8 de junio de 2017

COMO ENSEÑAR HABILIDADES FINANCIERAS A LOS NIÑOS

Algunos padres preferirían hablar con sus hijos de cualquier cosa, menos de dinero. Pero esta reticencia tiene un costo muy alto. Los expertos dicen que si bien hay muchas maneras de discutir finanzas con los jóvenes, dos cosas son ciertas: empezar temprano y hacerlo a menudo.

The Wall Street Journal invitó a tres personas a unirse en una discusión sobre esta cuestión: Annamaria Lusardi, directora de la cátedra Denit Trust de economía y contabilidad en la Escuela de Negocios de la Universidad George Washington; Ted Beck, presidente y director ejecutivo de la Fundación Nacional para la Educación Financiera; y Nathan Dungan, fundador y presidente de Share Save Spend LLC, que ayuda a educar a las familias sobre el uso del dinero. A continuación, extractos editados de la discusión.

Encontrar momentos docentes

WSJ: ¿Por qué es importante enseñar habilidades financieras a los niños?

Beck: En algún momento los jóvenes tendrán que tomar decisiones financieras por su propia cuenta, y tienen que estar preparados. Obtener habilidades financieras en la niñez da mejores oportunidades y hace que sea más difícil sacar ventaja de una persona en el futuro.

DUNGAN: Una de las razones más importantes para dotar a los jóvenes de habilidades financieras críticas es que estas pueden mejorar significativamente su calidad de vida. Enseñarles acerca del dinero no sólo les dará herramientas para alcanzar objetivos financieros típicos tales como ahorrar para ir a la universidad, sino que también ayudará a abordar problemas cualitativos tales como el impacto del dinero en sus relaciones.

WSJ: ¿Cuáles son las habilidades financieras más importantes que enseñar a los niños?

Dungan: Yo aliento a las familias a ejecutar gran cantidad de experimentos apropiados para cada edad de sus hijos. Esto incluye desde darles una mensualidad de a US$6 por semana cuando están en la escuela primaria o de unos pocos cientos de dólares (o más) cuando estén en la universidad. La clave es proporcionar una variedad de oportunidades para que puedan tomar decisiones con dinero por un período prolongado, ya que eso les ayudará a construir confianza y desarrollar capacidades críticas con que mejorar su bienestar financiero. Y no se olvide de permitir muchos errores. Es mucho mejor para ellos cometer errores con el dinero en un ambiente controlado donde puedan entrenarse para el momento en que deban valerse por sí mismos.

Lusardi: Simplemente hablar con los niños sobre el dinero. Hablamos con ellos sobre muchos temas, pero no tanto sobre dinero.

WSJ: ¿Cómo hablar con ellos? ¿Qué les decimos?

Beck: La manera más efectiva de enseñarles es tener frecuentes discusiones, pero sin regañarlos. Busque momentos docentes y esté siempre dispuesto a responder a las preguntas de sus hijos. Si ellos ven que usted u otra persona toman una decisión financiera determinada, pregúnteles si creen que fue la decisión correcta. La reflexión es una poderosa herramienta de enseñanza.

Lusardi: Los niños ya están tratando con dinero, de modo que hay muchos casos que se pueden utilizar. Por ejemplo, podemos hablar con ellos acerca de qué hacer con el dinero de su mensualidad y sobre la conveniencia de ahorrar en comparación con el gasto. Los padres también pueden hablar de las decisiones que toman, por ejemplo, por qué están ahorrando para la futura educación de los hijos.

Dungan: A mí me gusta plantear preguntas abiertas a los niños. Por ejemplo, ¿cuál es el error más grande que se ha cometido jamás con dinero? ¿Por qué una persona joven debería compartir parte de su dinero con una causa u organización?

WSJ: ¿Hay algo que se puede decir a los niños que está mal cuando se trata de dinero?

Lusardi: Hay muchas lecciones potencialmente erróneas, y es por eso que siempre me ha preocupado que la educación financiera de los niños esté solo a cargo de los padres. Por ejemplo, uno puede enseñarles lecciones equivocadas como “mantenerse alejado de la bolsa de valores” o “nunca pedir prestado”.

Dungan: Yo advierto a los padres que no compartan demasiado sus tensiones financieras con sus hijos. Los niños no tienen la misma capacidad emocional para manejar información sobre la pérdida del empleo o una caída significativa en el mercado. Otro error común: esperar que los niños sean perfecto con el dinero.

Beck: Evitar la angustia y tener cuidado de no crear miedo o culpa por lo que le pasó a usted o a otra persona. Los niños repiten todo lo que se les dice, así que si usted no quiere que divulguen algo, no se los diga.

WSJ: ¿A qué edad debemos empezar a enseñar habilidades financieras a nuestros hijos?

Beck: Yo recomiendo que sea entre el año y los tres años de edad. Ese es un buen momento para empezar a hablarles sobre el dinero como herramienta de cambio y sobre qué es el endeudamiento, el comercio o el ahorro. Entre las edades de 8 a 10 pueden aprender el valor temporal del dinero. En el caso de los preadolescentes y adolescentes, mi esposa y yo dejamos a nuestros niños manejar las ventas de garaje, que es un experiencia muy práctica para ellos ¡Y además limpian el sótano! Con los adolescentes, un trabajo a medio tiempo proporciona una gran experiencia en el mundo real.

Dungan: Tan pronto como pronuncian la frase: “Quiero...”. A los 4 o 5 años los niños ya manejan muy bien la cuestión del dinero y sus necesidades. Con frecuencia advierto a los padres que si no conversan de dinero con su hijo están más o menos abdicando su papel en la conformación de la narrativa del dinero a la cultura de consumo.

WSJ: ¿Si tuviera que enseñar a sus hijos algunas lecciones importantes sobre el dinero antes de dejar la casa de los padres, cuáles serían?

Beck: Las normas de la Coalición JumpStart para la Educación en Finanzas Personales son un gran recurso. Estas reglas abarcan pautas para enseñar a los niños desde el jardín infantil a los primeros años de la secundaria.

Lusardi: Las principales lecciones deberían girar en torno de la independencia financiera, para que no tengan que volver a vivir con sus padres…tres conceptos simples (el poder de la tasa de interés compuesto, el funcionamiento de la inflación y la diversificación del riesgos) son sumamente efectivos en el largo plazo para capacitar en la toma de decisiones financieras.

WSJ: ¿Con qué frecuencia habría que hablar con nuestros hijos de dinero?

Lusardi: Con la mayor frecuencia posible, porque la repetición refuerza el aprendizaje.

Beck: La enseñanza de habilidades financieras debe estar incorporada en las decisiones y discusiones diarias. Hablar de finanzas debe ser parte de nuestra forma de vida, como hablar de nuestra salud. Estar atento a los momentos docentes y a aquellos momentos en que podemos hacer que nuestros hijos participen de una discusión. Siempre ser positivo, pero no presione y sea tan insistente hasta el punto que ellos se desconecten y nos arriesguemos a perder su atención. No trate de hablarlo todo en una sola sesión.

Dungan: A mí me gusta más aprovechar el momento, dar lecciones de cinco minutos un par de veces por semana en lugar de grandes discusiones una vez al mes o una vez al año, porque estas cosas aburren a los chicos. Por ejemplo, comparar distintas compras cuando se está con ellos en una tienda o llevarlos a un banco para abrirles una cuenta y depositar dinero a esa cuenta cada tanto.

WSJ: ¿Qué papel desempeñan las escuelas para enseñar a los niños habilidades financieras, sobre todo cuando algunas personas dicen que muchas escuelas han intentado pero no han tenido éxito en esta área?

Beck: Lo ideal es que la enseñanza de habilidades financieras sea un esfuerzo combinado entre el hogar y el aula. La gestión del dinero es una habilidad que debe enseñarse en todas las escuelas, pero la participación de los padres es fundamental para que sea eficaz. La cuestión es que necesitamos tener estándares de calidad y dar educación financiera adecuada para que el tiempo que se habla en clase sea efectivo.

WSJ: ¿Qué consejos finales darían sobre la mejor manera de enseñar a los niños habilidades financieras?

Beck: Recuerde no ser intimidante.

Dungan: Mantener el rumbo y mirar a largo plazo. El esfuerzo que se invierte hoy y en el futuro va a ayudar a sus hijos a manejar una variedad de problemas de dinero, incluyendo los inevitables contratiempos y obstáculos que seguramente encontrarán en su camino.


Lusardi: Hacer que los temas sean relevantes para que los niños puedan ver por qué deben preocuparse por ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios