13 de mayo de 2016

UNA ESTRATEGIA PARA CREAR UN NEGOCIO CON AMIGOS O LA FAMILIA


Si sabe que reunir dinero entre varias personas y crear un negocio puede terminar en problemas y conflictos, existe una alternativa a las sociedades: los fideicomisos. ¿Quiere saber cómo funcionan?

Una estrategia para crear un negocio con amigos o la familia Una estrategia para crear un negocio con amigos o la familia

El sueño de ser emprendedor es muy común entre los colombianos pues, de acuerdo con el Global Entrepreneurship Congress, cerca del 80% de los colombianos se interesa por la actividad empresarial y la consideran positiva y alrededor del 70% de los encuestados considera tener las capacidades para realizarla. El tema es que considerar también los gastos que implica tener una empresa propia es algo que puede hacer desistir a muchos.

Entonces, muchas personas consideran que, reuniendo los ahorros propios y de otras personas que también estén interesadas en crear un negocio, pueden llegar a poner en marcha una empresa. Para ello, es necesario organizar todo y dejar las condiciones claras, en las que se establezcan los derechos y los deberes de quienes van a hacer parte del negocio, así como quién deberá asumir ciertas responsabilidades.

FP le recomienda “Esto es lo que cuesta crear una empresa

En esto, las sociedades pueden considerarse como una de las alternativas más viables pero, lo que pocas personas conocen, es que también existe otra figura que les puede ayudar cuando el propósito es crear un negocio entre varias personas y hacerlo de forma un poco más sencilla: un fideicomiso.

Aunque el término se lea un poco raro y extraño, hace referencia a un patrimonio autónomo, que es como si fuera una sociedad, “porque es un vehículo jurídico con el que puede comprar, vender, arrendar, invertir, cualquier tipo de propiedad; la gran diferencia es que no genera una persona jurídica como una sociedad”, explica el presidente de Credicorp Capital Fiduciaria, Ernesto Villamizar.

En un ejemplo que explica el experto: “Tú y yo y dos amigos más juntamos un dinero para comprar un local para arrendárselo a una cadena de supermercados. Para eso, no es necesario hacer una sociedad, en la que se entrega el dinero y se reciben unas acciones y con ese capital se compra el local o la otra opción es crear un fideicomiso al que se le aporta el dinero y, a diferencia de la sociedad, se entrega un derecho fiduciario y es el fideicomiso el que compra el local y lo arrienda”.

 ¿Cuál es la diferencia?
El tema con esto es que cuando usted y sus socios deciden crear una sociedad, deben reunir una serie de requisitos y papeles para lograrlo: desde el registro de la cámara de comercio, un contador, cuando se necesite, un revisor fiscal; y demás situaciones que pueden llegar a requerir tiempo y dinero.

“En tanto, en el fideicomiso la contabilidad y todos esos procedimientos los lleva la fiduciaria; lo que facilita el negocio a quienes quieren tener una participación en un negocio”, explica Villamizar.

Incluso, hoy en día se están convirtiendo en una opción popular para temas de herencia: Los fideicomisos familiares son una opción que reemplaza las sociedades y pueden servir para temas de sucesión. Allí, por ejemplo, el padre de familia lo que hace es crear un fideicomiso y le dice a los herederos cómo va a funcionar, quién está a cargo y demás condiciones; lo que se estipula en el contrato fiduciario.

El procedimiento
Depende del negocio, quienes estén interesados deberán ir a una entidad fiduciaria para comentar las necesidades, donde se le asesorará al respecto. Esta figura aplica para negocios un poco estructurados, para personas de altos patrimonios o sociedades (o conjunto de sociedades) pues, sin importar el valor del inmueble, la fiduciaria tiene un costo mínimo que puede ser de $1 o $2 millones mensuales.

En sí, es posible hacerlo con todos los negocios inmobiliarios: desde un centro comercial, vivienda, oficinas, bodegas; todos los negocios inmobiliarios en los que los compradores invierten una plata para que les devuelvan unas rentabilidades o derechos fiduciarios; se hace a través de un fideicomiso.

Si es un fideicomiso de arriendo lo que hace el fideicomiso es recibir el arriendo, pagar los respectivos impuestos, administración y le devuelve el dinero a los fideicomitentes, la rentabilidad depende de lo que hace el cliente, del negocio como tal.

En cuanto a costos, dependen de la gestión de la fiduciaria pues ésta cobra una comisión por estructurar el negocio y una comisión mensual por administrar el negocio, la cual depende del tipo de negocio y la gestión y se tasa en salarios mínimos legales mensuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios