10 de noviembre de 2016

POSIBLES CONSECUENCIAS PARA AMERICA LATINA CON EL TRIUNFO DE TRUMP


Puede desatar un tsunami en las relaciones continentales, por su retórica antiinmigración y proteccionista, o su idea de levantar un gran muro con México.
"Si (Trump) lleva a cabo lo que está diciendo, esto va a reventar relaciones no solamente con América Latina sino con todo el mundo", dice el presidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis en Washington.

Piensa renegociar el tratado Nafta de EE.UU. con México y Canadá, y ha rechazado el Acuerdo Transpacífico que Obama impulsó con 11 países, incluidos México, Perú y Chile.

Trump define el Nafta como "el peor" acuerdo comercial jamás firmado y ha hablado de imponer un arancel de 35% para importaciones desde México.

Claro que América Latina para EE.UU. está fuera de la urgencia que generan otras regiones del mundo con sus propias crisis, como Europa tras el Brexit, Medio Oriente y los conflictos en Irak, Siria y Afganistán.

Pero Valenzuela señala que "la posible excepción de Venezuela donde la crisis económica, institucional y humanitaria ha alcanzado niveles de gravedad que no se han visto en país de la región en mucho tiempo".

Trump ha indicado que podría acabar con las medidas para normalizar relaciones con Cuba. El estado de Florida de plantarse "contra la opresión del régimen de Castro en Cuba", y manifestarse "en solidaridad con el pueblo de Venezuela, que ama la libertad".

"Por toda Latinoamérica la gente está viviendo en opresión", dijo Trump. "Obama y Clinton han abandonado a nuestros amigos en Latinoamérica y entregado sólo pobreza y desempleo a los hispanoestadounidenses aquí en casa".

Trump habló del inicio de la campaña de deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados que hay en EE.UU., en su mayoría latinoamericanos, aunque recientemente moderó su retórica y sugirió que se enfocaría en los que tienen antecedentes penales.

Trump apoya las acciones para regularizar la situación de inmigrantes sin papeles que están hace tiempo en el país. "Introduciré una reforma migratoria abarcadora en los primeros 100 días (de gobierno) con el camino a la ciudadanía", dijo en su último debate con Trump.

Este tema también impacta directamente en la economía de América Latina, que recibe por año más de US$65.000 millones de en remesas enviadas por inmigrantes en EE.UU. según estudios, y en la situación de muchas familias que esperan permisos para volver a estar juntas.

El año pasado dijo que "el concepto de apertura con Cuba está bien" y la revista Newsweek informó que en 1998 una empresa controlada por él exploró "secretamente" negocios con la isla, pese las prohibiciones de EE.UU.

Noriega, que actualmente se desempeña en el centro de análisis conservador American Enterprise Institute, señala que una de sus mayores preocupaciones con Trump es que "no toma el consejo de sus consejeros".

Trump ha dirigido su mensaje más hacia México, un país que sorpresivamente visitó en plena campaña para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto y al que sin embargo quiere obligar a pagar por el muro fronterizo.

Pero su retórica, que ha incluido calificaciones de "criminales" y "violadores" para los inmigrantes mexicanos, "ha sido ofensiva para toda América Latina", sostiene Shifter.


"Esto ya ha costado bastante y va a haber muchísimas más dificultades para cooperar en cualquier tema".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios