21 de enero de 2017

LAS CLAVES PARA COMUNICARTE DE FORMA ASERTIVA



La asertividad tiene que ver con dos cosas: la emoción y el pensamiento propio de cada persona. Como todo extremo es malo, cuando se trata de comunicación se puede llegar a ser pasivo o agresivo: “cuando no se es asertivo se esconde la emoción, es decir, tendemos a ser pasivos. Cuando impongo mi comunicación a un equipo de trabajo buscando que hagan lo que quiero, se tiende a ser agresivo.”

El equilibrio entre esos dos extremos es precisamente la asertividad. Ese punto en el que una persona es capaz de expresar sentimientos y pensamientos de manera clara y respetuosa.

No está bien ocultar la emoción, pero tampoco ‘maquillar’ lo que se piensa. “A las personas les han enseñado que las emociones no se cuentan…y menos en el trabajo. Un líder debe ponerle nombre a las sensaciones para que su equipo entienda mejor qué está pasando”.

Claves para comunicarse de forma asertiva:

Determinar y expresar claramente la emoción que se está experimentando. “Me siento en riesgo”, “estoy ansioso por”, “estoy molesto con”, “me tiene feliz que” son frases que dan mayor claridad de entrada.
Explicar la situación sin culpar a nadie y basándose en hechos y datos. No caben las suposiciones, ni las opiniones.
Capacidad de estructurar la conversación y no empezar por el final. Es decir, iniciar haciendo un reclamo sin haber dado ningún tipo de contexto, por ejemplo.
Capacidad de escucha.
Dar parámetros claros de lo que espero frente a la situación.

Así como la comunicación, los mensajes asertivos deben ir igualmente engranados bajo las anteriores recomendaciones:
Que describan una emoción
Que describan la situación
Que haya coherencia entre el mensaje y el lenguaje corporal
Que haya una pauta, instrucción
Que genere acuerdos

Beneficios de la comunicación asertiva
Se mejoran las relaciones interpersonales. Cuando se tiene la cultura de comunicarse asertivamente las relaciones fluyen más, gracias a que las personas tienen un mayor nivel de comprensión y tiempo para pensar sobre lo que otros plantean.
Impacta directamente el clima.
Aprender a hablar y encaminarse, llevando a la innovación, a nuevas formas de solucionar problemas.
Mayor compromiso ligado a lo emocional, engagement.
Da mayor credibilidad al líder.

El miedo suele ser el factor que lleva a un líder a irse a alguno de los extremos en la comunicación y el trabajo para superarlo es interno y de reflexión. Se puede hacer de forma individual o buscar ayuda de un psicólogo o un coach. También ayuda leer sobre el tema.


“La asertividad lleva a tener más conciencia sobre lo que se hace en el trabajo. Exige que cuando me dirija planee las comunicaciones que hago y que cuando le hable al grupo sea capaz de tener claridad sobre mis sentimientos, mis pensamientos y las acciones que quiero emprender. Hablar con grupos antes era dar órdenes, hoy en día se necesitan herramientas de este tipo que son más humanas, más cercanas, pero que también han demostrado que logran generar más motivación en el trabajo”, concluye el experto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios