28 de mayo de 2016

EL MEOLLO MORAL DE LOS PAPELES DE PANAMÁ


Cual es la diferencia entre dos conceptos parecidos pero no iguales: la legalidad y la ética. Una línea muy delgada deja clara la cercanía entre algo considerado rechazable, asqueroso y repulsivo y lo que ya se podría considerar delito.

Línea del comportamiento humano: lo moral y lo legal.
Con los papeles de Panamá pasa exactamente lo mismo. Tener dinero en un paraíso fiscal o incluso una empresa no tiene por qué considerarse reprobable en sí mismo desde el punto de vista legal o incluso ético. En gran medida depende de la cantidad, de la actividad de donde proceda el dinero y de la intención que hay detrás.

Los paraísos fiscales ofrecen tres tipos de ventajas a quien recurre a ellos:

a) Ocultan la identidad del cliente.

b) Le ahorran dinero en impuestos.

c) Le ayudan a eludir la acción de la justicia.

Analizando estas tres ventajas desde el punto de vista moral, sólo el apartado c) merece una valoración claramente negativa.

Y ejerciendo de biempensante rayano en la ingenuidad, podemos admitir que un contribuyente tenga motivos de peso, por ejemplo de seguridad personal, para colocar parte de su dinero en el extranjero. Por tanto, admitimos el apartado a) como animal de compañía".

Los infiernos fiscales
Sigamos siendo biempensantes en el apartado b). Puede parecer poco patriótico dejar de pagar impuestos en tu país para hacerlo en otro de fiscalidad más laxa. Eso es verdad. Pero tampoco es mentira que algunos tipos impositivos de determinados países rozan lo que podríamos calificar de confiscación estatal. Este lunes el liberal Salvador Sostres sostenía que todo impuesto superior al 30% era inmoral. No estoy de acuerdo, pero sí reconozco que determinados impuestos son más que discutibles. Opiniones no faltan, desde luego. Conviene que valoremos muchas a la hora de emitir un juicio ético. No olvidemos que existen los paraísos fiscales, entre otros motivos,  porque también existen los infiernos fiscales.

No es lo mismo desviar mil que un millón, que lo haga un particular que un funcionario público, que lo haga un pintor que un inspector de Hacienda, que lo hiciera puntualmente hace 20 años que lo haya realizado periódicamente, que haya prestado su imagen o no para una campaña contra la evasión fiscal o contra el blanqueo de dinero, que sea la hermana del Rey o un anónimo empresario...

Ahora bien: ¿cuántos de todos estos famosos se habrían visto seriamente perjudicados en su legítima forma de vivir, si en vez de llevar su dinero a Suiza lo hubiera depositado en España?

Esta es la duda que me asalta al pensar en este asunto, y la razón por la que creo que hay mucha gente cabreada con las revelaciones de los papeles de Panamá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios