17 de julio de 2017

QUE DEBE HACER COLOMBIA FRENTE AL AUMENTO DE LA MIGRACIÓN

En 2016 hubo 13 millones de movimientos migratorios en el país. La llegada y salida de extranjeros alcanzó una cifra histórica: 5,6 millones. Según Migración Colombia, los retos son enormes.

Hasta hace tres años el tema migratorio producía muy pocas noticias en Colombia. Pero de 2015 para acá no hay una semana en la que no se hable de algún tema relacionado con el flujo de extranjeros entrando o saliendo.

El fenómeno es nuevo para los colombianos, que se habían acostumbrado a ser el país suramericano con menor flujo de extranjeros, y para las autoridades, que hasta el momento contaban con una estructura reducida para atender estas situaciones. Pero los cambios que se registran en los tres últimos años –y los que se esperan de aquí en adelante– han motivado al Gobierno a introducir cambios importantes para atender la nueva realidad.

El director de Migración Colombia, Christian Kruger, reconoce que “hoy tenemos muchos fenómenos –migratorios– que no se veían antes”, al punto que en las agendas binacionales de Colombia con buena parte de los países del continente este es un tema fundamental.

Las mejoras en asuntos de seguridad, el comportamiento de la economía y hasta en la eliminación de visados para más de 30 países hacen que en estos momentos Colombia se haya puesto de moda para el paso de ciudadanos de otras regiones del continente o, incluso, para quienes buscan quedarse en el país y luchan por obtener la nacionalidad. Esto explica la creciente presencia de ciudadanos haitianos, cubanos, venezolanos, chinos y de otros países que a diario generan noticias sobre temas migratorios en el país.

El año pasado Migración Colombia registró una cifra histórica: 13 millones de movimientos durante todo 2016, frente a 3,6 millones registrados en 2001. De esta cifra, 5,6 millones correspondieron a entradas y salidas de extranjeros, también considerada una cifra récord en el país.

Pero llama la atención que buena parte de los movimientos migratorios que se dieron el año pasado involucran a venezolanos que, a raíz de la crítica situación económica, política y social que se registra en el vecino país, están buscando oportunidades de mejorar sus condiciones de vida en Colombia o están de paso hacia otros países.

Cifras de Migración Colombia dan cuenta del fenómeno que se presenta con Venezuela, pues hasta hace tres años era común que ciudadanos colombianos buscaran quedarse allá y desde mediados del año pasado la situación es al revés.

Esta mayor presencia de venezolanos ya está generando fricciones en algunos municipios y departamentos del país. De hecho, recientemente el alcalde de Bucaramanga se quejó por este fenómeno, y en varios municipios de la Costa Caribe a diario se presentan querellas por parte de quienes consideran que ciudadanos venezolanos les están quitando sus fuentes de trabajo o son culpables de algunos problemas de seguridad o prostitución que se vienen generando. Sin embargo, expertos aseguran que muchos de estos problemas obedecen a la ineficiente gestión de los mandatarios regionales antes que a la presencia de migrantes venezolanos.

Pero es claro que la migración de los vecinos está generando un nuevo estado de cosas, pese a que no es de la magnitud que algunos mandatarios regionales dicen. En varios casos han pedido intervención de las autoridades, pero se ha encontrado que los recién llegados son colombianos que se habían ido al vecino país.

De acuerdo con Migración Colombia, hoy no son más de 250.000 venezolanos los que están en el país. De ellos, 45.000 están de manera legal, mientras unos 180.000 tienen condición irregular –se quedaron más de los 180 días permitidos por la ley migratoria–. Desde 2012 las sanciones administrativas migratorias a ciudadanos venezolanos se han multiplicado. De acuerdo con Migración Colombia, el número de sanciones pasó de 1.113 en todo 2012 a 2.787 entre el primero de enero y el 11 de mayo de este año. Estas sanciones incluyen deportaciones –11 en 2012, frente a 861 en lo corrido de este año–; expulsiones –pasaron de 4 a 111–, y sanciones económicas –de 1.098 personas en 2012 ya llegan a 1.815 en menos de cinco meses–.

También se han impuesto sanciones a empresas y personas naturales que se aprovechan de los migrantes venezolanos para emplearlos en condiciones laborales deplorables o cometer delitos como trata de personas. Hasta el momento, cerca de 600 empresas son investigadas por Migración Colombia, ya sea porque no les pagan los salarios legales o por incumplir con parafiscales.

Para el director de la entidad, en este momento es fundamental garantizar un orden en el tema migratorio. Y justamente para cumplir con este objetivo, el pasado 1º de mayo entró en vigencia un sistema de identificación en frontera con la puesta en vigencia de la Tarjeta de Movilidad Fronteriza, en la cual ya están cerca de 230.000 venezolanos inscritos. Esta tarjeta busca identificar a las personas que a diario cruzan la frontera y se devuelven, ya sea por razones de estudio, trabajo o porque vienen a visitas familiares o a comprar víveres.

La nueva realidad colombiana se ha convertido en un imán que atrae cada día más extranjeros que buscan nuevas oportunidades en el país. De la buena gestión del tema migratorio dependerá que el país le saque mejor provecho a este nuevo escenario.

Panorama crítico

La situación política y social de Venezuela está alcanzando niveles críticos. Esto ha motivado al Gobierno a analizar los distintos escenarios en que se moverá la relación binacional, en caso de que la situación del país vecino siga empeorando.

Fuentes del alto gobierno han señalado que un escenario inicial contempla la llegada de venezolanos que desde la frontera podrían desplazarse a otras regiones del interior del país y serían absorbidos como fuerza laboral. En este caso, ya se está trabajando para lograr que ingresen a cotizar a salud y tengan acceso a educación y otros beneficios sociales. Un segundo nivel de contingencia podría ser similar al que se presentó en 2015, cuando el gobierno vecino expulsó a cerca de 22.000 personas y, en este caso, también la absorción sería relativamente tranquila.

El escenario más difícil es el que se podría dar en un tercer nivel, cuando la confrontación genere que el desplazamiento a la frontera colombiana de más de 200.000 personas, en cuyo caso se tendría que activar un plan de crisis que incluye la instalación de albergues para atención humanitaria. Esta sería una situación mucho más compleja de manejar, pues su normalización dependería de que se restaure la institucionalidad en el vecino país. Sin embargo, funcionarios del Gobierno no descartan que se dé un escenario en el que se mantenga la situación y no pase nada, lo que en todo caso permitiría que la situación en frontera siguiera normal.

Fenómeno en alza
La nueva realidad migratoria en el país ha encendido las alarmas, pues la idea es que esta nueva población pueda ser absorbida y sus requerimientos en salud, educación y trabajo atendidos. Hoy en el país se han identificado cinco tipos de migración. El primero es conocido como la migración de retorno, es decir, los colombianos que se fueron hace unas décadas y regresan debido a la mejora en las condiciones del país.

El segundo tipo es la migración de tránsito, que ha generado gran impacto porque se trata de extranjeros que llegan a Colombia de paso, ya sea porque van hacia Norteamérica o desde Venezuela al sur del continente. El año pasado Migración Colombia inició cerca de 34.000 actos administrativos para ciudadanos que de manera irregular permanecían en el país.

Una tercera migración es la de destino; es decir, los extranjeros que ven a Colombia como una opción de vida y quieren quedarse. Migración Colombia estima que en esta categoría están cerca de 110.000 extranjeros. La migración de origen es la cuarta tipología, y son colombianos que se fueron al exterior pero regresaron tras registrar problemas de comportamiento. La quinta es una migración nueva y es la temporal. En este caso, no se trata de extranjeros que tengan a Colombia como tránsito o como destino, sino que permanece en las fronteras por temas de necesidad, ya sea de conseguir alimentos o de trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios