63 dólares por barril y recortó su estimación de precios en 2016 en un dólar, a 69 dólares por barril.

El banco también recortó su pronóstico de precios para el WTI a 46 dólares por barril desde 55 dólares por barril, mientras que bajó su panorama para 2016 a 61 dólares por barril desde 62 dólares por barril.


Citibank dijo que prevé que la oferta fuera de la OPEP baje en 200.000 barriles por día al 2016, en parte debido a una reducción de la producción de esquisto en Estados Unidos.

PORQUE HAY TANTA CORRUPCION EN EL SECTOR FINANCIERO


El sector financiero parece ser el más proclive a la corrupción hoy día.

«La corrupción no es patrimonio de nadie; es lamentablemente de todos. Y la misma corrupción que puede haber en un partido político la hay en la sociedad en general».

La frase la pronunció María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP. Más allá de cuestiones concretas, sus declaraciones encierran un gran interrogante: ¿somos corruptos por naturaleza?

-Experimento 1: ¿El sector financiero es más proclive a la corrupción?
En la Universidad de Zúrich han tratado de averigüarlo. Para ello, realizaron un estudio del que se hace eco la revista Nature. Según se cuenta en la publicación, se envió un correo a 128 trabajadores de un banco internacional (no revelado). A todos se les pidió que lanzaran una moneda al aire: cada vez que saliera cara, recibirían 20 dólares. Nadie controlaba los resultados: su palabra bastaba. Pero añadieron una variante: a un grupo se le hizo rellenar antes un cuestionario; preguntas generales, como el número de horas que ven la tele. Al otro, sin embargo, se les hizo preguntas relacionadas con su trabajo. Buscaban recordarles su condición de empleados de banca. ¿El resultado? El primer grupo declaró un promedio de 51,6 caras. Un resultado casi idéntico al 50 por ciento que cabría esperar de manera aleatoria. El otro grupo dijo haber obtenido una media de 58,2 aciertos, alejándose, a su favor, de la media. Cabe concluir, por tanto, de que mintieron. Y lo hicieron teniendo muy presente su puesto de trabajo. Repitieron el estudio en otros ámbitos industria, telecomunicaciones, farmacia y no observaron el mismo fenómeno.

-Experimento 2: ¿A quién salvaría usted?
Hauser planteó a los sujetos de su investigación una serie de dilemas morales que se han convertido ya en un clásico a la hora de investigar las raíces de nuestra ética. Imaginemos un tren que viaja sin control. A poca distancia hay una bifurcación en las vías: a un lado, un solo hombre, sin posibilidad de escapatoria; al otro, cinco operarios trabajando, que fallecerían si el tren fuese en su dirección. Si en nuestras manos está el que el convoy se dirija en una u otra dirección, ¿qué hacemos? ¿Es lícito elegir matar a uno para que sobrevivan otros cinco? Hasta 150.000 personas de 120 países distintos han respondido de manera casi unánime: sí.

Pero, ¿y si la opción para salvar a los cinco trabajadores fuese empujar a una persona que contempla la escena desde lo alto de un puente? Si le tiramos a las vías, el tren le atropellará y descarrilará, condenándole a una muerte segura, pero salvando cinco vidas. Aquí la mayoría decide que no. Hauser observa que se produce una reacción muy similar en sujetos de distintas culturas, edades, clases sociales, religiones...«De manera primitiva somos unos ladronzuelos», explica Nikolaos, investigador de la Universidad de Reading y coautor del artículo Patrones fisiológicos y de comportamientos en la corrupción, publicado en diciembre en la revista Frontiers in Behavioral Neuroscience. «Las tribus robaban la comida a la tribu vecina, y es lo que tenemos inscrito de manera primaria en nuestra mente: si consigues más comida, mejor. Pero al lado de esto, surge algo más reflexivo que nos dice que no actuemos de este modo. Por eso, cuando el tiempo de reacción es mayor, somos más prosociales». Esto es: más proclives a tomar decisiones que ayuden al conjunto de la sociedad. Aurora García-Gallego, coautora del estudio, añade: «Tenemos una naturaleza corrupta: el interés personal es lo primero. Pero también somos capaces de considerar que vivimos en una sociedad donde hay unos criterios éticos que son útiles para todos. Y que, además, pueden implicar un castigo si nos los saltamos». El castigo y la percepción social suponen un elemento de control fundamental, modulan nuestra naturaleza esencialmente egoísta.

-Experimento 3: ¿Somos siempre justos?
Nuestra percepción de nuestra propia persona juega un papel fundamental a la hora de inclinarse hacia un lado u otro de la balanza del bien y el mal. El Nobel de Economía Vernon Smith hizo un experimento en el que distintos grupos de personas debían resolver una serie de pruebas. A continuación les otorgaba una cantidad de dinero a los que habían obtenido mejores resultados, pidiendo que lo repartieran con otros grupos que habían afrontado sin éxito los mismos problemas. Comprobó que no eran ecuánimes: invariablemente otorgaban menos dinero a los que habían obtenido peores resultados. Consideraban que se habían ganado el privilegio de quedarse con la parte más grande del pastel.

-Experimento 4: ¿Acataría la orden de un corrupto?
¿Y si la corrupción no fuese necesariamente nociva? ¿O por lo menos no implicara el fin del sistema? A otra interesante conclusión llegan Francisco Úbeda, profesor de biología evolutiva en la Universidad de Tennessee, y Edgar Núñez, de Harvard. Haciendo uso de la teoría de juegos, crearon un modelo en el que los individuos encargados de castigar a aquellos que no cooperaban podían actuar de manera corrupta sin ser castigados: lo llamaron Juego de la corrupción. En un burdo paralelismo con nuestra sociedad, los primeros serían, por ejemplo, jueces y policías: encargados de velar por el cumplimiento de la ley, pero con un margen superior al resto a la hora de eludir su rigor.
Resultado: aunque los primeros hicieran trampas, los demás seguían cooperando. El miedo al castigo les hacía obedecer las normas aunque supieran o sospecharan que el árbitro se las estaba saltando. En palabras de Úbeda: «Los ejecutores de la ley a menudo disfrutan de privilegios. Pero al mismo tiempo eso resulta en un mayor respeto a la ley». Eso sí, siempre que la desigualdad asociada al poder se mantenga en unos niveles bajos.
Una corrupción excesiva, según sus experimentos, lleva a la desintegración social.


Y se acaba el juego….

16 de febrero de 2015

CLAVES SOBRE EL AUMENTO DE LA DESIGUALDAD EN EL MUNDO


Oxfam Intermón lanza una campaña para atajar el aumento de la brecha entre ricos y pobres

La organización denuncia que las 85 personas más ricas concentran la misma riqueza que la mitad más pobre del planeta

Más desiguales que nunca
La crisis ha agrandado una brecha que ya llevaba años fraguándose: la que separa a ricos y pobres. Tales son las cotas de desigualdad que se están alcanzando que muchas organizaciones están centrando su estrategia en tratar de reducir esa brecha que tiene ya magnitud de abismo. Precisamente, Oxfam Intermón acaba de lanzar el informe "Desigualdad extrema" para apoyar una campaña con la que pretende atajar el aumento de la inequidad en el mundo.

Aquí, las cinco claves del documento:

1. Es un problema mundial. Siete de cada diez personas viven en un país donde la desigualdad entre pobres y ricos es mayor ahora que hace treinta años. El informe alerta sobre cómo la minoría rica está aumentando su participación en la renta nacional de los países de forma incesante. En Sudáfrica, por ejemplo, la desigualdad económica es ahora mayor que cuando acabó el Apartheid. "En todo el mundo, conviven unos niveles de riqueza absurdos con la pobreza más desesperada", dice el informe.

2. Esa desigualdad global tiene también su concreción en términos individuales, como muestran dos datos. El primero: según cálculos de Oxfam, la fortuna de las 85 personas más ricas del mundo equivale actualmente a la riqueza de la mitad más pobre de la humanidad (unos 3.500 millones de personas). El segundo dato es que la fortuna de los 85 más ricos no hace más que crecer. Entre marzo de 2013 y marzo de 2015, su patrimonio aumentó en un 14%, un porcentaje que equivale a 244.000 millones de dólares. Además, un tercio de las personas más ricas del planeta no obtuvo su fortuna trabajando, sino que la heredó.

3. Agrava otra brecha: la que existe entre hombres y mujeres. Son los hombres los que tienen más presencia en los niveles altos de ingresos y ostentan más puestos de representación. Por ejemplo, solo tres de las treinta personas más ricas del mundo son mujeres. Entre los directores ejecutivos de las 500 empresas que figuran en la lista Fortune de compañías más poderosas, solo 23 son mujeres. El informe menciona también la brecha salarial, que oscila entre el 10% y el 30%, y la mayor presencia de mujeres en trabajos precarios. "En muchos países, en la práctica las mujeres subvencionan la economía, llevando a cabo una media diaria de entre dos y cinco horas más de trabajo no remunerado que los hombres", destaca Oxfam. La desigualdad económica sumada a la de género priva, además, de oportunidades vitales -como ir a la escuela- a muchas mujeres que viven en zonas pobres.

4. Es mala para el crecimiento y una amenaza para la sociedad. Por un lado, la desigualdad repercute, no solo en la igualdad de oportunidades de la población, sino en las posibilidades de crecimiento de un país. "En los países donde la desigualdad económica es extrema, el crecimiento no es tan duradero y el crecimiento futuro se ve debilitado", dice Oxfam, que menciona estudios recientes del FMI que señalan la desigualdad como factor desencadenante de la crisis. Además, es la desigualdad la que explica que países que registran igual crecimiento consiguen resultados desiguales a la hora de reducir la pobreza y estrechar las brechas sociales. Oxfam pone el ejemplo de Zambia: su PIB per cápita creció un 3% anual entre 2004 y 2013, sin embargo, la población que vive por debajo del umbral de la pobreza aumentó nueve puntos hasta 2010.

Por otro lado, supone una amenaza para la sociedad: las grandes desigualdades de renta están vinculadas a un aumento de los delitos violentos, las enfermedades mentales o los conflictos, por ejemplo. América Latina es, al mismo tiempo, la región más desigual y más peligrosa del mundo.

5. Oxfam apunta algunas soluciones, que pueden resumirse en tres grandes reivindicaciones: trabajo digno y derechos laborales, una reforma fiscal que incluya un impuesto sobre el patrimonio de los más ricos, y garantizar servicios públicos como la educación o la sanidad. El informe asegura que los datos recogidos en cuarenta países demuestran la capacidad del gasto públicos y de los sistemas fiscales redistributivos para reducir la desigualdad de ingresos. En cuanto al trabajo, Oxfam señala la importancia de los salarios mínimos y la negociación colectiva para mejorar las condiciones de trabajo.

Ver:

¿QUÉ TENDRÍA QUE OCURRIR ENTRE PALESTINOS E ISRAELÍES PARA QUE HAYA UNA OPORTUNIDAD DE PAZ DURADERA?


Los israelíes tendrían que apoyar un Estado soberano para los palestinos que incluya a Hamas, levantar el bloqueo a Gaza y las restricciones de movimiento en Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Los grupos palestinos deberían renunciar a la violencia y reconocer el Estado de Israel.

Y se tendrían que alcanzar acuerdos razonables en materia de fronteras, asentamientos judíos y retorno de refugiados.

Sin embargo, desde 1948, año de la creación del estado de Israel, muchas cosas han cambiado, en especial la configuración de los territorios en disputa tras las guerras entre árabes e israelíes.

Para Israel eso son hechos consumados, para los palestinos no, ya que insisten en que las fronteras a negociar deberían ser aquellas que existían antes de la guerra de 1967.

Además, mientras en el terreno bélico las cosas son cada vez más incontrolables en la Franja de Gaza, existe una especie de guerra silenciosa en Cisjordania con la continua construcción de asentamientos judíos, lo que reduce, de hecho, el territorio palestino en esas zonas autónomas.

Pero quizás el tema más complicado por su simbolismo es Jerusalén, la capital tanto para palestinos como para israelíes.

Tanto la Autoridad Nacional Palestina, que gobierna Cisjordania, como el grupo Hamas, en Gaza, reclaman la parte oriental como su capital pese a que Israel la ocupó en 1967.


Un pacto definitivo nunca será posible sin resolver este punto. Otros podrían negociarse con concesiones, Jerusalén no

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios