30 de abril de 2015

LA RESERVA FEDERAL ADVIERTE SOBRE LA CULTURA Y LA ÉTICA DE WALL STREET


La presidenta de la Reserva Federal estadounidense, Janet Yellen, alertó el martes sobre la cultura y la ética de Wall Street, adoptando una línea de comentarios similar a la de otras autoridades regulatorias e incrementando la presión para que los grandes bancos del país mejoren.

“Es desafortunado que tenga que subrayar esto, pero espero que las empresas que supervisamos sigan la ley y operen conforme a la ética”, dijo Yellen a última hora del martes ante la Citizens Budget Commission en Nueva York. “Con bastante frecuencia en los últimos años, los banqueros de grandes instituciones no han hecho eso, a veces descaradamente”.

Yellen no mencionó incidentes específicos, pero otras autoridades regulatorias han citado las investigaciones a bancos por la manipulación en el mercado de divisas y las tasas de interés, la evasión fiscal y los esfuerzos por sortear las sanciones internacionales entre las razones para estar preocupados por la cultura de Wall Street. Grandes bancos como J.P. Morgan Chase, Citigroup Inc. y Bank of America Corp. han pagado multas récord para zanjar litigios por su conducta relacionada con hipotecas concedidas antes de la crisis.

“Estos incidentes, tanto individualmente como en su totalidad, despiertan las dudas legítimas sobre si podría haber fallos generalizados en los valores de las grandes firmas financieras que podrían minar su seguridad y solidez”, señaló Yellen.

El año pasado, el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, inició una campaña pública y privada instando a Wall Street a mejorar su comportamiento. En una conferencia a puerta cerrada celebrada por la Fed de Nueva York, advirtió de que la gran banca corre el riesgo de ser fragmentada si no cumplen la ley federal.

Yellen no fue tan lejos, pero dijo que los repetidos incidentes conllevan posibles consecuencias para la estabilidad general del sistema financiero, dado que los problemas “minan la confianza de la gestión y los controles del riesgo en las grandes firmas”.


Asimismo, sus palabras llegan apenas unos días antes de que la Fed determine si los grandes bancos de Estados Unidos tienen un capital y unos controles de riesgo adecuados en sus pruebas de solvencia anuales. A medida que las entidades han aumentado sus colchones de capital, la Fed se ha centrado más en asuntos “cualitativos”, como la capacidad de un banco de controlar las posibles pérdidas y otros riesgos.

LOS AHORRADORES DE ENERGÍA AMENAZAN EL FUTURO DE LA RED ELÉCTRICA DE EE.UU.


El futuro a largo plazo de la red eléctrica de Estados Unidos se encuentra bajo la amenaza de un enemigo inesperado: los estadounidenses que están ahorrando energía.

Ese es el temor de algunos expertos de empresas de servicios públicos que dicen que a medida que los estadounidenses utilizan menos energía, las empresas eléctricas no contarán con los ingresos para mantener las extensas redes de líneas de transmisión de alto voltaje y plantas generadoras.

Y si las compañías elevan las tarifas demasiado para compensar por los volúmenes de ventas en descenso, los clientes acogerán incluso más aparatos y paneles para ahorrar energía, reduciendo así la demanda por la energía de la red eléctrica. El Instituto Eléctrico Edison, el grupo del sector para empresas de servicios públicos de propiedad de inversionistas, ha advertido que estas podrían enfrentar una “cuesta descendente”.

“Las empresas de servicios públicos parecen tener puestos zapatos de cemento”.

Desde 2004, los precios promedio de la electricidad residencial han aumentado 39%, a 12,5 centavos de dólar por kilovatio-hora y los precios para todos los usuarios han incrementado 36% a 10,42 centavos de dólar, según la Administración de Información de Energía de EE.UU. Las ventas minoristas a hogares y empresas siguen siendo menores a lo que fueron en 2007, antes de la recesión.

Incluso en partes del país en donde la población ha estado creciendo, las ventas de electricidad han sido anémicas.

Alguna gente piensa que la idea de un desplome es exagerada. “Es indiscutible que están ocurriendo muchas cosas”.

Los reguladores trabajarán para mantener a las empresas de servicios públicos solventes ya que la red eléctrica es crucial para la calidad de vida del país. Sin embargo, algunas empresas de servicios públicos están tomando medidas para contrarrestar la tendencia. Empresas de energía en 20 estados están intentando modificar sus tarifas para depender menos de las ventas de kilovatio-hora.

A las empresas de servicios públicos les gustan las tarifas fijas, pero estas “no han enfrentado mucho éxito ya que a los clientes no les agradan”. Dice que los clientes piensan que estas tarifas castigan a los ahorradores de energía y aplazan los periodos de amortización de actualizaciones de energía solar y eficiencia de energía.


Pero… No se puede echar a andar a un país con paneles solares.

ALEMANIA MEJORA SUS PERSPECTIVAS FINANCIERAS


La economía alemana ha salido de su parón a un ritmo mucho más rápido del que se esperaba gracias a la debilidad del euro, lo que ha llevado a una mejor perspectiva para la mayor economía de Europa, señaló el banco central del país en su boletín mensual.

“La economía alemana seguirá beneficiándose de la recuperación de la economía en el año en curso. En el corto plazo, la recuperación vendrá principalmente de la mano del consumo privado”, dijo el banco. Los exportadores también deberían beneficiarse de la debilidad del euro, que ha caído acusadamente frente al dólar estadounidense en los últimos meses.

“Tras amplios periodos de crecimiento renqueante en 2014, la actividad económica en Alemania recuperó un considerable impulso incluso antes del cambio de año”, indicó el organismo. Dado que el tono positivo de la confianza empresarial no comenzó sino en noviembre, es “llamativo lo rápido y en concreto lo sólidamente que ha repuntado el crecimiento económico en Alemania de cara al final del pasado año”, dijo el Bundesbank.

Alemania se había estancado la pasada primavera y verano, debido en parte a la incertidumbre en torno al conflicto en Rusia y Ucrania, que afectó a la confianza empresarial. Pero el abaratamiento del petróleo probablemente beneficia a Alemania, que importa mucha energía, mientras que la debilidad del euro abarata las exportaciones en los mercados mundiales.

“La marcada caída del valor externo del euro dará al sector mayores oportunidades de ventas fuera de la eurozona pese a que el impulso económico mundial sigue siendo moderado”, indicó el Bundesbank.

El informe ofrece nuevas pruebas de que Alemania se beneficia de las políticas del Banco Central Europeo a las que se oponía el Bundesbank, debido en parte a la importancia de las exportaciones para esta economía.

La Comisión Europea aumentó recientemente su previsión de crecimiento en Alemania este año al 1,5% frente al crecimiento de tan sólo el 1,1% que esperaba en noviembre.


Respecto a los precios, el banco central dijo que “en los próximos meses”, la inflación de los precios de consumo, así como los precios de importación y exportación “probablemente serán negativos si los precios del petróleo no suben más”.

¿LOS COMMODITIES SIGUEN TENIENDO UN LUGAR EN EL PORTAFOLIO DEL INVERSIONISTA PROMEDIO?


La recesión de 2007-09 hizo que todo el mundo reevaluara su tolerancia al riesgo, y en ninguna otra parte se sintió esto tanto como en el segmento de materias primas, donde cualquier cosa, desde una peste que destruye el café hasta una severa sequía, podía costarle a un inversionista cientos de miles de dólares.

Varios años de retornos negativos en la mayoría de los commodities no han ayudado a mejorar el atractivo de esta clase de activos para la mayoría de los inversionistas: en los tres años hasta fines de enero, el Índice de Commodities S&P GSCI registró un retorno negativo de 40%. Esto ocurrió después de un declive de 52% entre junio de 2008 y junio de 2011.

En tanto, las entradas de capital en los fondos de commodities de Estados Unidos, tras dispararse de US$13.410 millones en 2008 a US$35.670 millones en 2009, se debilitaron e ingresaron en territorio negativo en 2013, con una salida neta de US$34.160 millones, seguido por retiros de US$3.440 millones el año pasado, según la firma de investigación de fondos Morningstar Inc. MORN -0.97%

Aun así, los estrategas de inversión y portafolio concuerdan en que el estancamiento podría ser temporal y que los inversionistas no deberían abandonar las materias primas como clase de activos.

Meta de entre 3% y 5%

Una asignación de portafolio moderada para los commodities es de entre 3% y 5%. Comparado con los rendimientos de bonos de grado de inversión, señala, “el costo de oportunidad de una asignación pequeña (en materias primas) es moderado en este momento”.

Los bienes básicos también pueden ser una buena cobertura en épocas de crisis, dice, como un ataque terrorista a gran escala o el inicio de una guerra, que son momentos en que las acciones tienden a descender mientras que los commodities se aprecian.

El interés en las materias primas y los fondos de commodities se disparó a la par del crecimiento de la economía china, antes e inmediatamente después de la crisis financiera global de 2008-09. El interés en los últimos años se ha reducido ante la caída de precios causada por la debilidad de la economía global y la percepción de muchos de que la demanda china de energía, metales y productos agrícolas había contribuido a impulsar algunos precios a niveles que no volverán a alcanzarse en un futuro inmediato.

Sin embargo, muchos profesionales de la inversión sienten que el actual rechazo de los commodities como una clase de activos es una reacción exagerada. Algunos ven el surgimiento de factores que históricamente han propulsado los precios de las materias primas, como un aumento de las tasas de interés y una intensificación de conflictos regionales.

‘Mejor de lo que piensa la gente’

“Los commodities están jugando un papel más grande en cuanto a la asignación de activos”, indica José Rasco, director gerente y jefe de estrategia de inversión de HSBC Private Bank Americas. “Somos más optimistas de lo que hemos sido en el último año. Vemos oportunidades en las que ciertos commodities podrían tener un desempeño mejor de lo que piensa la gente”.

Rasco observa una mayor demanda proveniente de algunas áreas: entornos favorables para los negocios en países como México, Colombia, Corea del Sur y China, donde reformas económicas están sentando las bases para un crecimiento más robusto; inversiones en infraestructura a nivel global; y una mayor demanda de viviendas y autos en EE.UU.

“El declive de los precios del petróleo ayudará a la mayoría de las economías alrededor del mundo”, afirma Terry Marshall, analista petrolero de Moody’s. El menor precio elevará la demanda de combustible de aviones y gasolina, dice.

Entre las materias primas agropecuarias, el café y el ganado fueron los ganadores en 2014, señala Brandon Rakszawski, gerente de productos de Van Eck Global. Advierte que en lo que va del año ambos han perdido parte de sus alzas después de empezar a descender a fines de 2014. Aconseja a los inversionistas abstenerse de invertir en cualquier commodity agropecuario sin un conocimiento a fondo del producto.

Una forma de reducir parte del riesgo es comprar acciones de compañías o fondos de empresas que vinculados directamente con una materia prima. Una empresa petrolera, por ejemplo, no es una operación puramente de commodities ya que cuenta con coberturas de riesgo y controles que limitan su exposición a las oscilaciones del crudo. Los inversionistas que poseen petróleo, por contraste, ya sea directamente o a través de un fondo de inversión o uno que cotiza en bolsa, verán cómo su inversión sube o cae con cada fluctuación del precio de la materia prima.

“Hay más y más variedad (en el mercado de commodities) en este momento”, asevera Rakszawski, “pero por eso requerirá mayor diligencia debida por parte del inversionista para saber en lo que se está metiendo”.

Activo vs. pasivo

Algunos estrategas de inversión aseguran que las actuales condiciones de mercado requieren estrategias activas para los commodities, como fondos mutuos con gestores que saben qué comprar y cuándo. Las inversiones pasivas, como los fondos que cotizan en bolsa que siguen índices específicos del mercado de materias primas, podrían ofrecer un acceso fácil al cobre, el oro y la plata, pero los inversionistas podrían verse perjudicados cuando surjan problemas como huelgas laborales o excesos de suministro.


Al final de cuentas, el argumento más convincente de los estrategas al hablar con los inversionistas sobre los commodities es el de la diversificación: ninguna clase de activos debería dominar un portafolio.

LA SEQUÍA EN ESTADOS UNIDOS


La sequía que prevalece en el estado de California.

La peor sequía en 119 años amenaza a la economía más poderosa del mundo, en la medida que tiene relevantes consecuencias sobre la productividad agrícola de California, Estado que alberga un alto porcentaje de la población rica de Estados Unidos y además es centro de desarrollo empresarial de varios sectores.

Sin embargo, otro aspecto interesante es la forma como las altas temperaturas están transformando a sectores industriales. Esto confirma la relevancia y alto impacto económico que para ese Estado han creado las condiciones del entorno climático.

Los precios de la ropa podrían aumentar

La producción de algodón en el sur de California es primordial para Norteamérica, ya que de allí proviene el 90% del suministro nacional de ese país, que se utiliza para la confección de ropa de vestir y de cama, según explicó Jon Devine, economista experto en el sector del algodón.

Los precios del algodón, y por ende de la ropa, podrían sufrir un fuerte impacto dado que los analistas consideran que la superficie de área cultivada de algodón declinará a 110.000 hectáreas, frente a las de 250.000 hectáreas que se registraban hace cinco años, según un pronóstico del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).


Desde ya las autoridades agrícolas del país contemplan medidas para mitigar el choque que la sequía tendrá sobre este producto que ocupa el quinto lugar dentro de los productos con más áreas sembradas en Norteamérica.

LOS INVERSIONISTAS APUESTAN A LAS NUEVAS MEDICINAS CONTRA EL CÁNCER


Michael Milken y David Bonderman son algunos de los destacados inversionistas que se están beneficiando de apuestas en uno de los sectores más populares del momento: empresas jóvenes que desarrollan medicamentos contra el cáncer utilizando el sistema inmunológico del organismo.

El interés en esta rama emergente, conocida como inmunoterapia, despegó tras el éxito de Yervoy (ipilimumab) y Opdivo (nivolumab), un par de medicamentos para tratar el melanoma desarrollados por Bristol-Myers Squibb 

Para 2020, los tratamientos podrían generar US$8.500 millones en ingresos anuales, predice Credit Suisse, equivalente a más de la mitad de la facturación de la farmacéutica estadounidense en 2014, que ascendió a US$15.900 millones.

Las esperanzas de que empresas nuevas puedan repetir y extender esos avances explican las recientes ganancias en los precios de las acciones de Juno TherapeuticsInc., Kite Pharma Inc. y bluebird bio Inc. Sus tratamientos, que siguen una línea distinta a la de Brystol-Myers, todavía no han llegado al mercado.

“Claramente es algo nuevo y no será un camino sencillo”, dijo Arie Belldegrun, presidente de Kite. “Pero si podemos hacer realidad lo que prometemos, por primera vez no se hablará de remisión, podremos hablar de una cura para el cáncer”.

Standard & Poor’s publicó a principios de febrero un informe en el que nombraba cinco agentes de inmunoterapia para tratar el cáncer entre sus 10 medicamentos con mejores perspectivas para 2015, lo que subraya un entusiasmo creciente por la estrategia.

Las medicinas ingresaron a la lista por su probabilidad de convertirse en grandes éxitos de ventas, así como por su probable impacto sobre empresas individuales. Ninguna de estas medicinas fue incluida en su lista previa de 2009.

Más empresas están adentrándose en “la biología subyacente y el entendimiento de los sistemas biológicos que deberían transformar el tratamiento de muchas enfermedades extremadamente serias”, dijo James E. Flynn, socio gerente de Deerfield Management Co., una firma de inversión con apuestas en este sector.

Entre las empresas que están generando interés, solo Bristol-Myers y Merck han conseguido que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) apruebe sus fármacos de inmunoterapia. Muchos laboratorios de menor capitalización de mercado deberán esperar un año o más antes de que los estudios ayuden a clarificar los beneficios, riesgos y potencial de mercado de sus tratamientos.

Juno, que está desarrollando terapias para la leucemia y linfomas, realizó una oferta pública inicial de acciones en diciembre a US$24 por título. El martes, sus acciones cerraron en US$45,51. Las acciones de Kite Pharma han multiplicado su valor desde principios de octubre, de US$28 a US$63,82 el martes. Bluebird bio, impulsada más por avances en medicamentos de terapias genética que en inmunoterapia, ha registrado un aumento en el precio de sus acciones de US$39 a principios de diciembre, a US$93,80 el martes.

Los tratamientos de las tres compañías son complejos, probablemente serán caros y causarán serios efectos secundarios en algunos pacientes. Ninguno ha sido aprobado hasta el momento.
Aun así, han dado resultados significativos en pruebas iniciales en leucemia y otros cánceres de sangre, y los investigadores avanzan contra reloj para encontrar maneras de extender su uso a otros tipos de cáncer.

De hecho, científicos alrededor del mundo están trabajando en varios tipos de tratamientos de inmunoterapia, así como formas de combinarlos con medicamentos existentes para combatir todos los tipos de cáncer y extender sus beneficios a más pacientes.

George Soros es uno de los inversionistas que apuestan a la inmunoterapia.

Michael Milken también fue un inversionista inicial en la empresa. Un vocero de Milken, quien no quiso confirmar la inversión, dijo que “las más de cuatro décadas de trabajo filantrópico en investigación médica y salud pública le han dado” al ex rey de los bonos basura “una comprensión profunda del potencial de los avances para salvar vidas”.

 “He estado creando empresas de biotecnología durante 28 años y esta es la primera vez que los doctores, que han visto todo están asombrados”,

Los fondos de pensiones y fondos de private equity están entre los que están elevando las inversiones en inmunoterapia.
Bristol y otros que trabajan en medicinas de inmunoterapia, incluyendo a Merck, Roche Holding, AstraZeneca y Novartis, son tan grandes que su impacto financiero en esta rama podría ser diluido por otros negocios. Es por eso que los inversionistas están apostando a las empresas más pequeñas.

No todo es alentador. Dendreon Corp. , cuya vacuna para el cáncer de próstata Provenge fue la primera inmunoterapia en recibir aprobación de los reguladores estadounidenses en 2010, se hundió en medio de su eficacia limitada, traspiés de marketing y medicinas rivales más efectivas.


El fuerte interés en la inmunoterapia, una idea que data del siglo XIX, surgió de un descubrimiento clave del investigador James Allison a mediados de la década de los 90. Allison, ahora jefe de inmunología en el Centro para el Cáncer Anderson en Houston, descubrió una manera de frenar de forma natural el sistema inmunológico. El trabajo de Allison allanó el camino para el desarrollo del medicamento Yervoy de Bristol-Myers, aprobado en 2011 y la primera droga en mejorar la supervivencia de pacientes con melanoma avanzado.

CHINA Y EE.UU. AJUSTAN SUS PAPELES COMO MOTORES DE LA ECONOMÍA GLOBAL


Los acontecimientos recientes pusieron de manifiesto el sorprendente giro que se ha producido en la economía mundial desde la crisis financiera de 2008.

Hace seis años, Estados Unidos estaba sumido en un pánico financiero, Europa era considerada como un testigo inocente y China era vista como un motor para reanudar el crecimiento global. Ahora, en cambio, la economía estadounidense avanza con dinamismo—produciendo empleos a su ritmo más veloz desde fines de los años 90— mientras que las autoridades chinas luchan para atenuar el impacto de una desaceleración y Europa intenta ponerse de pie.

Las diferencias en política monetaria son emblemáticas. Las sólidas cifras de empleo difundidas en EE.UU. elevan las probabilidades de que la Reserva Federal suba este año las tasas de interés de corto plazo, mientras que el Banco Popular de China va en la dirección opuesta e intensificó su campaña de recorte de tasas la semana pasada.

La disparidad en las perspectivas de crecimiento y las reacciones de las autoridades presagian réplicas en los mercados financieros, como la posibilidad de mayores avances del dólar, que se ha apreciado 11% frente a una canasta de otras divisas y 2% en relación al yuan en el último año.

Este telón de fondo plantea un gran interrogante: ¿podrá EE.UU. —que pisa terreno más firme pero sigue debilitado por la crisis— propulsar la economía global como lo hizo en otras décadas?

Puesto que China constituye una mayor porción de la economía mundial, su enfriamiento seguramente tendrá mayores repercusiones a nivel global que en el pasado. Sin embargo, la recuperación de EE.UU. y la estabilización de Europa probablemente ayudarán al resto del mundo a capear los problemas de China.

Un elemento crucial de este escenario son los cambiantes patrones de tensión financiera en el mundo.

La Fed informó que 31 bancos importantes habían superado sus “pruebas de resistencia” anuales, lo que significa que tienen capital suficiente para sortear una nueva recesión. Es la primera vez desde que el banco central inició los exámenes, durante el pánico de 2009, que todos los bancos cuentan con el capital requerido para pasar la prueba de solvencia.

El crecimiento del crédito se está acelerando en EE.UU. gracias a la mayor solidez de las instituciones financieras. A mediados de febrero, las carteras de préstamos comerciales e industriales de los bancos estadounidenses subieron 12% interanual, en tanto que sus portafolios de créditos inmobiliarios y de consumo aumentan y el crecimiento de los depósitos en efectivo se modera.

“Ha sido un camino doloroso y algo decepcionante, pero llegamos a este punto con un proceso de ajustes bastante graduales pero significativos en el sector privado (deuda), una agotadora recuperación del sector financiero y una Reserva Federal que consistentemente ha tratado de contrarrestar (lo que arrastra el crecimiento)”, señala un economista jefe de J.P. Morgan.


La economía estadounidense está produciendo empleos a su ritmo más rápido desde finales de los 1990. 

Las autoridades chinas, por su parte, redujeron su meta de crecimiento en 2015 a 7%. Se trata de un ritmo que superaría el de prácticamente todos los países, pero muestra que la segunda economía mundial claramente ha perdido bríos. La expansión el año pasado fue de 7,4%, la más lenta en casi un cuarto de siglo, y El Fondo Monetario Internacional proyecta un crecimiento de 6,8% para 2015.

Los problemas de China se ven reflejados en otras economías emergentes orientadas hacia la exportación de materias primas. Rusia y Brasil, por ejemplo, cayeron en recesión o podrían hacerlo pronto.

El gobierno chino intenta apuntalar el crecimiento en el corto plazo mientras que, al mismo tiempo, pretende reformar una economía que alcanzó altos niveles de deuda y se orientó hacia el mercado inmobiliario después de la crisis financiera de 2008.

La preferencia de las autoridades por adoptar medidas incrementales las está dejando con menos opciones atractivas, un menor crecimiento económico y presupuestos más limitados en momentos en que la población envejece con rapidez, exige más servicios sociales y ansía un mejor estilo de vida.

Mientras China aborda sus problemas, Europa muestra algunas muestras de mejoría, lo que podría ser un importante factor de reequilibrio en el panorama económico mundial.

El Banco Central Europeo elevó sus pronósticos para este año y el próximo, en una señal de confianza de que la zona euro, uno de los puntos débiles de la economía mundial durante de los últimos cinco años, está enderezando el rumbo incluso antes de que la entidad lance un paquete de estímulo que supera el billón de euros.

 “Si Europa realmente lograra acercarse a un crecimiento de 2%, representaría una gran diferencia para la economía global y para China”.

Después de expandirse a una tasa anual de 20% entre 2006 y 2008, las exportaciones chinas a la zona euro han caído o se han estancado en los últimos cuatro años. (En febrero las exportaciones subieron). Por su parte, Europa, y en particular Alemania, dependen de China, que fue el principal destino de las exportaciones de máquinas de herramientas alemanas el año pasado.

Alemania ha empezado a registrar un sólido repunte gracias a la devaluación del euro, que abarata sus exportaciones en los mercados globales en medio de un entorno dominado por los bajos precios del petróleo y tasas de interés casi nulas que han alimentado un auge de la construcción.

Para una economía global que, en gran medida, ha descartado una expansión de Europa en los últimos cinco años, cualquier aporte de la zona euro al crecimiento sería una buena noticia.

“Hoy en día uno agradece cualquier crecimiento que haya en la zona euro”.

AHORA SÍ LOS ROBOTS AMENAZAN CON QUITARLE SU EMPLEO


El economista Erik Brynjolfsson desestimó durante mucho tiempo los temores de que el avance de la automatización iba a devorar empleos que exigían capacidades de criterio y destreza que sólo poseen los seres humanos.

Muchos de sus colegas del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), donde se concibe y elabora buena parte de los adelantos tecnológicos, pasaron sus carreras tratando de probar que la llegada de esta clase de máquinas estaba al alcance de la mano.

Cuando Google Inc. anunció en 2010 que una flota de vehículos de la marca Toyota Prius sin conductor y especialmente equipados había recorrido sin inconvenientes más de 1.500 kilómetros por las carreteras estadounidenses, Brynjolfsson entendió que pudo haberse equivocado. “Algo había cambiado”, reconoce al recordar su asombro de que las máquinas pudieran sortear los numerosos momentos impredecibles que enfrentan los conductores.

Desde las máquinas a vapor a los cajeros automáticos, la tecnología lleva tiempo desplazando a los humanos, pero siempre ha creado nuevos empleos que, a menudo, exigen una mano de obra más calificada. Los recientes avances, sin embargo, desde vehículos autoconducidos a computadoras capaces de leer las expresiones faciales, han hecho que expertos como Brynjolfsson se replanteen los efectos de los robots en la fuerza laboral.

Se preguntan si la automatización está cerca de llegar a un punto de inflexión en el que las máquinas podrán finalmente dominar tareas que sólo pueden hacer los humanos. “Se ha vuelto cada vez más fácil sustituir muchos tipos de mano de obra por máquinas. Debiéramos obtener mucho más riqueza con menos mano de obra”, subraya el economista. “Pero podrían haber personas que quieren trabajar, pero no pueden”.

Rio Tinto utiliza camiones que se autoconducen y taladros que no necesitan operarios en sus minas de mineral de hierro en Australia. Trenes automatizados pronto trasladarán el hierro a un puerto a casi 500 kilómetros de distancia.

Las computadoras pueden hacer investigaciones sobre temas legales, redactar notas sobre el desempeño de acciones y noticias, además de traducir conversaciones. También ayudan a detectar posibles casos de lavado de dinero en los bancos. Hasta hace poco, todas estas labores eran realizadas por humanos.

Bill Gates, el cofundador de Microsoft, indicó en un reciente discurso en Washington que la automatización amenaza toda clase de empleados, desde los meseros hasta las enfermeras. “No creo que la gente haya incorporado eso a su modelo mental”, destacó.

La firma de estudios Gartner Inc. predijo que la automatización causará la pérdida de un tercio del total de los empleos dentro de 10 años. Los economistas de la Universidad de Oxford, a su vez, proyectan que dentro de dos décadas la mitad de los actuales empleos serán desempeñados por máquinas.

“Cuando estaba haciendo mi postgrado, quienes se preocupaban acerca de los efectos de la tecnología eran considerados tontos, porque la tecnología siempre ayudaba a la gente”, cuenta David Autor, otro economista del MIT. Sus investigaciones hallaron que, en lugar de aniquilar empleos en forma indiscriminada, la tecnología eliminaba trabajos propios de la clase media y creaba empleos en los segmentos alto y bajo del mercado. “El problema que observo con la automatización es que está contribuyendo a una creciente desigualdad”, asevera.

Autor y otros expertos resaltan que las nuevas tecnologías son herramientas para ayudar a que los trabajadores sean más productivos, no para reemplazarlos.

El impacto de la tecnología en el corto y largo plazo se debate a fondo en el MIT, de donde provienen buena parte del hardware y el software que están transformando los mercados. Sus científicos y economistas se reúnen regularmente para analizar las implicaciones de su trabajo. El profesor de robótica John Leonard ayudó a organizar los encuentros, a los que también acuden investigadores de otras universidades, cuyos temas van de lo prosaico, como los robots que trabajan en depósitos, a lo filosófico como ¿qué ocurre si los humanos no pueden hallar un trabajo satisfactorio?

Uno de los participantes en una reciente reunión es Henrik Christensen, director del programa de robótica del Instituto de Tecnología de Georgia y un especialista en robots industriales. La automatización se está expandiendo a fábricas en todo el mundo y China acaba de superar a EE.UU. como el mayor mercado de robots del mundo, le informó a un grupo que fue a escucharlo en el centro de informática del MIT, que fue diseñado por el arquitecto Frank Gehry.

“La mayoría de los camioneros no tendrán esos trabajos en 10 años”, vaticinó Christensen, quien es muy optimista sobre el desarrollo de vehículos que se autoconducen. También predijo que los nacidos hoy no tendrán que aprender a manejar y encontrarán una multitud de empleos.

Leonard, el profesor de robótica, no cree que tales predicciones vayan a hacerse realidad tan pronto. “Hay algo en los robots que hace que la gente crea que estamos cerca de Arnold Schwarzenegger y las películas de Terminator”, apunta.

Leonard instaló una cámara en su auto para registrar su trayecto diario de ida y vuelta a la oficina. El objetivo era recolectar un inventario de la clase de imprevistos que una computadora podría encontrar si le tocara conducir.

Leonard encendió su computadora portátil y mostró una serie de imágenes de la cámara que colocó en el auto que confundirían a una máquina, incluyendo un viraje a la izquierda en medio del tráfico. El profesor de 49 años cree que los vehículos autoconducidos no podrán transitar por las calles de una ciudad en lo que le queda de su vida.

Google le ofreció hace poco un recorrido en su auto sin conductor. Leonard comparó la experiencia con los hermanos Wright. “Fue un acontecimiento notable”, aseveró, respecto al primer vuelo de la historia. “Pero mire cuánto tiempo tuvo que pasar” antes de llegar a la aviación comercial.

Los robots tampoco tienen que dejar a los humanos sin empleo. Los trabajadores desplazados con destrezas obsoletas siempre salen perdiendo, pero el número total de empleos nunca ha declinado en el tiempo.

Ese parece ser el caso de Rio Tinto en Australia. John McGagh, el director de tecnología e innovación de la minera, señala que el auge de la automatización empezó hace una década y fue posible gracias a “microprocesadores de computadoras más potentes y GPS mucho más precisos”.

Los nuevos equipos eliminaron múltiples empleos de conducción de vehículos, pero las reducciones fueron parcialmente compensadas por nuevos tipos de labores. La empresa necesita más técnicos de redes, dice McGagh, e “ingenieros mecatrónicos”, una combinación de ingeniero eléctrico y mecánico que hace cinco años prácticamente no existía.

El robot del hotel Aloft, en Cupertino, California, hace los mandados. Cuando llega a la puerta de los huéspedes, no la golpea sino que llama a la habitación por teléfono. No hay que darle propina, pero una pantalla solicita una calificación. “Consideramos hacerlo hablar”, dice Steve Cousins, presidente ejecutivo de Savioke, el creador de la máquina. “Pero si habla, la gente asumirá que el robot la entiende”. Esa sigue siendo una capacidad monopolizada por los empleados del hotel.



Apple trabaja en el diseño de un auto eléctrico

Apple ya tiene presencia en los autos a través de su servicio CarPlay.

Apple Inc. ha revolucionado la música y los teléfonos. Ahora apunta a un blanco mucho más grande: los autos.

La empresa ha asignado a cientos de empleados a un proyecto secreto para crear un vehículo eléctrico de marca Apple, según fuentes al tanto. El proyecto, cuyo nombre en clave en “Titan”, está trabajando inicialmente en el diseño de un vehículo que se asemeja a un miniván, dijo una de las personas. Un vocero de Apple no quiso hacer comentarios.

Apple, no obstante, podría decidir no continuar con el auto. Además, muchas tecnologías usadas en un auto eléctrico, como baterías avanzadas y electrónicos para el auto, podrían ser útiles para otros productos de Apple, entre ellos el iPhone y el iPad.

La empresa de Silicon Valley a menudo investiga tecnologías y potenciales productos, e incluso desarrolla múltiples prototipos para algunas cosas que nunca venderá. Completar un auto y obtener las certificaciones de seguridad requeriría años.

Sin embargo, el tamaño del equipo que trabaja en el proyecto y el rango de los empleados involucrados indican que Apple lo está tomando con seriedad, explicaron estas personas.

Ejecutivos de Apple han viajado a Austria para reunirse con fabricantes por contrato de autos de alta gama, incluido Magna Steyr, división de la empresa canadiense de autopartes Magna International Inc. Una portavoz de Magna no quiso realizar comentarios.

Otros gigantes de Silicon Valley tienen su mira puesta en los autos. Google Inc. ha estado trabajando en un auto sin conductor desde hace años. El jefe del proyecto de vehículos autónomos de Google aseveró el año pasado que la empresa se propone asociarse con automotrices para fabricar un auto sin conductor en los próximos años. Un vehículo de este tipo no forma parte del actual plan de Apple, dijo una de las fuentes.

“Hay productos en los que estamos trabajando de los que nadie sabe”, contó el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, en una entrevista en septiembre en un programa de televisión. “De los que no ha habido rumores”.

La fabricación de autos es una actividad de capital intensivo, al requerir cientos de millones de dólares en diseños, herramientas, producción y certificaciones. Las automotrices también deben sostener una red de suministro de los miles de componentes que se utilizan en un vehículo.

Los vehículos impulsados por baterías añaden otra dimensión. Tesla Motors Inc., por ejemplo, ha registrado crecientes pérdidas debido al aumento de los costos para construir un todoterreno eléctrico. La empresa prevé invertir US$1.500 millones en gastos de capital e investigación y desarrollo este año.

Cook aprobó el proyecto del auto hace casi un año y asignó a Steve Zadesky, el veterano vicepresidente de diseño de productos, al frente del grupo, según personas al tanto. Zadesky es un ex ingeniero de Ford que estuvo entre los que dirigieron los equipos de Apple que crearon el iPod y el iPhone.

Zadesky recibió permiso para formar un equipo de 1.000 personas e incorporar empleados de diferentes divisiones de la compañía, dijo una de las personas. El equipo, que trabaja en una ubicación secreta a pocos kilómetros de la sede de Apple en Cupertino, California, está investigando diferentes tipos de robótica, metales y materiales consistentes con la fabricación de automóviles, indicaron las fuentes.

En septiembre, Apple contrató a Johann Jungwirth, ex presidente de Mercedes-Benz Research and Development North America, que tiene operaciones en Sunnyvale, California, cerca del campus de Apple, según su perfil en LinkedIn.

El Financial Times informó que decenas de empleados de Apple investigaban productos automotores, citando personas cercanas a la empresa.

Durante los últimos 15 años, Apple ha revolucionado varias industrias. Su reproductores de música iPod y servicio iTunes aceleraron la transición hacia la música digital. El iPhone estableció el mercado de smartphones y cambió la noción de la computación móvil. Asimismo, planea lanzar su Apple Watch en abril, con el cual espera crear un mercado de aparatos de vestir.

Fabricar un auto es inmensamente costoso. Una sola planta suele costar muy por encima de US$1.000 millones y requiere una enorme cadena de suministro para producir los más de 10.000 componentes de un auto. Elon Musk, presidente ejecutivo de Tesla, se quejó a fines del año pasado de que es “muy difícil” desarrollar un vehículo en medio de la lucha para incrementar la producción de su sedán Model S.

El costo es una barrera de ingreso para muchos potenciales competidores, pero sería un menor obstáculo para Apple, que tenía US$178.000 millones en efectivo al 27 de diciembre.

Tesla logró aumentar su producción en poco tiempo y de forma relativamente barata al comprar una antigua fábrica de Toyota Motor Corp. en Fremont, California, por US$42 millones en 2010. Desde entonces, la automotriz ha invertido cientos de millones de dólares para modernizar la fábrica y aun así produjo apenas 35.000 vehículos en 2014.


Durante años, Apple utilizado contratistas para fabricar sus productos. Eso ha ayudado a Apple a mantener una cadena de suministro frugal y reducir su acumulación de inventarios.

EL MUNDO SE QUEDA SIN ESPACIO PARA GUARDAR CRUDO


En momentos en que el petróleo abunda en el mundo, los productores y operadores enfrentan un dilema de miles de millones de barriles: dónde almacenarlo.

El inventario de crudo en Estados Unidos está en su mayor nivel en más de 80 años, según datos de la Administración de Información de Energía de ese país (EIA, por su siglas en ingles), equivalente a casi 70% de la capacidad de almacenamiento estadounidense. Se prevé que un centro de almacenamiento en el estado de Oklahoma alcance su capacidad máxima antes de mitad de año. Aunque los cálculos son aproximados,  se cree que el almacenamiento de crudo comercial en Europa podría estar por encima de 90% de su capacidad, y los inventarios en Corea del Sur, Sudáfrica y Japón podrían ubicarse en más de 80% de su capacidad.

El peligro de quedarse sin espacio para guardar el crudo es que los precios, que ya han caído 50% desde junio, sigan en baja, predicen algunos analistas. Esto sucedería a medida que los productores venden petróleo con descuento a los pocos compradores que quedan con espacio para acumularlo. Sin embargo, los consumidores seguirían beneficiándose conforme las refinerías convierten un océano de crudo en gasolina y otros combustibles.

“Los niveles de inventario han comenzado a dar miedo”, dice Harish Sundaresh, gestor de portafolio y estratega sénior de commodities de Loomis, Sayles y Co., que administra cerca de US$230.000 millones. “Cuando veo el espacio de almacenamiento, no me parece que tengamos suficiente”.

No obstante, la ayuda podría llegar pronto. En todo EE.UU. se están construyendo tanques de almacenamiento, al tiempo que se están alquilando algunos buques cisterna de gran tamaño para guardar el petróleo.
Cuando la oferta y la demanda de petróleo están en cierta forma equilibradas, tanques de almacenamiento y cavernas de sal subterráneas sirven como lugares para depositar el crudo durante unos días mientras los operadores encuentran un comprador.

De todos modos, los productores están bombeando casi 1,5 millones de barriles diarios más de lo que necesita el mundo, debido a una combinación de una menor demanda y una mayor producción en EE.UU. Eso significa que el petróleo que se guarda hoy podría permanecer allí durante años, señalan analistas. Si el exceso empeora, más productores podrían verse obligados a cerrar sus pozos y, de hecho, dejar almacenado el petróleo en la tierra.


Tanques para almacenar petróleo recién construidos en Cushing, Oklahoma. A pesar del auge en la construcción de tanques desde 2009, las instalaciones de Estados Unidos se están quedando sin espacio para más crudo. 

Sundaresh y su equipo, quienes supervisan US$5.000 millones, han apostado a que los precios del petróleo caerán debido a la escasez de espacio de almacenamiento.

El espacio para guardar crudo se está convirtiendo en un commodity con el que se puede operar en el mercado.

Desde 2009, la última vez que los inventarios estuvieron altos, un auge de construcción de tanques ha añadido decenas de millones de barriles de capacidad de almacenamiento. De todos modos, se están llenando con rapidez.

En las afueras de la ciudad de Cushing, en Oklahoma, Mark Hurley es el guardián de organizadas filas de tanques de depósito de crudo. Los contenedores, que en conjunto pueden guardar 6,6 millones de barriles de petróleo —suficiente para llenar más de 400 piscinas olímpicas— están alquilados hasta fin de año.

Esas cavernas son aptas para guardar crudo o gas natural porque sus paredes son impermeables.

 “No hay absolutamente nada que pueda evitar” que las instalaciones de Cushing se llenen por completo.
El inventario almacenado en Cushing aumentó a 49,2 millones de barriles en la semana que terminó el 27 de febrero, según la EIA. Los niveles subieron en 7,8 millones de barriles en cuatro semanas; a ese ritmo, la capacidad que se puede usar en la zona llegaría a su máximo en mayo.

Cuando eso suceda, la mayor parte del almacenamiento que quedará disponible en el mundo se ubicaría en tanques en la Costa del Golfo de EE.UU. o en buques cisterna. Entre los países industrializados, los inventarios de crudo comercial y productos petroleros podrían alcanzar un máximo histórico de 2.830 millones de barriles para mediados de año, advirtió el mes pasado la Agencia Internacional de Energía. La última vez que estuvieron en ese nivel, en agosto de 1998, los precios del crudo promediaban US$13,38 por barril, equivalente a US$19,18 por barril actualmente.

BITCOIN Y LA REVOLUCIÓN DEL DINERO DIGITAL



La moneda digital conocida como bitcoin apenas tiene seis años de vida y muchos de sus críticos ya le han extendido el certificado de defunción.

Sin embargo, independientemente de si bitcoin sobrevive o no, la tecnología en la que se basa está aquí para quedarse. En realidad, la tecnología se volverá cada más influyente a medida que los desarrolladores crean versiones y clones más nuevos y mejores.

Ninguna moneda digital desplazará pronto al dólar, pero bitcoin es mucho más que una divisa. Es un sistema radicalmente nuevo y descentralizado para administrar la forma en que las sociedades intercambian valor. Simplemente es una de las innovaciones más poderosas en las finanzas en los últimos 500 años.

Si se difunde ampliamente en los engranajes de la economía global, este modelo podría reducir billones de dólares en tarifas financieras; computarizar buena parte del trabajo realizado por los procesadores de pagos, las oficinas de gobierno de títulos de propiedad, abogados y contadores; crear oportunidades para miles de millones de personas que no tienen cuentas bancarias. Se creará mucho valor, pero también muchos empleos se volverán obsoletos.

Bitcoin tiene algunas fallas indiscutibles, al menos en su versión actual. Sus oscilaciones son excesivas. (¿A quién le gustaría que los precios de sus alimentos varíen 10% de una semana a la otra?). Su anonimidad lo han convertido en un refugio de narcotraficantes. Los “monederos” (como se les conoce a las aplicaciones individuales de software que gestionan las posesiones bitcoin) han sido vulnerables a los ataques cibernéticos

Aunque el programa central que opera bitcoin ha resistido seis años de intentos de hackeo, los ataques exitosos en negocios relacionados han creado la impresión de que bitcoin no es un lugar seguro para guardar dinero. Hasta que se superen estas percepciones o bitcoin sea reemplazado por una moneda digital superior, el público se mantendrá receloso hacia el concepto, y los reguladores sentirán la tentación de suprimirlo.

Bitcoin es una tecnología en evolución y su innovador programa central de software es constantemente mejorado. Es de código abierto y no tiene derechos de autor, por lo tanto es accesible a cualquiera que quiera observarlo de cerca, copiarlo, sugerir mejoras o crear aplicaciones.

Inspirado por este potencial, “probablemente 10.000 de los mejores desarrolladores del mundo están trabajando en bitcoin”. Este ejército de voluntarios ha desarrollado criptografía para hacer que los monederos de bitcoin sean más seguros y asegurables así como nuevas herramientas de intercambio para ayudar a estabilizar el precio. Las fallas de la moneda digital están siendo resueltas.

Los bitcoins existen estrictamente como entradas en un sistema contable: un libro de contabilidad transparente conocido como “cadena de bloques” que registra los saldos y transferencias entre las “direcciones” especiales de bitcoins. Poseer bitcoins no significa tener un billete digital en un bolsillo digital, sino tener un derecho a una dirección de bitcoin, con una contraseña secreta, y a transferir su saldo a otra persona.

Este libro contable es lo que otorga a bitcoin su potencial de trastornar las finanzas globales. En el actual sistema monetario, le confiamos a los bancos y otros intermediarios la tarea de ser guardianes de casi toda transacción.

Estas instituciones centralizadas mantienen libros contables internos que guardan bajo siete llaves y, con esa información, determinan si sus clientes tienen suficiente crédito para hacer cheques, comprar bienes con tarjetas de crédito o transferir fondos.

En el caso de bitcoin, los saldos de todos los usuarios son registrados en un libro contable público y de amplia distribución que es actualizado por miles de computadoras independientes conocidas como “mineras”.

Para entender cómo funciona y porqué es más eficiente y barato que el sistema actual, veamos un ejemplo concreto: comprar un café. Si paga con tarjeta de crédito, la transacción parece bastante sencilla: desliza su tarjeta, toma su café y se va. Pero antes de que la tienda reciba su pago y su saldo bancario disminuya, más de media docenas de instituciones —como un procesador de facturas, la empresa de tarjetas (Visa, MasterCard, MA -2.37%  etc.), su banco, el banco de la cafetería, un procesador de pagos— habrán compartido parte de la información de su cuenta o intervenido en la transacción. Si todo sale bien, su banco confirmará su identidad y buen crédito y enviará el pago al banco de la cafetería dos o tres días después. Por este privilegio, la cafetería debe pagar entre 2% y 3%.

Ahora, paguemos en bitcoins, suponiendo que su cafetería favorita lo acepta (más de 82.000 comercios ya lo hacen). Si no tiene bitcoins, tendrá que comprarlos de uno de los múltiples mercados y firmas de corretaje en línea mediante una transferencia de su cuenta bancaria.

Posteriormente, asignará los bitcoins a un monedero, que funciona como una cuenta en línea. Una vez en la cafetería, tendrá que abrir la aplicación del monedero en su smartphone y sostener su lector de código QR frente al dispositivo del local. Esto permite que su contraseña secreta libere una dirección de bitcoin e informe al sistema de computadoras bitcoin que usted está transfiriendo US$1,75 en bitcoins (actualmente alrededor de 0,0076 bitcoins) a la dirección de la cafetería. Esto demora segundos tras los cuales se puede ir con su café.

Lo que ocurre después es crucial. A diferencia del sistema actual, su transacción inmediatamente es divulgada al mundo (en datos alfanuméricos que no pueden ser vinculados a usted). Su información luego es recopilada por los “mineros” de bitcoin, las computadoras que mantienen el sistema y son remuneradas, aproximadamente cada 10 minutos, por el trabajo de confirmar transacciones.

Toma de 10 minutos a una hora para que esta red de computadoras confirme formalmente una transferencia de su dirección de cadena de bloques a la de la cafetería, comparado con una espera de entre dos y tres días para el procesamiento de una transacción de tarjeta de crédito. Algunas monedas digitales nuevas son capaces de completar operaciones en segundos.

Casi no hay que pagar tarifas y la información personal de los usuarios no es divulgada. Esta característica de bitcoin es especialmente atractiva para los defensores de la privacidad.

Las ventajas de las monedas digitales son mucho más visibles en mercados emergentes. Por ejemplo, permiten a los trabajadores migrantes eludir los cobros por los servicios de envío de dinero a sus países.

Muchos, sin embargo, se preguntan ¿qué valor puede tener un bitcoin si no cuenta con el respaldo del oro o un gobierno? El dinero es, en el sentido más amplio de la palabra, un sistema para registrar las posesiones y las deudas de las personas. Las monedas físicas, como el dólar, son solamente símbolos de ese sistema que representan un criterio compartido de valor. La invención de las cadenas de bloques ofrece un mecanismo descentralizado y público para registrar estos balances. .

A pesar de sus beneficios, el uso de bitcoin no se ha popularizado en parte debido a las preocupaciones sobre volatilidad, inseguridad y criminalidad que han seguido atormentado a la divisa virtual. Aunque muchas empresas aceptan bitcoin, el uso global de la moneda digital promedió apenas US$50 millones al día en 2014. Durante el mismo período, Visa y MasterCard procesaron US$32.000 millones al día.

Sin embargo, el crecimiento de la tecnología de monedas digitales tiene implicaciones más profundas. Podría reducir los costos financieros generales y dejar más dinero en los bolsillos de la gente. Al mismo tiempo, podría causar pérdidas de empleos, potencialmente volviendo obsoletos millones de puestos en servicios tradicionales de intermediación.

No son preocupaciones triviales. Los banqueros de Wall Street y los funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos analizan formas de que esta tecnología vuelva el sistema financiero más eficiente. Los reguladores en el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York y en otros lugares están diseñando reglas para reducir los riesgos de las monedas digitales incluso a medida que alientan la innovación. Y los gobiernos de México y Reino Unido exploran el uso de tecnología de cadena de bloques para mejorar las redes financieras y fortalecer el gobierno económico.

En última instancia, el ascenso de las divisas digitales puede estar ligado a la evolución de la especie. Internet ha trastornado y descentralizado gran parte de la economía mundial, pero el mundo centralizado de las finanzas sigue siendo parte del siglo XV. Las monedas digitales pueden ayudarlo a adaptarse y sobrevivir.

A pesar de sus problemas, bitcoin representa el futuro de las finanzas globales, un mundo que sigue anclado en el siglo XV

Independientemente de si bitcoin sobrevive o no, la tecnología en la que se basa está aquí para quedarse

COMO ALCANZAR EL BIENESTAR FINANCIERO


Es básico saber cuánto tienes y cómo lo gastas.

Comienza a cultivar estos hábitos y sé testigo del increíble efecto dominó que se produce en todos los ámbitos de tu vida con sólo trabajar en tu bienestar financiero.

La realidad es que estamos pasando por una crisis de educación financiera. La brecha entre la complejidad del mundo financiero y nuestra habilidad de navegarlo se hace cada vez más grande.

No se puede discutir nuestra necesidad de una mayor y mejor educación financiera; sin embargo, el conocimiento en la materia es sólo uno de los varios pasos que se necesita seguir para poder alcanzar un equilibrio financiero. Aún más importante que tener la información, es la puesta en práctica. Cambiar nuestros hábitos y conductas financieras es crucial si queremos mejorar este aspecto de nuestras vidas.

No sólo se trata de cuánto dinero se produce, sino de cuánto les permiten sus recursos tanto ahora como en el futuro (seguridad y libertad financiera). Aquellos que reportaron niveles más altos de bienestar financiero, tuvieron en común 3 hábitos que te compartimos a continuación, para que tú, como ellos, alcances un equilibrio dentro de tus finanzas personales:

Saber cuánto tienes y cómo lo gastas. Es básico tener perfecta noción de tus gastos tanto diarios como mensuales. Los miembros de la muestra con mejores resultados pueden cubrir sus gastos a la perfección y pagar deudas puntualmente; además, no se preocupan por tener suficiente dinero para “sacar” la quincena o el mes; es decir, “no viven al día”. En sus palabras, no se trata simplemente de tener dinero, sino de saber cómo manejarlo.

Tener un colchón financiero. Es decir, tener la capacidad de absorber un golpe financiero. Ya sea que se trate de un accidente de auto o un despido reciente, es necesario tener una red de seguridad para evitarse un mal rato.

Planear. Los consumidores con un mayor sentido de bienestar financiero saben qué camino seguir para alcanzar sus metas económicas y no se desvían. Con plan financiero en forma o no, están trabajando activamente hacia estas metas, que pueden incluir ahorrar para comprar un auto o una casa, pagar un préstamo educativo, ahorrar dinero para el retiro, o algo tan simple como tener suficiente para emergencias.

¿Cómo fortalecer estos tres hábitos y alcanzar el bienestar financiero? Investigar, planear, y actuar: primero se investiga para saber cómo tomar mejores decisiones financieras; acto seguido, se plantean metas realistas y se establecen estrategias y tácticas para lograrlas; posteriormente se aprovechan los recursos que se tiene para no desviarse del camino y conseguir sus metas.

Establecer hábitos financieros responsables, y tomar decisiones económicamente balanceadas, puede tener grandes recompensas para ti dentro de tu libertad financiera y calidad de vida. Se encontró que los miembros de la muestra que percibían sus finanzas equilibradas, se sentían con la libertad de tomar decisiones que les permitiesen “disfrutar de la vida”. Ya sea para hacer un viaje, salir a comer con relativa frecuencia, o trabajar menos para pasar más tiempo con su familia, las personas financieramente balanceadas tienen la flexibilidad para invertir tiempo y dinero en todo aquello que incrementa sus niveles de felicidad. Comienza a involucrar estas conductas a tu manejo diario de finanzas personales, y sé testigo del increíble efecto dominó que se produce en todos los ámbitos de tu vida con tan sólo trabajar en tu bienestar financiero.



Tres preguntas que pueden cambiar sus finanzas y su vida

George Kinder propone tres preguntas para evaluar lo que realmente le importa y motivarlo a ahorrar.

Si su propósito de año nuevo de ahorrar más ya está en ruinas, quizás necesita motivación adicional. Mi consejo: haga un esfuerzo por ilusionarse por su futuro financiero con la ayuda de tres preguntas.

En la encuesta reciente, solo el 33% de los encuestados estadounidenses se describieron como muy contentos y solo 27% indicaron que estaban satisfechos con su situación financiera.

Al mismo tiempo, 47% calificaron su vida de rutinaria o aburrida. En cuanto a su trabajo, 37% señaló que estaba solamente moderadamente satisfecho y otro 12% indicó estar insatisfecho. Estas cifras no han cambiado mucho en las últimas cuatro décadas, a pesar de una duplicación en los ingresos per cápita ajustados para la inflación.

Hay toda una serie de explicaciones de estas estadísticas, pero aquí hay una posibilidad: mucha gente dedica su vida a buscar objetivos financieros que no les entusiasman. Saben que deben ahorrar para el pago inicial de una casa, financiar las cuentas universitarias de sus hijos e invertir en su propia jubilación.

Pero no están particularmente motivados para ahorrar porque no han reflexionado a fondo sobre estos objetivos, por qué son importantes para ellos y si hay otras metas que podrían ser más importantes.

Esa es la brecha que la llamada planificación de vida intenta llenar. ¿Qué es la planificación de vida? Es un esfuerzo por elevar a un nivel más alto la planificación financiera, al asegurar que las finanzas de los clientes están enfocadas en ayudarlos a vivir la vida que quieren vivir.

Es tentador descartar esto como tonterías sentimentalistas. Pero, yo pienso que la planificación de vida está intentando llevar a cabo algo importante.

Muchas personas tienen trabajos que detestan, o sienten que no tienen tiempo para su familia o para los pasatiempos que los apasionan.

¿Qué hacer? Estas son tres preguntas para sonsacar lo que la gente quiere de su vida.

Primera pregunta: Imagínese que tiene suficiente dinero para satisfacer todas sus necesidades, ahora y en el futuro. ¿Cambiaría su vida y, si es así, como la cambiaría?
“Es la pregunta de qué haría si gana la lotería”. “A lo que intentamos llegar es: ¿qué es lo que más le importa?”
Son cosas a las que les gustaría tener más tiempo, cosas que quieren comprar y viajes que les gustaría realizar. “La gente que dice que renunciaría a su trabajo es probablemente menos de 10%, pero la gente que dice que trabajaría menos podría ser 40%”.

Segunda pregunta: Ahora, suponga que se encuentra en su actual situación financiera. Su médico le dice que solo tiene entre cinco y 10 años de vida, pero que se sentirá bien hasta el fin. ¿Cambiaría su vida, y si sí, como la cambiaría?
Al reducir el enfoque a 10 años o menos, los clientes son instados a considerar lo más importante. “Uno adquiere un mayor sentido de misión”. “¿Qué va a lograr? Podría ser una orientación hacia la familia, los viajes, o hacer algo creativo. Es aquí en donde la gente podría decir que quiere escribir una autobiografía. Las virtudes salen: la gente dirá que quiere ser más amable”.

Tercera pregunta: Su doctor le dice que solo le queda un día de vida. Usted echa un vistazo a su vida. ¿De qué se perdió? ¿Qué persona no llegó a ser? ¿Qué no cumplió?
“El punto es reflexionar sobre la vida”. “Con la pregunta final, uno llega a los cimientos, a lo que es absolutamente crucial. Algunas veces se trata de algo creativo, como nunca llegue a tocar jazz en un club. Algunas veces se trata de algo que los ha bloqueado por años, como nunca reparé mi relación con mi hermana. No se trata de pagar la hipoteca. No se trata de instalar la nueva cocina”.

A pesar de las estadísticas que indican que muchas personas se encuentran insatisfechas, los clientes de planificación de vida normalmente no le dan un giro radical a sus vidas. “Quizás 1% abandonan su trabajo y se van a tocar la guitarra”, anota Kinder. “Pero, en promedio la gente cambia la prioridad de 10 horas de su semana. Quizás el tiempo sale del trabajo. Quizás salga del tiempo en frente de la televisión”.


Si puede descubrir lo que le apasiona, eso puede proporcionarle una hoja de ruta para la jubilación: y la motivación para ahorrar. Pero también considere como puede encontrar tiempo adicional hoy para las cosas que le importan. Quizás trabaje menos, se cambie a un trabajo menos exigente, les pague a otros para que hagan los trabajos del hogar o acorte su viaje diario al trabajo.

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios