5 de noviembre de 2015

NESTLÉ REDUCE SU PRESENCIA EN ÁFRICA


Recortará el 15% de la plantilla y se plantea cerrar fábricas

Nestlé, la mayor compañía de alimentos y bebidas del mundo, va a iniciar una retirada de África. Según ha anunciado, recortará su plantilla en un 15% en un total de 21 países del continente africano, alegando que ha equivocado su apuesta con respecto al avance de la clase media.

Esta reducción de puestos de trabajo se suma a las medidas que la multinacional ya había tomado hasta la fecha. En concreto, ha cerrado de forma definitiva sus oficinas en Ruanda y Uganda, además de haber puesto en marcha una revisión de los productos que comercializa en la región y que dejará en la mitad. Asimismo, se plantea la clausura, de aquí a septiembre, de algunas de sus 15 fábricas y plantas.

"Pensamos que esto [África] sería la próxima Asia, pero nos hemos dado cuenta de que la clase media aquí es extremadamente pequeña y que realmente no está creciendo", afirma Cornel Krummenacher, consejero delegado de Nestle para la región de África ecuatorial, en declaraciones al diario británico Financial Times.

Según explica Krummenacher, los ingresos no han logrado cumplir en ningún ejercicio las previsiones de crecimiento que se marcaron en 2008, cuando Nestlé decidió aumentar su inversión en África. En la última década, la compañía ha inyectado unos 1.000 millones de dólares en la región, con el objetivo de de duplicar su negocio cada tres años.

Pero la realidad es distinta. "No tenemos dinero suficiente para pagar las facturas cada mes. Con estos recortes esperamos poder alcanzar el break even el año que viene", indica al FT el directivo, quien reconoce que en los últimos tiempos han podido cubrir las nóminas y demás gastos a través de solicitar créditos a bancos locales y de las inyecciones que pedían a su matriz.

Una decisión, la de la retirada, que pone de manifiesto las dificultades que se encuentran las compañías extranjeras, incluso un gigante global como Nestlé, para expandirse en los mercados africanos, que están dominados por empresas familiares locales y donde predomina la venta de productos baratos adaptados a las necesidades de países específicos. Y es que la multinacional de sede suiza no es el único gigante global que se ha visto afectado por unas expectativas demasiado altas sobre el papel y unas condiciones demasiado duras sobre el terreno.

Por ejemplo, recientemente Coca-Cola, Cadbury y Eveready suprimieron por completo sus fábricas y los puestos de trabajo vinculados a ellas en Kenya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sus comentarios aqui:

Seguir en Facebook

TuMesaDeDinero

https://support.google.com/adsense/answer/6185995

Anuncios