8 de junio de 2015

QUE SON LOS NEGOCIOS ANTICRISIS


¿Has pensado alguna vez en montar tu propio negocio? Pues toma nota de lo siguiente. Una de cada cinco empresas que se crean no sobrevive a su primer año de existencia. Y sólo 1 de cada 2, logra mantenerse en activo tras el tercer año desde su creación.

¿Cuál es la clave para batir la tasa de supervivencia empresarial? Además de factores organizativos y de gestión, lo principal es la idea. Y los negocios anticrisis son garantía de supervivencia. 

Hay que intentar identificar negocios que sufren o van sufrir en el futuro un incremento de demanda relevante. Y por supuesto, hay que saber encontrar el mercado.

Por eso si estas en fase de creación de un negocio o desarrollando una idea de negocio, es bueno que analices si la demanda de tus productos o servicios van a seguir una tendencia creciente, estable o decreciente. A continuación te pongo algunos ejemplos de los que considero son unos claros ejemplos de negocios anticrisis.

Cuando hablo de negocios anticrisis, me refiero a ese tipo de negocios que genera más ingresos cuanto más profunda y prolongada es la crisis.

Por extraño que te parezca, la crisis es un caldo de cultivo fabuloso para que nazcan negocios rentables. Además la historia empresarial está repleta de casos de éxito que vieron la luz precisamente cuando la coyuntura económica era mas sombría.

De todos modos cuando te hablo de identificar negocios anticrisis, no me estoy refiriendo a que fundes la nueva Apple del futuro. Simplemente me refiero a nuevos mercados que están creciendo como consecuencia de la crisis, y que abren la posibilidad a la entrada de nuevos competidores.

Lo vamos a hacer así. Yo te identifico un nuevo nicho o mercado en crecimiento y los servicios que por ende han sufrido o van a sufrir una mayor demanda.

Hay un hecho incontestable cuando hablamos del mercado laboral. Y es que tenemos una tasa de desempleo tercermundista. No voy a entrar en la polémica de si la tasa de desempleo está bien o mal medida, si se sostiene porque hay economía sumergida, etc.

El hecho es que los desempleados son un mercado muy grande. Un mercado que mueve un auténtico dineral en torno a la formación de los desempleados. Universidades, sindicatos, servicios de empleo regionales e instituciones privadas. Todos quieren coger una parte del pastel. Con o sin subvenciones de por medio, la formación de los desempleados es un negocio anticrisis que factura cada vez mas.

Academias, universidades, escuelas privadas, la oferta es interminable. Sin embargo aún queda hueco. Se consume formación por ocupar el tiempo, por engordar el currículo, pero cada vez más por adquirir nuevas competencias que capaciten para optar a un empleo. Funcionan muy bien los profesores particulares o los coach.

Hay una especie de fiebre emprendedora. Se está promocionando el emprendimiento de forma trivial, como una forma de sacar personas de la lista del desempleo. Ante la falta de oportunidades de que te contrate una empresa para la que trabajar por cuenta ajena, está la opción del autoempleo.

Pues bien, el mercado de los emprendedores, es un mercado que genera innumerables negocios anticrisis. Date cuenta que aquí el mercado no sólo lo forman los desempleados, también empleados por cuenta ajena que buscan un plan B o unos ingresos extra.

Toda esta gente necesitará un gestor, alguien que les guie y les oriente para hacer todos sus trámites. Marketing, publicidad, servicios de consultoría, contabilidad, etc. Es un gran momento porque no hay necesidad de robar clientes a los competidores. La realidad es que surgen nuevos clientes todos los días y la oferta que hay no cubre todo. Además, la mediana y gran empresa, cada vez opta mas por externalizar servicios.

Estos nuevos negocios también necesitan mobiliario y en algunos casos acondicionar un local. Negocios que se abren y se cierran a los dos meses, para luego ser ocupados por otro emprendedor que vuelve a hacer una nueva reforma. Y por supuesto, cientos de muebles de oficina y equipos informáticos acaban en los outlet o en mercados de segunda mano.

El desempleo y la reducción salarial, ha despertado el boom de los negocios low cost. La gente ahorra por miedo o gasta menos sencillamente porque dispone de menos renta disponible. Negocios anticrisis como la venta de artículos de segunda mano, han experimentado un fuerte crecimiento. Especialmente en nichos especializados.

En el otro extremo de la pirámide generacional, está la tercera edad. Un gran mercado creciente, por el incremento de la esperanza de vida. Que hace que la geriatría sea uno de los mejores negocios anticrisis y probablemente uno de los negocios del futuro.


¿Qué negocios anticrisis se te ocurren?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios