25 de febrero de 2017

COMO PUEDES REDUCIR TU RESISTENCIA AL CAMBIO

En el mundo de la gerencia y el liderazgo, John Kotter,* reconocido profesor de la Escuela de Negocios de Harvard, planteó un modelo gracias al cual es posible efectuar exitosamente grandes o pequeñas transformaciones al interior de una empresa.

Crear un sentido de urgencia
Es obvio. Para que se genere un cambio en la compañía, todos deben desearlo. Por eso, el líder tiene que encargarse de generar una necesidad para despertar la motivación en los colaboradores ¿Cómo lograrlo? Mediante un diálogo honesto e invirtiéndole tiempo y energía al discurso para que los empleados se familiaricen con los objetivos y trabajen en sinergia por cumplirlos.

“La unión hace la fuerza”
Hay que encontrar a un grupo de empleados que sean influyentes adentro del equipo, desde sus diferentes posiciones de trabajo y estatus. De esta manera, el líder podrá identificar aquellas falencias dentro del discurso del cambio y empezar a corregirlas con la ayuda de colaboradores que cumplirán una función distinta.

Crear una visión para el cambio
Todas las ideas, sugerencias y propuestas para el cambio han de estar encausadas en una sola visión, que tenga valores y estrategias ejecutables por el equipo.

Comunicar y comunicar
Una vez establecida esa visión, hay que hablar diariamente sobre los objetivos y las estrategias del cambio, no solo en reuniones exclusivamente dedicadas a ello. Básicamente, Kotter recomienda incorporar la visión en cada decisión que se tome y discutir abiertamente al respecto.

Adiós a los obstáculos
En este punto, ya se supone que los colaboradores están sintonizados trabajando por el cambio en la empresa; el líder tiene la responsabilidad de verificar que se estén cumpliendo los objetivos y estar alerta ante cualquier barrera o dificultad que se presente. Aquí es importante premiar a aquellos miembros del equipo que estén comprometidos con los procesos transformadores y guiar a los que no están todavía tan convencidos para que se unan a la causa.

Triunfos a corto plazo
Es indispensable crear metas a corto plazo, que sean fácil y rápidamente alcanzables para que los colaboradores saboreen el éxito y vean los avances en el proceso; de esta manera se mantendrán motivados.

Construir sobre el cambio
Para Kotter, es un grave error cantar victoria muy apresuradamente, antes de que el cambio esté arraigado en la compañía. Sí, hay que celebrar cada éxito, pero también antes de replicarlo, es importante revisar qué salió bien y qué puede mejorar aún más; siempre manteniendo clara la visión y fijándose más metas.

Cultura organizacional

Una vez logrado el cambio desde el punto de vista operativo, hace falta anclarlo a la cultura organizacional de la compañía. Para ello, hay que recalcar los valores de la visión y los objetivos detrás del proceso; todo esto debe verse reflejado en cada uno de los aspectos de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios