26 de enero de 2017

POR QUE SE DIFICULTA LA MASIFICACIÓN DE LA ENERGÍA SOLAR


La reducción de los costos de los paneles ha incentivado el uso de energía solar a nivel global, sin embargo, aún hay 5 aspectos clave que deben resolverse para que esta fuente de energía deje de ser una alternativa y se convierta en el camino.

El Banco Mundial destacó en un reciente informe que “la energía solar, que fue una vez vista como una posibilidad remota (en el pasado), representa un factor de cambio para los países en desarrollo que adoptan”.

En dicho documento el organismo internacional destaca que por primera vez “las fuentes de energía renovables superaron al carbón en términos de capacidad instalada acumulada en el mundo”.

De hecho, explica con base en cifras del Organismo Internacional de Energía, que el año pasado se agregó una capacidad “sin precedentes” de 153 gigavatios (GW) a través de energías renovables.

En ese período, la energía solar fotovoltaica representó casi un tercio (49 GW) de esa cantidad. “Es decir, que el año pasado se instalaron alrededor de 500.000 paneles solares cada día en todo el mundo”, explica el Banco Mundial.

A pesar de los enormes desafíos que aún deben resolverse, se estima que en los próximos años su utilización aumente significativamente debido, en parte, al fortalecimiento de la cultura ambiental.

Para el 2021, por ejemplo, se estima que la capacidad mundial de electricidad proveniente de fuentes de energía renovables aumente en un 42% (u 825 GW), siendo la solar una de las mayores contribuyentes.

Este ambicioso objetivo podría cumplirse en la medida en la que se sigan replicando iniciativas como las que se adelantan en Marruecos, en donde se ha construido una planta de energía solar que es capaz de suministrar el servicio a casi 1 millón de hogares de ese país.

Noor Ouarzazate es el nombre de este proyecto que cuenta con el apoyo del Grupo Banco Mundial, el cual ha calificado a esta obra como una de las más modernas y grandes de su tipo a nivel global. 

Sin embargo, esta no es una iniciativa aislada dado que en la India se invertirán al menos US$625 millones en la instalación de paneles solares en los techos de las viviendas y edificios de todo el país.

Mientras que en zonas remotas de Bangladesh o Bolivia centenares de personas que no podían acceder a la electricidad tradicional ya tienen acceso gracias a sistemas solares que han sido financiados por el Banco Mundial.

La capacidad que tiene esta fuente de energía también contribuye con su masificación, ya que en la actualidad sus aplicaciones parecen ser ilimitadas en la industria y el transporte.

Vale la pena recordar que en julio de este año un avión impulsado con energía solar logró completar un viaje alrededor del mundo, mientras que un aeropuerto en Cochin (India) se convirtió en el primero en funcionar completamente con esa fuente.

Además, “el Banco Mundial destaca que en todo el mundo, las empresas están diseñando novedosos techos y ventanas solares, e incluso paneles flotantes para aprovechar la energía del sol”.

Aunque uno de los factores decisivos para mantener la tendencia creciente es la reducción de los costos en su implementación, lo cual ha venido ocurriendo desde el 2010 con un descenso del 60% del gasto.

De acuerdo a la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), en la actualidad el precio varía entre los 6 y 8 centavos de dólar por kilovatio-hora y se proyecta que en la próxima década este monto caiga a más de la mitad.

A pesar de que el viento sopla a favor de la energía solar, aún hay cinco aspectos que deben resolverse en los próximos años para garantizar su implementación de acuerdo al Banco Mundial:

Falta de infraestructura adecuada de transmisión y distribución
La inexistencia de soluciones de almacenamiento asequibles y eficaces
Entornos poco favorables (incluida la carencia de políticas y regulaciones que fomenten el uso de la energía solar)
Altos costos del capital inicial.
Falta de inversión privada en el sector.

Para tratar de avanzar en la materia y superar algunos de estos desafíos el Banco Mundial, en el marco del Plan de Acción para el Clima, movilizará US$25.000 millones para financiar inversiones en energía limpia en los países en desarrollo durante los próximos cinco años.


Además, se agregarán otros 30 gigavatios a través de inversiones directas o inversiones en infraestructura que facilite el uso de energías renovables para 2020.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios