29 de enero de 2017

COMO LOGRAR UNA BUENA REPUTACIÓN CORPORATIVA


Hoy en día la reputación de una empresa incide, tanto en su productividad, como en su capacidad de atraer talento. Este concepto es un bien intangible que lleva ya un par de años posicionándose como tendencia en las gerencias de recursos humanos de empresas de todo el mundo.

Las condiciones laborales, los rangos salariales, los tipos de liderazgo, las prácticas medioambientales, la ética del negocio, los horarios y las políticas de compensación son algunos de los factores que influyen en lo que otros piensan de una compañía.

Y actualmente, en una sociedad global y absorbida por las redes sociales, lo que los stakeholders (inversionistas, empleados, clientes, directivos, competidores y proveedores) anden replicando por ahí de una empresa, impacta positiva o negativamente en la confianza del consumidor y, por ende, en la rentabilidad del negocio.

Tener una buena reputación implica múltiples beneficios: desde preferencia de los clientes por la marca, pasando por contar con apoyo en tiempos de crisis y controversia, hasta el valor de la compañía en el mercado.

Estas son las claves para alcanzar y/o mantener una buena reputación corporativa:

Ética: tanto la misión, como la visión de la compañía y sus acciones son consecuentes con valores políticamente correctos. La empresa debe inspirar admiración, confianza y ganarse el respeto de sus competidores y de la sociedad en la cual está involucrada.

Empleados: por supuesto, la empresa debe garantizar que cuenta con el personal cualificado y que, además, lo trata bien, tiene buenos salarios, horarios de trabajo justos y condiciones ambientales óptimas.

Productividad: ante los ojos del resto, ser rentable y tener un buen récord de ganancias se traduce en un negocio que es fuerte económicamente y que, además, tiene posibilidades de expansión y crecimiento.

Liderazgo: la compañía sienta precedentes de liderazgo en su comunidad y es innovadora constantemente en sus procesos y servicios.

Gerencia: la organización está bien guiada por sus directivos, los cuales tienen una visión clara del futuro, visión que, también, es ampliamente comunicada a sus stakeholders, para que todos estén en sintonía.

Responsabilidad social: actualmente, este punto tiene mucha importancia. Para los clientes y proveedores es importante ver cómo una empresa se compromete con causas sociales y le hace un bien a la comunidad.

Buen servicio: cuando se trata de los clientes, la compañía se encarga de atender rápidamente sus quejas, reclamos y sugerencias. Es visible su compromiso con garantizar la lealtad y felicidad de sus consumidores.

Calidad: por supuesto, la compañía se fundamenta en ofrecer los mejores productos y servicios.

Fiabilidad: ante todo, esto tiene que ver con que, para los stakeholders, la compañía esté continuamente respaldando sus productos y servicios y que tenga un sistema de comunicación claro y transparente. Para una compañía no solo es vital contar con una buena oferta de productos y/o servicios, y tener una buena reputación por ello, también es indispensable contar con una estrategia de comunicación que lo haga visible ante el público.


Atractivo emocional: cuando una empresa proyecta amabilidad, diversión, respeto, compromiso, responsabilidad y trabajo duro logra, por ende, un enganche emocional con los involucrados, haciendo que ellos mismos se encarguen de iniciar, mediante un voz a voz, la tarea de consolidar su reputación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios