24 de mayo de 2017

LA OPEP DETENIENDO LO QUE ES INEVITABLE

El petróleo es un mercado que se enfrenta este año con rigideces desde el punto de vista del acuerdo de la OPEP logrado el año anterior, pero la pregunta es si simplemente el acuerdo lo único que está logrando es aplazar lo inevitable. El precio al que se mantiene en este momento el petróleo es sostenido artificialmente por dos condiciones, la primera es que el acuerdo de la OPEP sea cumplido y la segunda que a este nuevo nivel de precios las empresas de Shale Oil se hagan rentables de nuevo y aumenten la oferta mundial bajando el precio.

El gráfico de oferta y demanda ilustra la idea básica y permite orientarnos un poco más de lo que la OPEP ha tratado de lograr a escala mundial.  El efecto en este caso inicia vía producción a partir de enero con la entrada en vigencia del acuerdo de la OPEP, lo cual reduce la cantidad en este ejemplo se ve como un desplazamiento de la curva de oferta (azul) a la derecha (verde). esta reducción en la oferta hace que el petróleo sea más escaso y por tanto más valioso por lo que se hace más costos y aumenta su precio.

¿Es la OPEP capaz de detener la fuerza de la oferta de petróleo en el mundo para mantener estables los precios? Si vemos la siguiente gráfica, que compara el comportamiento del precio del barril de petróleo de la referencia WTI con las variaciones en la producción en Estados Unidos, publicadas por el departamento de energía cada semana, se puede ver como una relación directa. Es decir, a medida que aumenta el precio aumenta la producción en Estados Unidos y esta tendencia es particularmente marcada desde diciembre de 2016 momento en el cual se firmaron los acuerdos de recorte de producción entre la OPEP y sus aliados.

¿Por qué es importante revisar esa relación? Porque Estados Unidos no hace parte de los mencionados acuerdos y un aumento en su producción podría dañar los planes de la OPEP para mantener altos los precios del petróleo. Otro factor que refuerza esta relación en precios y producción es que la técnica utilizada para la explotación en Estados Unidos, llamada fracking es mucho más costosa que la forma tradicional por lo que ha medida que aumentan los precios, estas compañías se hacen financieramente más viables que en escenarios de 30 usd/barril.

La OPEP está intentando lo imposible al tratar de detener las fuerzas de mercado, principalmente por dos razones, la primera, es que al aumentar los precios está incentivando a los demás países productores a aumentar sus niveles de producción y la segunda es que ha sido muy difícil para el bloque tomar una posición unificada en términos de producción, les tomó todo un año llegar a este acuerdo, por lo que no es tan seguro que llegado junio lo renueven. Así que el panorama no es muy alentador y todo apunta a un segundo semestre de 2017 ajustando petróleo a la baja.

¿Podrá la OPEP y sus aliados controlar la producción?

¿Estamos a la espera de una nueva caída en los precios? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios