5 de septiembre de 2016

¿QUIÉN VA A DEDICARSE A LA AGRICULTURA EN EL FUTURO?


La dificultad por el acceso al crédito, los costos para el cuidado de cultivos y el futuro del personal en el campo, son las principales insatisfacciones y preocupaciones de los agricultores colombianos, según un informe basado en más de 300 entrevistas realizadas a productores locales.

En el estudio ‘Confianza del Pequeño Agricultor Colombiano’, realizado por el observatorio de dinámica económica y competencia de la firma consultora Sinnetic, se reveló el nivel de satisfacción de la labor agrícola, la herencia de las prácticas culturales de trabajar la tierra, y otros aspectos a través de una encuesta con situaciones relevantes para los pequeños agricultores.

Para 2016 la satisfacción de los agricultores pequeños con su labor agrícola se redujo en 16 puntos (52%) con relación al 2015 (68%).

La dificultad para obtener créditos, con un 65% y el costo de los créditos, con un 52%, se ubican como los principales factores que apalancan la reducción de niveles de satisfacción de los productores agrícolas.

Otros aspectos como el bajo acceso a internet en el campo y la dependencia de los transportadores, son causales para la poca satisfacción de los agricultores. Con respecto al bajo acceso a internet, la investigación señala que esto impide a los agricultores el acceso a información y aplicaciones que optimicen el cuidado de sus cultivos.

Para el CEO de Sinnetic, Gabriel Contreras, frente a la principal queja relacionada con la percepción de dificultad y costo de los créditos legales, “estas variables han obligado a algunos agricultores a solicitar créditos informales con mayores tasas de interés (…) Por otro lado, los aprietos para conseguir semillas de calidad obligan al agricultor a producir su propia semilla con pocos criterios técnicos, lo cual afecta la calidad y cantidad de la producción los cultivos”.

A pesar de las deudas agricultores no salen de sus tierras
Los agricultores no arriesgarían sus propias tierras para cubrir alguna deuda, en este caso prefieren entregar otras propiedades”, cita el estudio, argumentando que el vínculo del agricultor con su tierra no permite que sea expuesta como garantía ante deudas.

Sin embargo, un 59% de los encuestados tienen la percepción de que sus tierras valen menos que antes. El clima es una de las razones que más afectan los cultivos según los agricultores debido a los fenómenos climáticos recientes.

¿Quién se hará cargo de las tierras?
En la investigación se encontró que el relevo generacional de los agricultores pequeños es muy bajo; en 2015 el 35% de los padres agricultores esperaba dar las tierras a sus hijos y para el 2016 decreció al 28%. “Los pequeños agricultores prefieren que sus hijos reciban educación universitaria y migren a las grandes ciudades”, concluyó Contreras.


Para la consultora, existe un riesgo muy grande por la transferencia intergeneracional de la labor agrícola y el trabajo en el campo, “lo cual genera que la vocación agrícola, las tradiciones, las costumbres y los conocimientos ancestrales no se transmitan a las próximas generaciones,  dejando abierta una pregunta: ¿quién va a dedicarse a la agricultura en el futuro?”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios