18 de noviembre de 2015

LA DEUDA COLOMBIANA ES NUEVAMENTE MÁS RIESGOSA QUE LA ESPAÑOLA


Para Standard & Poors y Moody´s, España y Colombia tienen similar calificación crediticia del riesgo soberano. Para Fitch, España está un nivel por encima de Colombia. Pero los mercados reflejan que la transición del contexto externo es mejor para España y peor para Colombia.

Mientras entre el año 2001 y el 2007 la economía colombiana consolidaba una recuperación tras la crisis de 1999, partiendo de un crecimiento inferior a 2% hasta llegar a casi 8%, la economía española se mantuvo en crecimientos anuales entre 3% y 4%.

Con la crisis de 2009 la economía ibérica se desplomó hasta registrar en un trimestre de 2009 un crecimiento de -5% y no pudo registrar una tendencia sostenida de recuperación sino a partir de 2013. Desde 2009 la economía colombiana se ha visto muy sensible al contexto externo, generando por momentos aceleraciones y desaceleraciones pronunciadas.

El panorama revelado por el FMI indica que la recuperación española se mantendrá vigente, y no es claro si Colombia podrá reiniciar una dinámica que le permita mantener un crecimiento promedio igual o superior a 4%. Tras la desaceleración en 2012, los importantes estímulos del gobierno colombiano reactivaron el crecimiento a finales de 2013 y en 2014 pero la coyuntura externa se ha trasformado en un viento en contra muy fuerte. Ahora la mayor inflación le complica las posibilidades de hacer política monetaria contra-cíclica al Banco de la República. La dificultad de sostener un mayor crecimiento puede derivar en un deterioro gradual de las perspectivas fiscales de Colombia.

Comúnmente los derivados de crédito reflejan la percepción de riesgo. En el caso de los “Crediti Default Swaps” (CDS) un inversionista que adquiere un bono soberano puede cubrirse de un eventual impago renunciando a una parte de la rentabilidad del mismo. España tras la crisis tuvo un mayor riesgo país que Colombia, pero los mercados indican que desde finales del 2014 Colombia es más riesgoso que España.

Detrás del escenario de crecimiento futuro, un factor determinante parece ser la divergencia en exportaciones de cada país. Colombia pasó de exportaciones mensuales inferiores a US$3.000 millones en 2009 y 2010 a niveles entre US$4.000 y US$5.000 millones en el periodo 2011 – 2014 pero ahora vuelve a los niveles previos de la bonanza de materias primas. La realidad contraria se vive en España, allí próximamente se duplicará el valor las exportaciones de 2009, después que estas se tardaron dos años en recuperar el nivel previo a la crisis desatada con la quiebra de Lehman Brothers.

El crecimiento en cada país afectará el panorama fiscal y la sostenibilidad de la deuda pública, en especial porque determina el ingreso del país. 

Aunque Colombia parte de una mejor posición fiscal que España, las tendencias no parece que vayan a favorecer su riesgo. El gobierno de España viene reduciendo su alto déficit fiscal y podría en 2016 llegar a ser menor al colombiano, país que a su vez podría en 2016 tener que aplicar medidas excepcionales para evitar que se convierta en el más alto de la última década. Para ello el presupuesto colombiano tiene una cláusula para disminuir el gasto si los ingresos se recienten aún más por los bajos precios del petróleo. 

Sin embargo España aún no reduce sus niveles de endeudamiento, cercanos al 98% del PIB mientras Colombia partiendo del 38% va entrando nuevamente en una tendencia de mayor endeudamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios