7 de julio de 2016

LA RECUPERACIÓN DE LA NAVEGABILIDAD DEL MAGDALENA ESTÁ EN DUDA


La recuperación de la navegabilidad del río Magdalena está en veremos desde que se cumplió el plazo para que el Consorcio Navelena lograra el cierre financiero de la obra y diera inicio a la construcción.

El contrato que busca la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena se firmó el 13 de septiembre de 2014 y según el cronograma el plazo para presentar -entre tanto se ejecutó la etapa de preconstrucción- el cierre financiero se venció el pasado 11 de junio, y desde entonces

Cormagdalena se vio en la obligación de aplicar la multa diaria de 30 salarios mínimos mensuales vigentes a Navalena S.A.S. por el incumplimiento en el que se vio inmerso tras los problemas de su socio mayoritario, la firma Odebrecht (que contaba con el 87% de las acciones), luego de la condena por corrupción de su presidente en Brasil, Marcelo Odebrecht.

Y a su vez, la Corporación le fijó un plazo de 30 días a Navelena para definir la nueva empresa que sería socia del proyecto.

Hasta el momento hay 12 propuestas extranjeras que han manifestado su interés en participar.

Hasta tanto no se logre acreditar el cierre financiero no se podrá dar inicio a la etapa de construcción del proyecto”, explicó el ingeniero Paulino Galindo Yustres, jefe del Equipo Supervisor del contrato de APP.

Según Mendoza, están en el estudio de cada una de las cartas de intención con el ánimo de definir el futuro del proyecto.

“Tenemos hasta el 22 de agosto para salvar el proyecto”, precisó el Director de la Corporación.

De acuerdo con el senador Ashton, es importante salvar el proyecto y para evitar que se caiga se concluyó la necesidad de que “el Gobierno anticipe una parte de los desembolsos del 2020 al 2016, por lo menos 200.000 millones y/o suspender el contrato hasta encontrar un cesionario del mismo”.

El próximo 29 de julio se realizaría una nueva audiencia de control político en Barrancabermeja para seguir los avances de este proyecto.

6 de julio de 2016

¿QUE ES EL SERVICIO UBERPOOL?


La nueva oferta de Uber, 'Uberpool', consiste en compartir viajes en un mismo vehículo.
Se trata de compartir viajes con personas que se desplazan hacia destinos cercanos o comunes.
La medida, según el gremio, hará que aumente el parque automotor y favorecerá a Uber.

En medio de la polémica que genera en el país el uso de Uber como medio de transporte, y el vacío regulatorio que aun existe para las plataformas tecnológicas de este tipo, esta firma lanzó hoy en Bogotá un nuevo servicio: 'Carpooling', que ya opera en ciudades tan congestionadas como San Pablo (Brasil) y Ciudad de México.

¿En qué consiste esta nueva oferta, también conocida como uberPOOL?
Es un servicio que les permite a las personas que se dirigen hacia el mismo destino en un mismo momento, compartir su viaje.

Se trata de movilizar más ciudadanos en menos carros, y esto también significa que será más económico para los pasajeros y podría contribuir a la reducción de trancones en la capital del país, explica Lorena VIllalta, Gerente de Uber en Bogotá.

“​uberPOOL hace más fácil y económico compartir el viaje para personas que van hacia un mismo destino. Es carpooling con tan sólo presionar un botón. Luego de un mes de uberPOOL en Sao Paulo, Brasil, 30% de todos los viajes en Uber son compartidos. En 2016, si todos los usuarios de Uber hubieran viajado solos en lugar de hacer carpooling, esos carros habrían recorrido más de 144 millones de kilómetros, consumiendo 1,8 millones de galones de gasolina y emitiendo 16.000 toneladas métricas de dióxido de carbono en el aire”, agrega la directiva.

Además, entre otras ventajas, con uberPOOL se comparte el costo del viaje. Según Villalta, "la tarifa del viaje se reduce hasta en 30% respecto a uberX, que es típicamente la opción más económica de Uber. Y el ahorro se mantiene independientemente de que uberPOOL encuentre una coincidencia con otro pasajero, o no".

ASÍ OPERA 'UBERPOOL'
uberPOOL estará disponible en toda el área urbana de Bogotá. Para acceder a este servicio, la empresa explicó su operación.

 El usuario debe escoger la opción uberPOOL en el app. Es necesario ingresar la dirección de destino antes de solicitar el viaje.

 La tarifa garantizada aparecerá automáticamente el app

 Verá inmediatamente el nombre y la foto del conductor, así como los detalles del vehículo. Tal como en uberX, estos conductores han pasado por la revisión de antecedentes y de documentación del carro.

 uberPOOL buscará una coincidencia con otro pasajero que se dirija hacia el mismo lugar:

El conductor recogerá otro pasajero en el camino, lo cual será notificado por el app al usuario que ya va en el carro.

 Sea el primer o el segundo pasajero en ser recogido, uberPOOL asegura que el desvío sólo tomará unos pocos minutos.

 Al final del viaje, el usuario paga como regularmente lo hace en Uber y le enviamos un recibo electrónico por e­mail.

Desde su lanzamiento en San Francisco (EE.UU) en Septiembre de 2014, uberPOOL se ha expandido por el mundo, incluyendo ciudades como: ​Austin, Bangalore, Boston, Chengdu, Chicago, Guangzhou, Hangzhou, Londres, Los Angeles, Ciudad de México, Miami, Nueva York, París, Shanghai, Shenzhen, Toronto, Sao Paulo, Washington D.C., Sao Paulo y Río de Janeiro.

Dentro del análisis que estimó esta compañía, para lanzar este servicio en Bogotá, se tuvo en cuenta que cerca de 49.000 carros nuevos entran a las calles de Bogotá cada año. "No es sorprendente que la velocidad promedio de circulación en la ciudad haya disminuido a 19,3 km por hora, mientras que el tiempo promedio de un desplazamiento le tome a los bogotanos 67 minutos", agrega Villalta.

"Este nivel de tráfico es perjudicial para la productividad de Bogotá y le cuesta a la ciudad unos $16 billones anuales , sin considerar los efectos de la polución y la disminución de la calidad de vida de los ciudadanos", concluyó.

5 de julio de 2016

CÓMO ES VIVIR EN LONGYEARBYEN


(NORUEGA)

ES LA CIUDAD MÁS AL NORTE DEL MUNDO

La única colombiana residente en Longyearbyen cuenta cómo es esta urbe vecina al Polo Norte.

Antes de los años 70, esta era una ciudad dedicada a la minería. Hoy está orientada al turismo como principal actividad económica.

Todas las noches de mayo en Longyearbyen son blancas. Es 19 de mayo de 2016 y el reloj marca las 7:16 de la noche. En el horizonte se ven montañas cubiertas de nieve y un sol que no se oculta. Y no lo hará. En esta parte del mundo no hay un solo minuto de oscuridad desde la última semana de abril hasta finales de agosto.
Los pobladores de la ciudad más al norte del planeta tuvieron que adaptarse al sol de medianoche.

“Dormimos con tapaojos e instalamos cortinas oscuras en casa”. Quien habla es Claudia Ibarra, una colombiana que vive en Longyearbyen hace tres años. Pone la cámara de su computador frente a una de las ventanas de su casa para enseñar una parte de la ciudad. Ella, de 45 años, vive junto a su veinteañero hijo –también colombiano– y su esposo, de nacionalidad noruega.

Longyearbyen pertenece al archipiélago de Svalbard, localizado entre Noruega y el Polo Norte. Con una población cercana a los 2.100 habitantes, es la principal ciudad de esta región. Si se busca a Svalbard en un mapa, el conjunto de islas queda más cerca del Ártico que del país nórdico. Sin embargo, Noruega ejerce soberanía allí a partir de 1920 gracias a un tratado internacional.

Aunque hay otros poblados más cercanos al Ártico, Longyearbyen ostenta el título de la ciudad más al norte del mundo. La comunidad de Alert, en Canadá, es la menos apartada. Queda a 817 kilómetros del Polo Norte, pero no se le considera como pueblo o ciudad. Allí funciona una base militar canadiense y una estación meteorológica.

Incluso, en Svalbard hay dos asentamientos más hacia el norte: Ny-Ålesund, en donde se adelantan investigaciones científicas relacionadas con el medioambiente y el cambio climático, y Pyramiden, un antiguo pueblo soviético dedicado a la minería –hoy en total abandono–.

El amor llevó a Ibarra hacia Noruega en el 2010. Tres años atrás, en el 2007, conoció en internet a Viggo Antonsen, su actual esposo. Duraron cuatro meses intercambiando correos electrónicos hasta que él decidió viajar a Villavicencio, donde ella laboraba y residía. Dos años después, en el 2009, se casaron y Antonsen le propuso vivir fuera de Colombia. “Primero estuvimos en el norte del país, en el inicio del verano de 2010. Habíamos comprado una casa”, rememora.

Lo primero que la asombró fue la distancia entre su casa y las demás. “Parecían finquitas. Cada una quedaba lejos de la otra”. Los fiordos, esas estrechas salidas al océano Ártico que se forman entre las montañas, la maravillaron. “Aquí, en mi casa de Longyearbyen, hay un fiordo cerca, atrás de los montes blancos que viste en la pantalla. Es como una bahía”. En el 2013 cambió su residencia a la ciudad más al norte del mundo.

Tres meses de luz y tres de oscuridad
El terreno donde el industrial estadounidense John Munro Longyear levantó la ciudad, hace más de 100 años, es de permafrost. Es decir, el suelo donde se erige Longyearbyen tiene una capa permanentemente congelada. Los cambios de temperatura, en especial en verano, hacen que se expanda o se contraiga, lo que provoca leves temblores cada cierto tiempo. Ibarra ya se acostumbró a ello. “Una amiga argentina, que vivió por una temporada aquí, sentía miedo cada vez que su casa se movía por los temblores. Se nos volvieron casi imperceptibles para los que llevamos más tiempo”, relata.

Por esa razón en Longyearbyen las casas y los edificios no se construyen sobre cimientos de concreto, pues el movimiento del permafrost los puede romper. En reemplazo a este material se utiliza madera traída de fuera de Svalbard, ya que en el archipiélago no crecen árboles. La estructura, las paredes, los techos y las demás partes de las viviendas también son de madera.

Pero no solo los temblores provocan el movimiento de las casas. Los fuertes vientos de la temporada alta del invierno hacen tambalear a las viviendas. La temperatura más baja en Longyearbyen en los últimos 13 meses fue de 19 grados bajo cero según el Instituto Meteorológico de Noruega (NRK). Pero los vientos provenientes del Ártico, que llegan a 83 kilómetros por hora, elevan la sensación térmica a 30 grados bajo cero.

Tengo que salir de casa con gorro y chaqueta en diciembre y enero –los meses donde se presentan las más bajas temperaturas–. La escarcha se te pega a las pestañas, como en las caricaturas. Hace tanto frío que la saliva se podría congelar”, comenta Ibarra mientras muestra fotos suyas en una carretera de la localidad. Lleva puestas unas gafas que la protegen de la nieve.

Pese a ser vecino del Polo Norte, en Longyearbyen hay verano. O así le dicen a la temporada del año en donde la temperatura no está por debajo de 2 grados bajo cero. Por lo general ocurre entre mayo y la tercera semana de agosto. Según el NRK, la más alta temperatura que se ha registrado en los últimos 13 meses fue de 17,9 grados, tan solo 3 o 5 grados por encima del clima promedio en Bogotá (que está entre 12 y 15 grados, según el Ideam).

Tanto el invierno como el verano vienen acompañados de días enteramente oscuros o claros. Ibarra pone en frente de la pantalla de su computador una hoja con un gráfico que le sirve para explicar tal fenómeno. “Desde el inicio del solsticio de verano –la tercera semana de junio– se suman 20 minutos más de oscuridad a cada día. Es decir, al 24 de junio se le restan 20 minutos de luz solar; al 25 de junio, 40 minutos; al 26, una hora... Así hasta el 13 de noviembre”, señala.

Pero ¿por qué el 13 de noviembre? A partir de esa fecha comienzan las noches polares, días totalmente oscuros y donde los rayos del sol no se cuelan en el cielo. Duran hasta finales de enero.

En febrero, en cambio, se comienzan a sumar a los días 20 minutos más de luz. Esta simple operación matemática se hace hasta la tercera semana de abril, “cuando tenemos sol de medianoche. 24 horas con luz solar. Es por eso que son las 7:46 y el día aún está claro”. Ibarra, la colombiana, ya conoce el funcionamiento del universo que encierra Longyearbyen.

Los únicos colombianos
El consejo comunitario de Longyearbyen –la máxima autoridad– asegura que entre los cerca de 2.100 habitantes existen 40 nacionalidades, incluyendo la noruega. Por sus calles se ven pasar rusos, suecos, tailandeses (los extranjeros con mayor presencia) y filipinos.

“Debemos ser 20 latinos en total. Hay una familia chilena de siete personas, una pareja uruguaya-chilena, varias brasileñas, una venezolana que trabaja en la universidad, mi hijo y yo”, dice Ibarra, quien desde que trasladó su vida a este frío rincón del planeta cambió su apellido por el de su esposo. Ahora es Claudia Antonsen.

La cantidad de residentes extranjeros en el archipiélago ha aumentado en los últimos ocho años. De acuerdo con la Oficina de Estadísticas de Noruega, el porcentaje de ciudadanos no noruegos viviendo en Svalbard pasó de 18 a 25 entre el 2008 y lo que va del 2016. “El tratado de 1920 determinó que Svalbard es territorio extranjero, aunque Noruega ejerza soberanía. Por eso aquí nadie puede nacer, pues el bebé no tendría una nacionalidad definida”.

Antonsen y su hijo son los únicos colombianos en Svalbard. La mujer es cajera en el único supermercado de la ciudad y su pareja es conductor de una de las dos compañías de transporte de Longyearbyen. Así se ganan la vida. “Para quedarse a vivir aquí no se necesita de visado especial.

Solo piden que sepas inglés, cuentes con un trabajo y tengas una casa”. De hecho, en la documentación que explica las exigencias para residir en la zona reza: “Cualquier persona que resida en Svalbard debe tener suficientes recursos económicos para financiar su permanencia”.

En un inicio, la economía de esta región estaba basada en la minería. Empresas estadounidenses, soviéticas y noruegas tenían sedes, convirtiendo a Longyearbyen en centro de sus operaciones en el extremo del hemisferio norte. Pero esta industria empezó a reducirse en la década del setenta del siglo pasado. Hoy solo quedan algunas minas y rezagos de la infraestructura.

En el presente, la mayor parte de ingresos que entran a la ciudad provienen del turismo. Quienes la visitan van porque quieren conocer el paisaje nórdico o porque son científicos interesados en aprender sobre el Ártico. La Universidad Central de Svalbard (conocida como Unis) tiene allí sus instalaciones e imparte cursos de biología, geología y geofísica ártica.

“En el verano llegan muchos cruceros. Con 200 o 300 personas. Incluso algunos arriban con más de 1.000. En esa época esto se vuelve una locura. Vendemos muchísimo en el supermercado”, relata con emoción Antonsen, pues trabajar como cajera le ha servido para conocer la cultura escandinava y mejorar su noruego, un idioma que aún no domina por completo.

Longyearbyen cuenta con hoteles de distintas categorías. Hasta la cadena estadounidense Radisson tiene uno. Si se hace una búsqueda a través de aplicaciones digitales para encontrar hospedaje, aparecen los perfiles de varios residentes ofreciendo alguna de las habitaciones de sus casas. Por ejemplo, un hombre identificado como David publicó en Airbnb que renta un dormitorio con calefacción e internet inalámbrico por 258.000 pesos la noche.

“Hay turistas que solo vienen a conocer el ‘granero de la Tierra’. Yo entré una vez, pero no me permitieron tomar fotos”. Ella hace referencia a la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, el mayor banco de granos del mundo. Funciona desde el 2008 y en este se guardan más de 860.000 especies de semillas procedentes de los seis continentes. La idea, impulsada por el gobierno de Noruega, es asegurarse de que en el futuro haya alimentos y evitar terribles hambrunas. Un arca de Noé moderna en medio de un desierto ártico.

Nadie muere aquí
A Longyearbyen se llega por vía marítima o aérea. El aeropuerto de la ciudad recibe un vuelo a diario. En el verano, si las condiciones climáticas lo permiten, la frecuencia aumenta a tres. Todo lo que ingresa a esta región lo hace o por barco o por avión: las personas, la comida, la ropa, los electrodomésticos, la madera, los esquís, los carros, las motos de nieve…

“Aquí la carne de reno y de foca se consiguen fácil y a precios bajos, pero los alimentos que traen de otras partes, como la carne de res, las frutas y las verduras, son costosos”, cuenta Antonsen. En contraste, el alcohol y el tabaco son económicos. Están libres de impuestos. “Sale más barato tomarse un trago de tequila que un litro de leche”.

Es por eso que los habitantes de Longyearbyen no tienen la necesidad de buscar leña o comida fuera de la ciudad. Sin embargo, un habitual plan es recorrer las zonas aledañas para ver los fiordos, la fauna del Ártico o las auroras boreales. Solo hay una recomendación: tener cuidado con los osos polares.

“Por seguridad, debes andar con un arma si te alejas de aquí. Aunque esa medida es contradictoria, porque te multan si llegas a matar a un oso polar”. En la entrada del único supermercado de Longyearbyen hay un letrero que dice “Prohibido ingresar con armas” junto a un armario donde los clientes las guardan mientras hacen las compras.

En caso de que un residente sea atacado de gravedad por un oso o sufra de una enfermedad terminal, este solo recibirá la atención primaria. La ciudad tiene un centro médico equipado con lo necesario para responder a emergencias, pero no para practicar cirugías o seguir tratamientos. Por tal motivo, los enfermos son remitidos a hospitales de Noruega continental.

La muerte tampoco se atiende en Longyearbyen. En el suelo está prohibido enterrar cuerpos. “El permafrost conserva los cadáveres y los virus que estos tengan”. Cuenta la historia local que varias personas murieron a inicios del siglo XX a causa de la influenza y fueron sepultadas en el archipiélago. Al cabo de los años, científicos hallaron algunos de esos cuerpos y encontraron restos de la enfermedad. “El que se muere es llevado al lugar de nacimiento”.

Claudia Ibarra (o Antonsen) dice que permanecerá en Longyearbyen el resto de su vida. Seguirá trabajando en el supermercado, tratando de perfeccionar su noruego y recorriendo Svalbard junto a Viggo. Extraña a Colombia, en especial a su familia, pero su presente y futuro se encuentran en la urbe más al norte del mundo.


“En mi caso, cuando muera me enterrarán en Noruega, porque ya soy residente del país”, apunta.

4 de julio de 2016

LOS COLOMBIANOS GASTAN MÁS EN ALCOHOL QUE EN COMIDA


En muchos hogares se ha presentado la situación que el dinero no alcanza para hacer el mercado pero, en cambio, para la rumba nunca falta.

Al desagregar el comportamiento del consumo de los hogares por finalidad, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) encontró que el gasto de los colombianos en bebidas alcohólicas y tabaco creció más que el de alimentos. El primero varió 8,5% y el de alimentos 3,4%.

Para el sector comercio, el primer trimestre también arrojó resultados positivos en materia de consumo al presentar un crecimiento de 2,7%. Pero en esta rama de actividad que mide el Dane, lo que más aportó a este resultado no estuvo relacionado con la rumba.

Más bien se fue por el lado de reparaciones de automóviles que presentó un incremento de 5,5%. En tanto, los hoteles, restaurantes y bares tuvieron un crecimiento en materia de demanda de 3,2%.

Diego Franco, director de investigaciones económicas de Franco Valores señaló que “el consumo final de los hogares es un termómetro de cómo esta realmente la economía. La economía colombiana está pasando el bache económico”.

Vale señalar que el consumo de los hogares en el primer trimestre de 2016 registró un crecimiento de 3,5%. Este dato, sumado con el gasto del Gobierno que, para el mismo período de 1,6%, llevó a que la economía registrara un consumo total de 3,2% entre enero y marzo.

“Este comportamiento se explica principalmente por: bebidas alcohólicas y tabaco 8,5%; bienes y servicios diversos 5,5% y prendas de vestir y calzado 4,8%. Por su parte, comunicaciones disminuyó 2,2%. El gasto de consumo final interno de los hogares para el primer trimestre de 2016 aumentó en 0,8% con relación al trimestre inmediatamente anterior”, cita el informe del Dane.

Sin embargo, esta cifra muestra una leve desaceleración de la demanda si se tiene en cuenta que en el mismo período de 2015, el gasto de consumo final registró un aumento de 3,3%. Esta situación era esperada por el equipo técnico del Banco de la República. Justamente en las minutas de la más reciente sesión de la Junta Directiva señalaron que “la demanda interna se está desacelerando cumpliendo con los objetivos de la política monetaria”.

Por esta razón, la discusión abordó la posibilidad de incrementar en 50 puntos básicos la tasa de interés. “La dinámica actual de la demanda interna indica que no hay una desaceleración excesiva y da espacio para un aumento de 50 pb en la tasa de referencia, que propicie más claramente el anclaje de las expectativas de inflación y facilite la convergencia de la inflación al rango meta en 2017”, dicen las minutas.

Y no hay que olvidar que el Gobierno ya ha venido lanzando mensajes sobre política monetaria para que el consumo  no se afecte demasiado por las decisiones del Emisor. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, señaló recientemente que aunque la tasa de interés se encuentran en un nivel cercano a lo que se consideraría una tasa neutral, los datos de inflación de mayo podrían retrasar el final del aumento de tasas.

Para Orlando Santiago, gerente de Fénix Valor, “la política monetaria que ha llevado a cabo por el Banco de la República ha sido demasiado restrictiva y cortó el consumo que ha sido su objetivo al inicio de los incrementos. Pero también se ha cuestionado que esos incrementos, si bien buscan controlar la inflación, están generando un efecto colateral perjudicial al resto del sector productivo del país”.

Precisamente, el Dane informó que la formación bruta de capital fijo (inversión) tuvo una disminución de 4,8% en el primer trimestre de 2016.

De hecho, el Dane muestra que los equipos de transporte, la maquinaria y los bienes para agricultura fueron los que más redujeron su inversión al registrar un descenso de 32,9%, 10,1% y 0,2% respectivamente.

Pero en todas las ramas no ocurrió lo mismo. Al igual que sucedió con el dato de oferta en el Producto Interno Bruto, la construcción, en materia de inversión, tuvo un crecimiento entre enero y marzo de 11,4%, seguido de servicios que tuvo un aumento de 1,4% y las obras civiles que reportaron un incremento en la inversión de 0,4%.

Daniel Escobar, director de investigaciones de Global Securities, afirmó que “el aumento en las tasas de interés aún no ha afectado mucho pero a las empresas les cuesta más comprar maquinaria por lo que la inversión disminuye”.

Emisor contempló subir 50 puntos básicos las tasas
En las minutas de política monetaria quedó en evidencia que hay miembros de la Junta que justifican el incremento de las tasas mayor a los 25 puntos. La razón se debe a que “la dinámica actual de la demanda interna indica que no hay una desaceleración excesiva y da espacio para un aumento de 50 pb en la tasa de referencia”. Esto, según las minutas, llevaría a un rápido anclaje de las expectativas de inflación y facilita la convergencia de la inflación al rango meta (2% a 4%)  en 2017.

Las opiniones
 “Ya se está viendo el impacto de la subida de tasas del Banco de la República en el consumo y la demanda de la economía. Y eso también se refleja en la inversión”.

 “Estamos en una desaceleración de consumo en el que lo primero que se sacrifica son bienes durables como televisión y se mantienen consumo en alimentos”.

3 de julio de 2016

CUANTOS DESEMPLEADOS HAY EN EL MUNDO


En el mundo hay 202 millones de personas desempleadas

Pese a las buenas noticias sobre la recuperación económica mundial que se está viendo durante los últimos días, se dio a conocer en el Informe de Tendencias Mundiales de Empleo 2014 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se ha visto un estancamiento en la creación de nuevos puestos trabajo.

Según dicho informe, el desempleo continua en aumento y ha afectado a 202 millones de personas al rededor del mundo durante el año pasado.

Según la OIT la tasa de desocupación más grande pertenece a los jóvenes, quienes representan el 13%, la cual es más del doble de la general (6%).

Hoy en día hay 74,5 millones de hombres y mujeres menores de 24 años desempleados. Debido a esta situación, los potenciales trabajadores se cansan de buscar empleo y recurren a la informalidad, lo cualtraduce que cada vez menos personas podrán salir de la pobreza.

Para el director general de la OIT, Guy Ryder, es necesario que los gobiernos planteen sus políticas y apoyen a las empresas en la creación de más puestos de trabajo para contrarestar el panorama que se está presentando.

A su vez, el organismo señaló que al analizar el mercado laboral por regiones, en las economías desarrolladas el empleo no mostró señal alguna de mejoría durante el año anterior, en América Latina el aumento del empleo fue más rápido que la creación de la población activa, mientras que en Asia Oriental el crecimiento se mantuvo debil.

2 de julio de 2016

LA OPEP PREVÉ UN MERCADO PETROLERO "MÁS EQUILIBRADO" HACIA FINALES DE 2016


El mercado petrolero, hasta ahora sobreabastecido, estará "más equilibrado" hacia finales de año debido a la reducción de la producción de los países no miembros de la Opep.

La Opep mantiene -en su análisis mensual sobre la situación del mercado- sus previsiones sobre la demanda mundial de petróleo en 2016, que estima en 94,18 millones de barriles diarios (mb/d), un aumento de 1,2 mb/d respecto al año pasado.

Además, los países productores ajenos a la Opep verán bajar su producción en 740.000 barriles diarios de media este año, entre otras cosas, debido a la bajada de los precios y la inversión.

Esta situación hará que la sobreproducción en el mercado, una de las razones del desplome de la cotización en los meses pasados, se reduzca y se tienda a un mayor equilibrio en los próximos meses.

"La esperada mejora en las condiciones económicas globales debería dar lugar a un mercado petrolero más equilibrado hacia finales del año", señalan los expertos de la Opep.

"El exceso de oferta en el mercado es probable que se reduzca en los próximos trimestres", agrega el informe. Frente al previsto descenso del bombeo, la economía mundial parece que repuntará en los próximos meses y se prevé un crecimiento mayor que en 2015.

"A pesar de un comienzo relativamente débil del año, se prevé que la economía mundial repunte durante el resto del año para alcanzar un crecimiento global del 3,1 %, frente al 2,9 % el año pasado", indica la Opep.

Ese previsto mayor crecimiento apunta hacia una mayor demanda de "oro negro" en los próximos meses. El grupo, que extrae cerca de un tercio del crudo mundial, subraya que aún existe un exceso de producción en el mercado, pero la clara tendencia es que ésta se vaya reduciendo.

1 de julio de 2016

SE PREVEE UN CRECIMIENTO DE LA ECONOMÍA COLOMBIANA DEL 2,6% ESTE AÑO


Según la más reciente encuesta de Opinión Financiera de Fedesarrollo, en mayo los agentes del mercado redujeron su pronóstico de crecimiento para el primer trimestre de 2,8 a 2,7%.

Por su parte, los agentes del mercado mantuvieron su expectativa de crecimiento para el segundo trimestre en 2,6%.

Por otro lado, los analistas mantuvieron su estimativo de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este y el próximo año. Para 2016 los analistas esperan un crecimiento de 2,6%, mientras para 2017 la expectativa es de 3,0%.

El 50% de los encuestados alrededor de la mediana ubicó el crecimiento para este año entre 2,5% y 2,8%. 

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios