7 de agosto de 2017

CUALES SON LOS TIPOS DE ACOSO LABORAL EN COLOMBIA

La Ley 1010 del 2006 establece claramente qué es considerado acoso laboral en Colombia y cuáles son sus modalidades. El abogado y consultor Jairo Burgos de la Espriella nos explica cuáles son los puntos clave a entender cuando se trata de acoso en entornos laborales. 

¿Qué es?
Tal y como lo define la La Ley 1010 del 2006, “se entenderá por acoso laboral toda conducta persistente y demostrable, ejercida sobre un empleado, trabajador por parte de un empleador, un jefe o superior jerárquico inmediato o mediato, un compañero de trabajo o un subalterno, encaminada a infundir miedo, intimidación, terror y angustia, a causar perjuicio laboral, generar desmotivación en el trabajo, o inducir la renuncia del mismo”.

¿Cuáles son los tipos de acoso?

Según la legislación colombiana, existen seis modalidades de acoso laboral:

Maltrato: aquí se incluye cualquier acto de violencia contra la integridad física o moral, la libertad física o sexual, y los bienes del empleado, así como cualquier expresión verbal injuriosa o ultrajante que lesione su integridad, autoestima o sus derechos a la intimidad y al buen nombre.
Persecución: toda conducta cuyas características de reiteración o arbitrariedad induzcan al trabajador a renunciar, mediante la descalificación, la carga excesiva de trabajo y/o los cambios permanentes de horario que puedan producir en él desmotivación.
Discriminación laboral: trato diferenciado por razones de raza, género, edad, origen familiar o nacional, credo religioso, preferencia política o situación social que carezca de razonabilidad desde el punto de vista laboral. (*Este numeral fue modificado por el artículo 74de la Ley 1622 de 2013).
Entorpecimiento: acciones que tiendan a obstaculizar el cumplimiento de la labor o retardarla con perjuicio para el trabajador. Algunos ejemplos son la privación, ocultación o inutilización de los insumos, documentos o instrumentos para la labor, la destrucción o pérdida de información, el ocultamiento de correspondencia o mensajes electrónicos.
Inequidad laboral: asignación de funciones a menosprecio del trabajador.
Desprotección laboral: toda conducta tendiente a poner en riesgo la integridad y la seguridad del trabajador mediante órdenes o la asignación de funciones sin el cumplimiento de los requisitos mínimos de protección y seguridad para el empleado.

¿Cuál es el tipo de acoso más frecuente en Colombia?

De acuerdo con Jairo Burgos de la Espriella, abogado y consultor, el más común en Colombia es el del jefe hacia los empleados (es decir, vertical-descendente), que se manifiesta de diversas maneras, por ejemplo con exigencias exageradas en el trabajo y/o con hostigamiento del trabajador en el ejercicio de sus funciones o en su vida íntima.

¿Qué pueden hacer los empleados una vez identifiquen que están siendo ‘acosados’?
La sugerencia es activar los mecanismos previstos en la ley, informando de las conductas abusivas que recibe a las instancias pertinentes de la empresa, particularmente a los Comités de Convivencia Laboral.

Como líder, ¿qué cosas se deben tener en cuenta para controlar el acoso laboral en su equipo de trabajo?

Lo primero es que el líder debe dar buen ejemplo de respeto hacia sus empleados. Adicionalmente, tiene que promover una cultura organizacional sana, que se vea claramente reflejada en un adecuado ambiente de trabajo, en el que los colaboradores se sientan valorados y respetados, para que sean más productivos y tengan un mayor nivel de compromiso. El jefe también debe asegurarse del buen funcionamiento de las instancias laborales para prevenir y resolver los casos de acoso laboral, para que haya credibilidad y confianza, aspectos que fortalecerán la percepción de justicia y equidad en el trato.

¿Cuáles son las consecuencias del acoso laboral?
Legales: depende de cada caso, pero puede implicar indemnizaciones, el pago de una multa entre dos y diez salarios mínimos legales mensuales y pagarle a las EPS y ARP, el 50% de gastos generados a causa de enfermedades laborales, consecuencia del acoso constante.
Profesionales: el acoso mina la cultura organizacional, afecta negativamente la credibilidad del líder y la confianza en la empresa y estimula la fuga del buen talento. Nadie sensato quiere estar en una empresa en la que el acoso es una práctica constante.

Morales: el maltrato afecta la autoestima de la víctima y disminuye la motivación del empleado, incidiendo negativamente en su productividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios