23 de julio de 2017

COMO REANIMAR LA ECONOMÍA COLOMBIANA

Analistas coinciden con el Minhacienda en que el dinamismo será mayor en el segundo semestre.

El crecimiento de la economía de 1,1 por ciento en el primer trimestre del 2017 no disimuló el freno en el que estuvo el país, lo que, sin embargo, según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, plantea un mayor reto para el resto del año.

“La expectativa es que la economía ganará ritmo y que, en agregado, el crecimiento del 2017 será mayor al del 2016: 2,0 por ciento”, indicó el funcionario.
Las tareas son complejas: acelerar la construcción de vías, aplicar una política monetaria contractiva, recuperar la confianza de los hogares y apuntarle a un mejor entorno internacional. Pero los analistas económicos tienen la confianza de que, casi todas, son realizables. “Pese a la lectura negativa del detalle sectorial, la nueva información señala recuperación de la actividad”, indicaron los investigadores económicos del Banco de Bogotá.

Habrá reactivación leve
Organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) estiman que el país se está acomodando al golpe en el principal ingreso nacional, el proveniente del petróleo.

El FMI indicó que en el total del año se prevé una reactivación leve, que dependerá de la continuidad del apoyo del Banco de la República, para estimular la recuperación de la economía adoptando medidas que reduzcan las presiones inflacionarias.

El organismo destacó también que “el programa de infraestructura, el impacto positivo de la reforma tributaria en la inversión pública y privada, y la mayor confianza derivada del proceso de paz reforzarán el crecimiento”.

Una fórmula parecida es la que plantean los economistas del grupo Bancolombia. “Una política monetaria menos contractiva, indicadores de confianza e inversión más constructiva, el mayor ritmo en la ejecución de los proyectos de infraestructura 4G y un entorno global más favorable”.

Incluso, el sector de la construcción, que tuvo un mal desempeño (-1,4 %), para los expertos del Banco de Bogotá, “se mantiene como el sector con mayor potencial de crecimiento en 2017, pues su caída obedeció a factores puntuales”.

Desde su perspectiva, “el impulso de la inversión pública, con especial concentración en obras 4G, y los incentivos del gobierno a la construcción de edificaciones serían más notorios en el resto del año”.

El parte de tranquilidad sobre la adopción de medidas encaminadas a controlar las variables que provocan desaceleración lo dio el ministro Cárdenas. “Dentro del marco de sostenibilidad fiscal, el Gobierno está comprometido con generar políticas contracíclicas que amortigüen en el corto plazo la desaceleración de la economía producida principalmente por choques externos”.

El agro sacó la cara
Mientras tanto, en el primer trimestre, el débil resultado de comienzos de año, divulgado ayer por el Dane, en comparación con el 2,7 por ciento con el que se impulsó la producción en el mismo trimestre del año anterior, resultó inferior al pronosticado por el Banco de la República, que suele ser de las proyecciones más austeras y esta vez le apuntaba a que la economía crecería 1,3 por ciento.

De nueve sectores productivos, cinco registraron contracciones anuales: Minería (-9,4 %); Construcción (-1,4 %); Suministro de electricidad, gas y agua (-0,6 %); Comercio, restaurantes y hoteles (-0,5 %), y Transporte ( -0,3 %).

Entre tanto, se destacó el estrellato del agro, que se expandió en 7,7 por ciento, impulsado por el café (11,5 %) y otros cultivos (12 %). Pero hay que recordar que el año pasado, para esta misma época, el país estaba en pleno fenómeno del Niño, que provocó un efecto negativo en toda la producción agrícola.

No obstante, la expansión del agro en este año es destacable y, según los analistas económicos del BBVA, “la agricultura fue impulsada por casi todos sus subcomponentes, pero principalmente por el café, producto que está retomando su importancia en el Producto Interno Bruto (PIB)”.

Es más, agregaron los expertos, “el café incrementó lentamente su participación en el PIB desde 0,5 en 2012 a 0,9 por ciento hoy”.

Banca seguirá dinámica
En terreno positivo también continuó el sector conocido como Establecimientos financieros, seguros, actividades inmobiliarias y servicios a las empresas, que se impulsó en 4,4 por ciento en comparación con igual trimestre del año anterior. Es tal la velocidad que llevan la banca y los servicios empresariales que a ellos se les debe 81 de cada 100 pesos de lo que rindió la producción entre enero y marzo.

Al interior de ese sector sobresale la intermediación financiera (banca), que crece a un ritmo del 6,4 por ciento.

También estuvo entre el pequeño grupo de los que sumaron al 1,1 por ciento la rama de los servicios sociales (2,2 %), que está conformada por actividades que presta el Estado, relacionadas con administración pública y defensa; seguridad social de afiliación obligatoria, educación y salud. Precisamente, la producción que aportaron los servicios educativos (3,7 %) fue la que impulsó a ese sector.

Finalmente, la industria se mantuvo en punto neutral, con un crecimiento muy leve, de 0,3 por ciento.

Baja en PIB per cápita
Un aspecto que se desprende del informe del Dane es que el PIB per cápita (cálculo del ingreso por habitante si toda la producción se distribuyera igualitariamente entre toda la población) empieza a caer o al menos crece cero.

Esto, porque la expansión del PIB, en 1,1 por ciento en el primer trimestre, es un poco más baja frente al crecimiento de la población, que es de (1,12 %).

Como el mejor desempeño en tres años fue catalogado el resultado obtenido por el sector agropecuario (7,7 %). El ministro del ramo, Aurelio Iragorri, indicó que, en parte, “se debe al programa Colombia Siembra”. Como el café fue el más aventajado en el crecimiento de la producción, los analistas del Banco de Bogotá destacaron “el incentivo que genera la mejora en la cotización del grano”.

Banca, locomotora
La rama establecimientos financieros sigue punteando y se ubica en segundo lugar, entre los de más expansión. No obstante a su dinamismo (4,4 %), el resultado es inferior, en 0,7 puntos porcentuales, al registrado en el cuarto trimestre del 2016.

“El dinamismo del sector financiero contribuirá al repunte de la economía en lo que resta del 2017”, dijo el ministro Mauricio Cárdenas.

Servicios sociales
El componente de la producción económica, conocido como servicios sociales, logró expandirse en un 2,2 por ciento en el primer trimestre. Además del ritmo que llevó la subrama educación de mercado (3,7 %), se destaca en esta área el aporte del servicio doméstico en los hogares, que creció 3,2 por ciento, frente a igual trimestre del año anterior, y es la cifra mayor en los últimos 5 trimestres.

Minería, 2 años bajando
El sector que en el pasado era el líder en el crecimiento de la economía, durante el primer trimestre del 2017 fue el que más se contrajo y completó 8 trimestres consecutivos de retracción, es decir, dos años de recesión.

Al desagregar el sector de los minerales, el carbón fue el único que creció (2,82 %). Todos los demás cayeron, donde el petróleo y gas se destacaron (-12,3 %).

Comercio, golpeado
“La reforma tributaria le pegó al bolsillo de consumidores”, dijo el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, tras conocer que este sector, que pocas veces se contrae, porque las personas no dejan de consumir, cayó en 0,5 por ciento. De hecho, llevaba 29 trimestres consecutivos de avance, desde el 2009. Dentro de sus subsectores, el de hoteles, bares y restaurantes, tuvo una variación negativa en el crecimiento (-1,4 %).

Transporte
El transporte, que se mide junto con comunicaciones y tiene una participación en el PIB total de 7,1 por ciento, también se contrajo (-0,3 %).

La presión a la baja la ejerció la subrama denominada correo y telecomunicaciones (-2,3 %), al igual que el escaso desempeño del transporte terrestre (0,5 %) y el aéreo (2,0 %). Este último, en el primer trimestre del 2016 había crecido a un ritmo de 10,4 por ciento.

Construcción
La rama de la construcción baja 1,4 por ciento y completó dos trimestres seguidos cayendo frente al trimestre anterior, lo que se considera una recesión. Y este hecho se da pese a que uno de sus subsectores, las obras civiles creció 3,5 por ciento, por encima del total de la economía. Pero este desempeño fue borrado por la dura caída de las edificaciones, en donde está la vivienda, de 7,13 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios