26 de junio de 2017

EL BALANCE DE LA FED

 En medio de la expectativa generada por el aumento de tasas de la FED de principios de año, se ha presentado un nuevo tema que añade un nuevo ingrediente a la expectativa del mercado en relación a la política monetaria estadounidense y son los comentarios de algunos de sus miembros que han manifestado interés en reducir la hoja de balance de la entidad.

Pero antes de hablar de la hoja de balance, es importante notar que sin mayor sorpresa para los mercados la FED no realizó ninguna modificación a su tasa en su reunión de esta semana, lo cual tiene sentido de acuerdo con el discurso de sus miembros que han hablado de aumentos de tasas, pero no en todas las reuniones de este año. La razón es que el comité de mercado abierto considera que el bajo desempeño del primer trimestre es transitorio por lo que se pueden esperar aumento por lo menos dos veces este año, concentrando la expectativa a ese respecto para la reunión de junio.

Adicionalmente no dieron ningún tipo de señal de cambio en su hoja de balance, lo cual tiene sentido ya que requiere una estrategia muy especial deshacer posiciones por 4.5 billones de USD (trillones si están en Estados Unidos). Tal y como se puede ver en el gráfico el balance de la FED creció de forma importante durante la aplicación del plan de Quatitative Easing (QE) después de la crisis del 2008.

Para recordar un poco, el QE es una herramienta que se utiliza para inyectar dinero en la economía y estimular el crecimiento a través de la compra de títulos a entidades financieras con lo que logra también subir el precio de dichos títulos, este tipo de herramienta normalmente se utiliza cuando las herramientas tradicionales de la política monetaria dejan de ser efectivas (por ejemplo si la tasa está muy cerca de cero su reducción puede no tener un impacto significativo) La otra cara de la moneda del QE es que por su misma idea de inyectar dinero a la economía, los bonos no son vendidos de nuevo por la FED, lo explica el aumento en su hoja de balance.

Se puede ver que hay dos clases de activos que dominan el stock de la FED, activos emitidos por el tesoro que son los Treasury, el equivalente de los TES en Estados Unidos, lo cuales tiene una no despreciable posición de acuerdo al comunicado del FED del 27 de abril/17 de 2.4 billones USD, equivalente al 55.14% del total. Por su parte la otra clase de activos Mortage Backed Seciurities son titularizaciones hipotecarias garantizados por Fannie Mae, Freedy Mac y Ginnie Mae, con una posición de .1.7 billones USD el 39.57%.

Uno de los principales riesgos asociados con deshacer posiciones en títulos es tomar al mercado por sorpresa y crear una distorsión importante a la baja en el precio debido a exceso de oferta de títulos y si esto es un problema en un mercado con grandes volúmenes de negociación como el de los Tesoros, imaginen como será cuando traten de vender sus posiciones en titularizaciones hipotecarias, cuyo mercado es mucho más pequeño y menos líquido.

El otro riesgo, es que al vender títulos también se está retirando dinero de la economía, ya que, si bien la FED entrega un bono, a cambio recibe dinero que sale de los mercados, haciendo aún más agudo el efecto contractivo sobre la cantidad de dinero de la economía que tienen los aumentos de tasas. Tampoco hay que olvidar que el QE se llevó a cabo durante varios años por lo que es apenas lógico pensar que el plan de la FED debe involucrar un horizonte de tiempo significativo que permita a los mercados hacerse a la idea. En otras palabras, la FED debe encontrar una forma de salir de responder este acertijo y debe hacerlo rápido antes que parte de sus títulos se venzan en los próximos dos años y la decisión quede fuera de sus manos.

¿Creen que la FED debería o no reducir su hoja de balance?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios