22 de julio de 2017

POR QUE ES IMPORTANTE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA ORGANIZACIÓN

Vincularse con una organización es entrar a tener contacto interpersonal y eso requiere competencias emocionales, por esta razón, cada vez es más importante que desde gestión humana se comience a evaluar la inteligencia emocional de los colaboradores.

Este concepto, que aún es nuevo, se define como la capacidad de gestionar las emociones para adaptarse a una situación o estímulo externo o simplemente a un contexto específico.

Autores como Salovey y Mayer proponen categorías dentro de la inteligencia para estudiar qué tan consciente es una persona de sus emociones y cuánta es la capacidad de reparar emociones disruptivas, aquellas que surgen cuando la persona se enfrenta a una crisis, conflicto o problema. Se trata de ver cómo regula la ansiedad, la ira, la furia…

Para actuar de manera inteligente con las emociones primero debe haber un proceso de autorreflexión, donde la persona es capaz de saber cómo siente en su cuerpo las emociones.

Seis segundos antes de perder el control
El método six seconds, que genera una certificación, ayuda a que las personas empiecen a tener momentos de reflexión frente a cómo sienten las emociones. Este método dice que la persona tiene seis segundos desde que el cerebro dispara el neurotransmisor que genera la emoción, para poder tomar control.

Si la persona logra saber dónde está la alegría, por ejemplo, el cerebro alcanza a disparar parte del neurotransmisor y en esos seis segundos el individuo puede tomar la decisión de abandonarse y entregarse o tener un control, bloquearla y hacer un cambio de emoción frente a la adaptación.

El trabajo en la organización
Desde mejorar el clima hasta personas más enfocadas, las razones para que una empresa se incline a explorar la inteligencia emocional son muchas. Se dice que quienes trabajan la inteligencia emocional de sus colaboradores tienen mejor clima, pues esto repercute directamente en las relaciones.

Además, esta característica está correlacionada con el autoconocimiento y con la autoestima alta. A mayor nivel de autoestima, mayor nivel de inteligencia emocional. Pero también hay una capacidad más alta de aprendizaje y actitud para memorizar y desempeñarse.

Identificarla y evaluarla
El trabajo de la organización para potenciar la inteligencia emocional de sus colaboradores se puede resumir en tres puntos:
·         Definir claramente qué tipo de características de inteligencia emocional deben tener los colaboradores, o los cargos específicos qué tipo de competencias de inteligencia emocional deben tener.
·         Formación y capacitación. Todo se aprende de esta forma. La mejor manera de interiorizar los conceptos y ponerlos en práctica es a través de los procesos de aprendizaje.
·         Prácticas desde el liderazgo que promuevan una cultura en función de la inteligencia emocional.
·         Lo que deben buscar las organizaciones es entender que la inteligencia emocional es una ventaja que permite adaptarse a los cambios bruscos que está generando el entorno.


Las emociones no son ni buenas ni malas, pero sí se deben usar en el momento adecuado, con las personas indicadas y para las situaciones correctas. La inteligencia emocional lleva a la asertividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios